El Cine Español y las subvenciones

El otro día el diario «La Razón» llevaba el siguiente titular a su portada: «Las subvenciones superan la recaudación», refiriéndose al denostado cine español.

El dinero que el Estado da a esta industria cultural es un eficaz argumento para meterse con nuestro cine. Y supongamos que tienen razón, al menos, en parte: supongamos que como negocio es un modelo absolutamente ineficiente. Supongamos que no todos los ciudadanos quieren que el dinero de todos vaya a parar a manos de unos titiriteros que jamás se levantan antes del mediodía y que cuentan historias de los siguientes géneros, «guerra civil con niño», «despertar sexual en el pueblo con mi prima», «parejas alienadas en la ciudad», «buenas gentes de barrio viven sabiamente», «insertar cualquier tema social aquí.» Supongamos que se hacen demasiadas películas y que muchas de ellas ni se estrenan, o están previamente financiadas antes de su explotación comercial.

Seré completamente honesta: sí, me parece que se financian demasiadas películas. Sí, me parece que muchas de ellas son malas. Pero… he aquí tres peros de importancia.

1. Yo me beneficié de ese caudal de dinero público a través del Premio de Medina del Campo. Si no fuera por ese galardón, yo no hubiera podido hacer mi corto. Sé perfectamente que ese no es un argumento válido para convencer a los escépticos, ni tiene ninguna trascendencia en el cosmos, pero del mismo modo que me dieron una oportunidad a mí, pueden acceder a esa oportunidad muchos realizadores jóvenes que son los cineastas del futuro, y no sólo ellos, sino todas las profesiones del audiovisual, un sector en auge que emplea a miles de personas, cada vez a más. Esa es nuestra cantera de artistas, técnicos, escritores, actores…

2. El cine español ha dado obras maestras, y lo ha hecho con apoyo público.

3. La cultura no es (únicamente) un negocio. La cultura no es un lujo. La cultura es indispensable en un país. Por lo tanto, si me preguntan a mí, a mí me parece bien que parte de los muchos impuestos que pago sirvan de apoyo al cine.

Por si esto no convence a nadie, aquí añado una lista de mis diez pelis españolas favoritas. Vale ya de complejos; el cine español es una de las cinematografías europeas más competitivas, y a los ?scars me remito.

Ahí van. No por orden de preferencia, sino al buen tuntún. Perdonadme la falta de rigor, pero es que soy un poco tirititera, y me gusta aburrir a todo el mundo con mis traumas infantiles, mis causas perdidas y mis recuerdos de la posguerra.

1. Viridiana, de Luis Buñuel.
2. La Buena Estrella, de Ricardo Franco.
3. El viaje a ninguna parte, de Fernando Fernán Gómez.
4. Los Lunes Al sol, de Fernando León de Aranoa.
5. El Día de la Bestia, de Álex de la Iglesia.
6. El Crack, de José Luis Garci.
7. El Desencanto, de Jaime Chávarri.
8. Atraco a las 3, de José María Forqué.
9. Volver, de Pedro Almodóvar.
10. Plácido, de Luis García Berlanga.

¿Quién se anima a sumar pelis para convencer al personal de que el cine español puede ser maravilloso?

19 thoughts on “El Cine Español y las subvenciones

  1. Fernando Galindo, un admirador, un amigo, un esclavo un siervo… genial! Yo añadiría «Intacto» de Fresnadillo, «Tesis», de Amenábar, «Smoking Room» de los dos pavos esos, y «Belle Epoque» de Trueba.

  2. Me encanta eso de «insertar tema social». Es que cada vez me cansa más ese prurito social de soy-estupendo-supercomprometido-pero-me-falta-imaginación.

    Hay tantas pelis magníficas: El extraño viaje, El verdugo, Plácido, Tesis, Mujeres al borde de un ataque de nervios, Belle epoque, La noche de los girasoles, Calle Mayor, La tía Tula, Tristana, Todo sobre mi madre,…

  3. Me sumo a las que comentáis y añado El año de las luces, En la ciudad, Muerte de un ciclista, Calabuig, Los otros, Barrio, Mar adentro, Ficción o Martin Hache, así a bote pronto.

  4. Coincido con «La tía Tula» de Picazo y «Tristana» de Don Luís, y subo «El bosque animado» de Cuerda, «La Vaquilla» de Berlanga «Padre Nuestro» de Regueiro, «El Sur» y»El espíritu de la colmena» de Erice», «El Jardín de las delicias» de Saura etc, etc…

  5. «Amantes», de Vicente Aranda, y «Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto», de Agustín Díaz Yanes.

  6. Por dar un poco de variedad voy a decir dos documentales relativamente actuales: «Qué tienes debajo del sombrero» (Lola Barrera e Iñaki Peñafiel) y «La leyenda del tiempo» (Isaki Lacuesta).

  7. Me encanta lo de «los dos pavos esos» del primer comentario. 😉

    A algunas de las ya dichas añado ‘Abre los ojos’, ‘El milagro de P. Tinto’, ‘Bienvenido, Mr. Marshall’, ‘La comunidad’ (la del anillo no, la otra) y ‘Los cronocrímenes’.

  8. Hola Ángela.
    Puestos a añadir alguna otra, vamos, que me animo; ahora me viene a la cabeza la estupenda (para mí) Furtivos, de Borau. Y también, por qué no, Arrebato de Zulueta. Oye, y Las Hurdes del Buñuel, que tampoco la habéis dicho y es spain.
    Un abrazo.

  9. A mi me gustaría añadir, a riesgo de perder el poco respeto que se me tiene, «muerte de un quinqui» y «al este del oeste». Y no hace falta que me expulsen, que ya me voy yo solico…

  10. «Casual day», de Max Lemke (el «Glengarry Glen Ross» patrio); «Bienvenido Mr. Marshall», del Maestro; «?pera prima», ópera prima de Trueba; «El laberinto del fauno» (sí, sí, es española); «¿Quién puede matar a un niño?», de Chicho Terrem… Ibáñez Serrador, y… ¡»Amanece que no es poco», por Dior!

    De las subvenciones, si quiere hablamos otro día, estimada Ángela (no estoy en contra, como ya comenté en la honorable casa del estimado Escrito Por, pero los criterios de otorgamiento, en fin…).

  11. Me parece vergonzoso que la gente no se acuerde del maravilloso cine español de los 70 con cracks como Ozores, Esteso o Pajares… Un poco más en serio yo añadiría El Bola. ¿Contamos Los Otros como española?

  12. Ángela, te has olvidado del género del cine español por excelencia: «Desvirgando a Ramallo», ese ángel púber, rubito y delicuescente.

  13. Hola. Estaría bien que alguna la vez la prensa se molestase en explicar como funcionan las subvenciones ya que como nadie las ha explicado nadie las entiende y se dedican siempre a despotricar sobre el cine español como si fuese la única industria que recibe subvenciones. En el artículo que mencionas y en otro similar en un periódico digital, los comentarios son demoledores. La mayoría de las películas con alguna importancia se hacen con la subvención de la tercera vía que no es más que un crédito blando que hay que devolver como casi todos los créditos. Como ningún periodista de este pais se ha molestado en contarlo la gente se piensa que son subvenciones a fondo perdido cuando esto no es así. Si alguno de vosotros es periodista estaría bien que lo investigara y por na vez se publicase algo que la gente no del cine pudiese entender en vez de quedarse siempre en los mismo: politizar el cine y posicionar a la industria del cine español como una panda de vagos que viven del estado

  14. Totalmente de acuerdo con bamako. Como si el cine fuera lo único que recibe subvenciones en España.

  15. Respecto a la bondad del cine español y las subvenciones, dice el teorema de los infinitos monos que si un número infinito de monos escribieran en una máquina de escribir durante un espacio de tiempo infinito, terminarían escribiendo alguna de las obras de Shakespeare o, aplicado al caso, creando Citizen Kane.

    No obstante, aceptando que el mecenazgo prácticamente ha muerto como concepto y que asumimos que el arte genera externalidades positivas fuera del mercado, es necesaria la figura de la subvención. Lo triste es que puesto que en la práctica el monopolio de las subvenciones lo tienen las Administraciones Públicas que, casi sin excepción, están gobernadas por cargos políticos, la adjudicación de las subvenciones sirve a los fines de los políticos de turno. Y esto último provoca que los subvencionados apoyan a los subvencionadores de manera pública y notoria, especialmente en periodo de elecciones…

    Concluyendo, si un sector de la prensa politiza el cine y posiciona la industria como un colectivo que vive del Estado, pues tiene razón puesto que por diseño es así. No obstante, también les pasaba a Miguel Ángel o Velázquez.

  16. Amigo Draper, entre los monos y Velázquez creo que la caterva seudointelectualoide del cine español se parece más a un montón de gusanos que se alimentan y cagan lo que encuentran por el suelo, como por ejemplo el putrefacto ideario comunista que inspira a estos llamados cineastas que a veces, por error, y lógicamente a fuerza de tantos intentos, hacen «hasta cine.»

    Si me preguntan a mí prefiero que pongan asientos de cuero en el metro antes que financiar la siguiente patochada del merluzo de turno.

  17. Yo pondría El Viaje a ninguna parte la primera.

    Creo que faltan algunas: El Verdugo, Los palomos, El extraño viaje, el Pisito y El cochecito.

    Coño, ahora que lo pienso, no es tan chungo el cine español…

  18. Adi, bienvenido. Me gusta tu gusto.

    Alfon, tendré que ver la Noche de los Girasoles. La pongo en mi lista.

    Ruth, grandes títulos.

    Gangsta, a mí Erice me requiere mucha concentración, pero el tío es un grande, está claro.

    Pequeño, me encantan también esos dos títulos.

    Escri, ¿dónde puedo ver esas cosas tan raruzas?

    Alberto, Furtivos y Arrebato son estupendas también. Arrebato yo no sé la de veces que la habré visto. Zulueta es un genio, qué pena que no haya hecho más cosas.

    Chorli, conocerte es quererte. ¡Entrañable!

    Grom, coincido contigo en casi todas sobre todo en ?pera Prima, casi me parece la mejor de Trueba.

    Fede, no sé qué decirte de «los otros», pero «El Bola» es un peliculón.

    Marisilla: ME PARTO CON RAMALLO

    Bamako y Pablo, muy de acuerdo.

    DDraper, yo conozco mucha gente que recibe subvenciones y no cogen una pancarta ni para resguardarse en un día de lluvia. O sea que los artistas son como los Pimientos de Padrón, unos se politizan y otros non.

    Vader, me encanta lo de los asientos de cuero en el metro.

    Yusted, esa peli es la bomba. Y las otras que dices también. Si es que nos olvidamos de que se han hecho grandes pelis aqui…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.