Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


La carpeta CHIP

Ya estoy de vuelta. Me fui a Piles con mi hija, los dos solos, y allí hemos estado, con una sola interrupción, el 23 de abril, que me fui a Barcelona a Sant Jordi.

¿Quieres saber cuántos libros firmé, a qué autor tuve que levantar de la silla, a qué autora le tire los tejos y con qué novelista nos pusimos a cantar flamenco en una caseta a ver si así por fin venían los lectores a que les firmáramos algo?

¿Sí? Bueno, pues te lo cuento mañana, en cuanto me recupere de las vacaciones.

 

Aquí está Anusca en la playa de Piles.

Fuimos en tren a Valencia, luego en el de Cercanías hasta Gandía y de allí en taxi a Piles, y nada más llegar nos tomamos una leche merengada con canela y un Cutty Sark con dos hielos.

Siempre he pensado que la primera obligación de una persona es aprender a entretenerse sola. Así me lo enseñaron a mí mis padres y así lo ha aprendido de mí mi hija.

Por eso Anusca y yo siempre nos vamos de vacaciones con un proyecto particular cada uno.

El de Anusca esta Semana Santa eran dos.

Por una parte, quería pintar unas cuantas piedras de río, de las más planas y pulidas, con colores brillantes y con caras y personajes. Luego las usamos como pisapapeles o las regalamos o las dejamos por ahí, que quedan muy bonitas encima de los libros.

Por otra parte, quería dibujar un plano de Piles y la contorná. Hacer mapas no es tan fácil como parece y le llevó mucho trabajo, muchas vueltas en bici para comprobar cosas, muchos borradores, muchos lápices de todos los colores para poner señales.

 El plano es por supuesto para uso de Anusca y sus amigas y señala cuál es el mejor sitio de la playa para bañarse, dónde hacen las tellinas más ricas, dónde se compran pulseras espectaculares por un euro, en qué acequia se puede jugar y hay ranas y cañas para fabricar armas, dónde está la pista para carreras de bici, por uno de los caminos que dan a la torre de guaita,  y docenas de informaciones vitales para las turistas de doce años.

Hubo que recorrer mucho en las bicis para encontrar los materiales (piedras, pinturas, cartulinas, reglas, etc.).

El mío era trabajar en el borrador de una novela que se me ha ocurrido. No sé por qué, pero me ha dado por escribir una novela de terror. Quizá porque el mundo al que al parecer nos hemos resignado me parece que sólo puede contarse como novela de terror.

Resultado: Anusca hizo su mapa y pintó sus piedras, mientras que yo apenas avancé en Razón de más. ?se es el título que he escrito en la carpeta donde guardo lo que llevo.

Trabajo siempre con tres carpetas: en una guardo lo que llevo y ahora pone Razón de más. La segunda, con el rótulo LEYENDA (cosas que hay que leer), contiene materiales que creo que me pueden servir: hojas que escribí sin saber para qué, recortes de periódico, manuales de instrucciones de aparatos, folletos turísticos, fotos, cosas apuntadas en servilletas, etc. La tercera está siempre rotulada como CHIP y es la que siempre llevo en la mochila. CHIP es Chapter in Progress (capítulo en marcha, vaya), y allí meto el capítulo en el que estoy trabajando y todo lo de LEYENDA que creo que me puede servir para ese capítulo. Cuando lo acabo, lo meto en la primera y en la misma carpeta CHIP me pongo a trabajar en el siguiente.

Escribo a mano o a máquina, de momento no en ordenador (que me parece una lata), así que puedo escribir en cualquier parte, trenes, bares, bancos de un parque, en la playa o en un vagón de metro.

Hace años me discipliné para utilizar el tiempo del que dispusiera. Antes no me ponía a escribir salvo que tuviera por delante dos o tres horas libres. Decidí que así no iba a ninguna parte y me eduqué para utilizar diez minutos si sólo tenía diez minutos. Desde entonces mis novelas están hechas de cuartos de hora, de los veinte minutos que hay que esperar a que tu chica esté lista para salir, de medias horas mientras desayuna mi hija, de ese rato que tarda en llegar el autobús.

En resumen: al volver llevo en CHIP el mismo capítulo con el que me monté en el tren hacia Valencia.

Aquí estoy en la playa, feliz, con mi bloc, mi carpeta CHIP y el libro que leí estas vacaciones (Oliver Twist, y por las noches las poesías de Keats).

Ya quisiera yo tener la constancia, los recursos, la imaginación y la discplina que pone mi hija en sus proyectos.

La casa de Piles es como un albergue de montaña, vamos todos los hermanos, cada uno coge lo que le apetece, pero luego lo repone, y así siempre encontramos al llegar cerveza, whisky, leche, arroz, pasta, latas, aceite, un paquete de tabaco en la estantería (junto a los libros que trajo el último visitante), condones en el cajón de la mesita de noche y papel de váter, porque ¿hay algo más enfurecedor que llegar de viaje y descubrir que no queda papel en el baño?

¿A que no?

Así que coincidimos un par de días, como suele suceder, con Maite, Natalia y Jimena. Y siempre, claro, una vez a la semana, o viene el tío Ramiro a Piles o vamos a comer con él a Valencia.

Esta es la tradicional paella con Ramiro en la Malva-Rosa, en su edición de esta Semana Santa:

Como el otro día puse una caricatura en la que no me parecía en nada, repito, no me parecía, le pedí a mi hija que me hiciera otra.

Este es el original:

Y así es como me dibujó Anusca:

 

¿A que está mucho mejor?

Mañana te cotilleó todo lo de Sant Jordi, si prometes no contárselo a nadie.

Comentarios (10)

Jesús Julioabril 26th, 2011 at 9:58

Soy de Valladolid y todos los años me marcho a sant jordi. Te vi por casualidad, no sabía que ibas a ir a firmar libros. Estabas junto a Fernadez Mallo a las 11 de la mañana en las casetas de fnac. Maldije mi mala suerte por no haber llevado Todo está perdonado. Solución: tenía un libro pendiente por comprar Sangre a borbotones. Sería ese el elegido para que me le firmases. Pero tengo un problema, que no aguanto a tanta gente junta, y aquello parecía un concierto de Bisbal. En las ramblas entre la muchedumbre, había un paisano con un cartel en catalán, que venía a decir más o menos que los barcelones molestaban a los turistas, o algo así. Bueno, una crítica a tanto turista; le di la razón, que ironía, si yo también soy turista.
Consiguí el libro en la central y me enteré que firmabas, luego, por la tarde a las seis. Bien, dije. Por cierto me lleve una bronca de mi mujer porque también compré las novelas de Sherlok Holmes y Suites imperiales, y para no cabrearla más tuve que dejer con pena el último de David Torres. Valientes nos adentramos mi mujer y yo en la jungla humana que eran las ramblas y sus alrededores. Y en qué hora. Agotados. Yo mladiciendo a toda la humanidad. Odiando al ser humano y su vil egoísmo… En definitiva, que estabamos tan cansados que al final nos marchamos sin haber conseguido que me firmaras el libro. Mala suerte. Otra vez será.
pd: Ahora estoy disfrutando de las aventuras de Carlos Cloten en Sangre a Borbotones. Eso sí, en libro sin firmar.

Carolabril 26th, 2011 at 11:46

Te dibujó como te ve con los ojos del corazón.
Yo me siento mirada así ahora más que nunca, aunque mi artista ya no usa lápices ni pinceles. El material es lo de menos.

Felicidades por tener quien te mire con tan buenos ojos.

lolailoabril 26th, 2011 at 13:41

¿No puedes relevar de qué va? Aunque sea una pista.. zombies y vampiros, golpes de Estado, revolución? ¿Acaso probarás a dejar de usar el humor como herramienta?

Bernardoabril 26th, 2011 at 14:36

Gracias por compartir tus hábitos de escritura, Rafael.
Tengo que leerme un libro tuyo ya, ¡pardiez!
Recomiéndame uno, por favor.
Muchas gracias.

Artur depunto Barbagliabril 26th, 2011 at 14:50

Yo por Sant Jordi enfurecí al saber demasiado tarde que firmaba usted libros. Me encontraba por Plaça Catalunya a ver si me firmaba Miguel Noguera pero la cola era de esas que te quitan las ganas de decirle la tontería y pa casa.

Me llamó 10 minutos antes de que usted terminara de firmar un amigo mío para decir-me que se encontraba usted en La Central de la calle Mallorca. Aquel mismo día me habían regalado Sangre a borbotones, el único regalo pedido, y hubiera sido fantástico poderle conocer después de tanto tiempo leyéndole. Y eso.

La próxima vez avise un poquito, leñe. Que escribe como si se sintiera pobre de lectores y ya ve, aquí tiene uno que el sábado estuvo horas gritando que “el puto Reig estaba firmando y yo sin enterarme”.

Por cierto, el libro por ahora me está entusiasmando. Un abrazo.

Más claro, aguaabril 26th, 2011 at 21:55

Yo estuve en Miranda. Mi única ocupación fue saludar a los amigos y trasegar con ellos zurracapotes varios. El día 23, en la calle de la Estación, habilitaron varias casetas para celebrar el Día del Libro. Compré unos cuantos ejemplares de “Todo está perdonado” y los regalé a quien sabía de antemano que les iba a gustar.

Al día siguiente me monté en un tren con un billete que decía: “Destino: rutina (hasta nueva orden”)…

;-)

hostal mi loliabril 28th, 2011 at 9:26

Creo que esta de terror te va salir muy bien,si necesitas ayuda me llamas porque yo soy terrorífica y entiendo del tema,¿te has dado cuenta que te pareces a Poe en la cara? eso es un buen augurio para tu novela.Besos.

Daniel Ruiz Garcíaabril 28th, 2011 at 7:35

En este retrato estás, decididamente, mucho mejor. En la otra parecías una persona con síndrome de Down. Vigila a tus retratistas, hay mucho hijoputa suelto con la mano fácil.

El fantasma de Jonesabril 28th, 2011 at 10:44

Con la mirada que te ha dibujado tu hija es con la que lees, y miras a los que quieres que es más benévola, pura e ingénua que la que utilizas para escribir, descreída, ácida, incisiva, escéptica y a veces cínica: una mirada para la ficción, que es lo mismo que tener unos ojos para sobrevivir en la realidad

Tu hija ha desvelado el secreto de Rafael Reig: que es un buen tipo

LPOabril 30th, 2011 at 22:42

Para tranquilizarte un poco he puesto una caricatura amistosa en mi web, ya sabes que con todo cariño, primo:

http://www.luisperezortiz.com/imagen/cult/1205.html

Un abrazo

Escribir un comentario

Tu comentario