Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


Cosmopolitas y cosmopaletos

Viendo estos días fotos de Miguel Delibes me llamó la atención una en la que salen Delibes y Josep Pla charlando, de pie, en mitad de ninguna parte, como si acabaran de encontrarse en un camino y se hubieran parado a echar un pitillo y hablar del tiempo.

Me convencí de que la única manera de protegerse es hacerse el paleto. Un poco o lo más posible.

Ahí están, en la foto, dos de los españoles mejor informados y más sabios, pero cómo disimulan, qué zorros.

Con su boina y su tabaco de liar, mirando de vez en cuando al horizonte como si quisieran averiguar, por la forma de las nubes, qué tiempo va a hacer mañana.

Parapetan su inteligencia tras una pantalla de astucia pueblerina. Disimulan su independencia como si no fuera más que cazurrería. Esconden su ironía bajo la apariencia de retranca aldeana.

Están a salvo.

Frente a la foto de estos dos, imagínate una foto parecida de los muy cosmopolitas y elegantes Pérez Reverte y Javier Marías, comentando sus viajes, lecturas y aventuras “por todo lo largo y ancho de este mundo“, como  decía el capitán Tan cuando quería impresionar a Valentina y a Locomotoro.

Cuando Marías le hablaba de Oxford y de Venecia y Pérez Reverte le decía con voz cavernosa: ¡Yo he cagado sangre en Eritrea!, el gran Locomotoro, con su boina calada, también se hacía el paleto, fingía asombro y decía:

-Mira, mira, ¡se me mueven los mofletes!

O imagina una foto de Elvira Lindo y Antonio Muñoz Molina, quejándose con amargura, nada más volver de la capital, Nueva York,  de que “en España” se habla en voz demasiado alta o que “en este país” no sabemos escuchar ni distinguimos matices.

O figúrate otra foto, de Fernández Mallo y Ray Loriga, comentando un plano del metro de Nueva York o contemplando absortos un mapa de carreteras Rand McNally, como si fueran a recibir una revelación de gran valor procedente de la I-95.

¿Te lo imaginas?

Para mear y no echar gota.

Ahora mira otra vez esa foto de los dos paletos, Delibes y Pla, de pie, hablando del tiempo y a punto de irse a tomar un vino, tan campantes.

¿Quiénes son los papanatas de campeonato?

Estoy convencido: hay que ser lo más paleto posible, es la única manera de protegerse de estos tristes tiempos.

No quisiera incurrir en el (manoseado) topos del “menosprecio de corte y alabanza de aldea“. No es eso. Se puede ser un cateto total, un paleto sin remedio, en pleno centro de Madrid.

Ejemplo: yo mismo.

Cada vez más paleto, para intentar al menos salvar los muebles de mi inteligencia y mi sensibilidad, tan devastadas de tanto correr mundo.

Ahora estoy aquí, en Piles, con Anusca.

Trabajo (lo que yo llamo trabajar), como siempre,  de cinco de la mañana a mediodía. A las doce nos vamos a la compra. Como ni Anusca ni yo conducimos, vamos en bici, con mochilas, por esos caminales entre huertos de naranjos.

 

Comemos y, después de la santa siesta, enredamos un poco.

A veces viene mi vecino Vincent y se pone a la guitarra a tocar algo de los Eagles. Luego me pone un CD de Bach.

-¿Lo ves? Son las mismas siete notas, es una recreación.

-Verlo puede que lo vea, pero oír, lo que se dice oír, no oigo nada. Vince, yo no tengo oído.

-Otra vez.

Y así hasta que me rindo:

-Vale, lo veo -le digo, por no discutir y porque mi vecino inglés vive aquí todo el año, como un Robert Graves, a salvo, haciéndose el paleto y cocinando con demasiado curry, así que seguro que tiene más razón que yo.

Luego nos vamos Anusca y yo, con cuadernos y libros, a tomar algo. Leemos (Nunca más está leyendo Anusca, que se la regaló el autor, el amigo Carlo Frabetti; yo, a Shakespeare), bebemos (horchata y whisky), hacemos dibujos, jugamos (con Barbies o al ajedrez) y a veces nos pedimos una de tellinas en el Gloriamar:

 

O un segundo whisky en la horchatería:

Así pasamos los días.

Por la noche, después de cenar, cada uno cogemos nuestra onza de chocolate (con leche y avellanas, Anusca; 85% de cacao, yo) para tomárnoslo en la cama, que es lo que más nos gusta del día: apoyar la cabeza en la almohada y cerrar los ojos mientras el chocolate se derrite en la boca.

De habitación a habitación nos decimos:

-¡Que sueñes chucherías! 

Así de paletos somos.

Comentarios (33)

Corte inglésabril 1st, 2010 at 6:43

Mmmmmm… No acabo de ver tan paleto eso de llevarse un libro de Shakespeare para leer en la cafetería.

yo mismaabril 1st, 2010 at 9:33

Hola, muuuuuy reketebuenos días!!!

Pues chico, me uno a la idea maravillosa y totalmente inteligente de unirse al referido grupo de paletos anónimos, o no tan anónimos -ya que si semos paletos, pue ezo, qué más nos da que la gente lo sepa-. En fin.. como casi ni nos vamos a enterar..

Pasáis vuestros días de un modo realmente envidiable (de buena y sana forma, eso de la envidia, off course). Nada: realmente envidiable.

Celebro vuestro whisky con horchata y mezcladito de lectura-juego compartido. También vuestras onzas de chocolate. Uuhhmmmmmm… delicioso. Casi logro imaginarme concretamente el gusto exquisito del alimento en cuestión.

Hasta es delicioso tener un vecino con semejantes y nada desdeñables características: tan genial y maravillosamente paleto. Of course. Me pido uno asín.

Así pues, me encanta todo en general, y como soy -y me honro- de ser muy paleta y muy buena persona -esto me imagino que será así, por que mi madre insiste en que así es…- pues disfruto de lo que cuentas sin problemas, sin malas y contaminadas envidias, y si éstas existieran, juro y perjuro que sólo lo harían en buena forma y manera- o sea se, de forma buena, noble, sin dobleces, y por supuesto, cómo no, paleta-.

Abrazos sinceros, y para lo bueno, tanto como para lo malo -por supuesto, por supuestísimo-: definitivamente paletos.

Muak!!!!!

Martin Habril 1st, 2010 at 9:41

Me lo imagino, Rafael, y no quisiera estar en su pellejo, sinceramente.
Así que dado el estado del cosmos hace bien en protegerse, pues nunca se sabe por dónde saltará la liebre.
En mi caso, desde que inicié el periplo sin salir de casa me llueven las indicaciones como es lógico: no puede ser provinciano, tiene que ser el mejor, ha de buscar padrinos pudientes?Yo ni caso, por un oído me entra y por otro me sale. No es menosprecio a la corte, válgame dios, que aquí en la aldea la cuota de Pérez & Revertes está más que cubierta. Es otra cosa. Se trata de una prioridad que me acompaña desde el principio, otro día se lo cuento. De momento vamos bien, aunque muy despacito y como empiecen a meterme prisa los mando a todos a tomar viento a la farola y me quedo tan ancho.
Les veo estupendamente (a Anusca y a usted)

Saludos.

el náuGrafoabril 1st, 2010 at 15:26

El “paleto universal” le llamaba Umbral a Pla, del que hay una serie de conferencias y una expo en el Centro Blanquerna de enfrente del CBA.
Saludos

gongiabril 1st, 2010 at 16:53

Da gusto leer a Rafael Reig. Te salva un poco, con su ironía , de la brutalidad, arrogancia y menosprecio de los que se creen superiores. Eso se ve mucho aquí ,en Madrid. ¿porque será? , cuestión de clases, supongo. Aquí miran por encima del hombro a los que venimos de fuera (no veas si tenemos otro acento u otro color )y en Londres ,miran por encima del hombro a los españolitos.

Aurora Pimentel Igeaabril 1st, 2010 at 17:43

Con permiso. Perdone, Sr. Reig… ¿es Vd. el de los artículos de ABCD? Creo que sí, si no lo es, perdone esto. Quería decirle nada más que me encantan, que aunque leía -poco- el ABCD antes (a veces es un poco tostonifero), desde que sé que alguien llamado Rafael Reig escribe, me llevo el ABCD al parque con un poco más de ganas.

En fin, que felicidades, y que lo del libro electrónico, por ejemplo, me hizo pensar mucho. Tié usté razón, que diría un castizo. Y lo de la novelística. Y otros. En fin. Que no lo deje, por favor. No sé los demás, pero yo le leo con mucho gusto, es de las alegrías del sábado (con la caña y otras, claro).

Atentamente (iba a ponerle esto en otra entrada suya, por un tema de discreción, no encuentro su correo, pero luego leyendo los comentarios me he dicho que ni hablar, que aquí, que se vea)

Aurora Pimentel Igea
(Guapa niña la suya, el chocolate, por Dios, siempre del negro, por supuesto)

anónimoabril 1st, 2010 at 18:49

Tú tampoco cuelas, chaval. Leer, aparte del blog de Reig no creo que leas mucho pues no veas cómo escribes, o eso o las fumatas que te pegas. ¿estás de guardia,no?

loli.abril 1st, 2010 at 19:56

Habeís entrado en un bucle espaciotemporal.

aliciaabril 1st, 2010 at 20:02

Yo lo del chocolate, exactamente lo mismo, lo hago por las mañanas, para animarme a salir…

anónimoabril 1st, 2010 at 21:06

“Es todo lo que va a sacar Vd. de la literatura: resacas y mal aliento.”
Juas, juas.
Hay veces que te amo, Elkita.

Jesusabril 1st, 2010 at 22:24

otro paleto que se va mañana al hayedo de tejera negra dormir en hotel de mil estrellas a media pensión. Menú: lata de sardinas, tortilla de patata y vino de 3 euros. Joder!! si por 25 euros puedo ir a Marrakech este puente, hacer otra muesca y decir que conozco el mundo musulman a fondo; ¡Qué he estado allí!

Anónimoabril 2nd, 2010 at 7:11

Efectivamente, al pringao le ha tocado la guardia y como Juan Palomo: yo me lo guiso y yo me lo como. menudo cuelgue tiene el chaval!

Depotrikatorabril 2nd, 2010 at 8:46

Y luego tenemos a los muy cosmopolitas periodistas reconvertidos en expertos en todo de las tertulias. Sí yo también prefiero ser paleto… Saludos

loli.abril 2nd, 2010 at 11:21

Que felicidad de vida la tuya,ten cuidado y protégete de las envidias,ya les gustaría a esos escritores que le gustan a la Elke ser la mitad de felices que tú. Lo único que no me gusta de tí es que no te des cuenta que Cuba es una dictadura. Salud.

Pombolitaabril 2nd, 2010 at 11:51

Yo paletos no les llamaría a ésos dos, la verdad.
Delibes, aunque no he tenido el gusto, me parece un gran señor, por su vida y por lo que escribió, discreto, sobrio…en fin, aunque habría que conocer la opinión de los que vivieron con él…
En cuanto a Pla, un escritor mágnifico, no ha conseguido nunca interesarme demasiado.
En su caso me parece un pobre hombre que se hacía el “paleto” en este caso el payés, una manera muy ampurdanesa de marcar la diferencia con los demás, de no mezclarse, propia de cierto tipo de hombre muy acomplejado, preferentemente por las féminas.
Despreciaba al mundo pero, en el fondo, le hubiera encantado no ser tan listo y si más bienplantado y cosmopolita.
?l eligió la boina, el lamparón y el desprecio a las mujeres pero estaba más sólo que la una…y, que conste que no soy una feminista furibunda, ni mucho menos.
Escribió muy bien, eso si.

patriciaabril 2nd, 2010 at 12:05

Sí, paleto. Pues cuando sea mayor quiero ser cosmopaleta, pero a este paso?qué le voy a hacer si yoooo nací en el Mediterráneo y además, rechacé una superoferta que me iba a procurar una vida cómoda por todo lo largo y ancho de este mundo (eso decía), así que no me queda más remedio que apretarme el cinturón (talla 36 y bajando). Ahora en lugar de turismo rural y cultural, subo al pueblo donde reside mi hermana y veo las procesiones (y me tomo unas cañas, por supuesto). Ya sé que no es Toledo, para qué nos vamos a engañar, pero procesiones al fin y al cabo. Lo que me fascina es la gente, Rafael.

Danzar con las palabras. Besos

http://www.youtube.com/watch?v=fZS8LN4R9rU

Anónimoabril 2nd, 2010 at 12:50

espelolo, ¿a quién le toca ahora? ¿al Loloya? qué pringao.

pascual quieraabril 2nd, 2010 at 22:35

Rafael, la has clavao!!!!
Y una cosa más, hay que ser paleto para ir a Nueva York!

Martaabril 3rd, 2010 at 23:19

Reig, tú sabes que me encanta Nueva York
Que me encanta desayunar café con churros, contigo y con Martín en el Colby
Que me encantas las alitas de pollo revenidas que nos tomamos Violeta, tú y yo en ese bareto pringoso donde quedamos hace días
Me encanta Madrid, que es paleta hasta decir basta. Y la Gran Vía, que es la calle más de pueblo de todo Madrid.
Me encanta que tomemos copas en el acme a media tarde de un viernes, como el otro día.
Me encanta ser de Lugo, y vivir en Chueca y marcharme a Nueva York cuando puedo a hacerme la ilusión de que me mezclo con la gente, porque en ciertas zonas hasta doy el pego. Todas cosas bastante paletas, como puedes ver.
Arriba los paletos. Arriba Delibes.

Y me encantaría que me prometieses que me darás una patada en la boca si alguna vez digo delante de ti que he cagado sangre en Eritrea. Por si las moscas, Rafael, querido.

el espejito mágicoabril 4th, 2010 at 22:42

Rafael, tengo una amiga que desde hace tiempo es aficionada a la fotografía, el caso es que de momento ya tiene su propia web, alguna exposición ha hecho, y está mirando la posibilidad de publicar un libro fotográfico. Te aseguro que son muy buenas, y creo que tiene talento. Te diría la web pero con todos los gusanos cibernéticos que tienes alojados en tu blog ni me atrevo. La cosa es que no sabe cómo hacer para informarse de cómo publicar un libro, de hecho trabaja en un laboratorio y no tiene nada que ver con ese mundo ¿tendría que ponerse en contacto directamente con las editoras? ¿cómo haría? Cuando me lo contó, pensé que podrías dar alguna idea.
Un saludo

Carlosabril 5th, 2010 at 8:12

Buena forma de pasar los días, sí señor, aunque eso de empezar a trabajar a las cinco?yo debería intentarlo a ver si de esa manera consigo adelantar algo pero sólo de pensarlo me da pereza. Pues nada que siga usted tan paleto.
Salud!

Pulitzerabril 5th, 2010 at 20:14

Buenísimo lo de M. Molina-Lindo -grandes exponentes del cosmopaletismo en manjatan, hay que escribirlo así para ellos- y Fdez Malló-Loriga –cosmopaletos invertidos, pues ellos ya vienen de vuelta, antes de que se inventara la ida..- Este país nuestro es para pensárselo, y mucho. El marketing cultural ha terminado con cualquier posible novedad real. Es cierto, lo mejor aqui es intentar ser algo paleto. A ser posible, paleto bien apadrinado, como todos los mentados.

Albertagosto 26th, 2010 at 7:03

No creo que seas un paleto. Alguien que elige Piles no es un paleto, es un tío listo. Yo prefiero Daimús, pero al fin y al cabo, son casi lo mismo.
Por otra parte, gracias por humillar a la gente que odio (Perez Reverte, Loriga, Elvira Lindo…). Puede que suene mezquino, pero muchas veces elijo mis lecturas por la misma razón.

carlosabril 14th, 2011 at 7:36

lo felicito. esos dos que viven en new york criticando a espana. y gracias a ser progres
han conseguido estar donde estan. ella inventado reportajes que no hace. el comentando sobre libros y muestras a las que nunca concurre. dos personas desagradables, pedantes, si las hay. ahora la dicha senora se permite escribir NO TE
CONTESTO. y en realidad lo que hace es contestar. pues ha dado usted en el clavo.
por una vez alguien escribe sobre estas dos personas. mediocres. porque senor son
mediocres en su escritura. no creo que a los espanoles les caracteriza la envidia.
para nada. ademas envidia de que dos personas vivan en new york???? que’ va.
nada los espanioles como todos tenemos lo positivo y lo negativo, por usar palabras.
espero se queden alla’ y no vuelvan nunca, pero nunca mas a mi querida espana. (no soy espanol)

miguel dalmauabril 19th, 2011 at 13:12

Cualquiera que conozca a Reig, aunque sólo de oídas, sabe que la envidia no es el combustible que mueve sus pasos. Pero en este país el verdadero debate individual brilla por su ausencia y hemos perdido definitivamente el sentido del humor, virtudes que a Reig le sobran. Saludos, Rafael. Las próximas tellinas te esperan en mallorca¡

Johnny Walkermayo 21st, 2011 at 19:10

Vaya, otro desconocido que quiere tener un minuto de gloria a base de insultar a personas que no conoce y a las cuales no les llega literariamente a la suela. En fin, Rafael Reig, síguelo intentando, infeliz.

P.S.: ¡Y no fumes ni liquides whiskys delante de una niña!. Así está la juventud.

CERONTISdiciembre 12th, 2011 at 13:40

ERES UN POCO CEPORRO RAFAEL, Y SOBRE TODO CON UN COMPLEJO DE INFERIORIDAD QUE SE VE A LEGUAS!!!

MCRSfebrero 13th, 2012 at 11:00

No te preocupes por tu aspiración a PALETO, créeme, has conseguido tu objetivo

Álvaro Rivero Alfonsoseptiembre 23rd, 2012 at 23:22

Rafa:

Discretamente he seguido tu carrera (cursus) pero ahora no puedo evitar decirte que me ha encantado la referencia locomotoril de nuestros programas de infancia…estoy casi de acuerdo contigo. Una pregunta ¿acabaste tu novela de 11 tomos?

Espero que sí, aunque aún in mente. Un saludo de Álvaro Rivero

rafaelreigseptiembre 24th, 2012 at 8:17

no, querido amigo, aún no la acabé. Un abrazo

rafaelreigseptiembre 24th, 2012 at 8:23

Por cierto, eres ?lvaro con “espíritu suave”, ¿verdad? Tengo muchas ganas de verte, amigo. Otro abrazo enorme enorme.

Alvaro Rivero Alfonsodiciembre 1st, 2013 at 15:12

Pues acabo de leer “Lo que no está escrito”, breve, me gustó mucho el juego con las dos (o tres) realidades

Mucho ánimo

Álvaro (con espíritu suave)

Alvaro Rivero Alfonsodiciembre 12th, 2013 at 21:36

Perdona por lo de Rafa, Rafael:

Tendrás que pixelar la cara de Ana, que de mayor te denunciará!!

Estoy con “Todo está perdonado”, pero a la mitad todavía…

Ya os contaré

Otra vez Álvaro

Escribir un comentario

Tu comentario