Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


Es peor todavía

Pues sí, escribo en ABCD, y muy a gusto, y me parece uno de los mejores suplementos literarios. De hecho, siempre lo he leído, mucho antes de escribir en él.

Hay quien no tiene criterio propio y juzga la calidad de la ropa, pongamos por caso, sólo por la etiqueta. Si es de Armani, es bueno.Si es de Zara, es malo. Incapaces de formarse una opinión con su propia cabeza, confían en las marcas. Eso les facilita la existencia. Este traje, ¿me gusta o no me gusta? Basta con mirar la etiqueta y ya está.

De igual modo hay quien no es capaz ni de leer ni de entender un escrito sin (mucha) ayuda, no digamos ya de formarse una opinión propia. Así que no tienen más remedio que juzgar por la etiqueta: si aparece en ABC, será reaccionario. Si lo firma Marías o alguien famoso, será bueno. Si vende muchos ejemplares, será de calidad. Si lo cita el presidente, será un buen poeta.

Para eso están las etiquetas, para facilitar la vida a esas personas que, por sí mismas, no podrían distinguir la lana del tergal ni a Javier Marías de Juan Benet.

Son personas intimidadas, con complejos, inseguras, llenas de pánico a meter la pata y decir que les gusta una chaqueta para que luego resulte que ha sido comprada en Zara. Menudo papelón, ¿verdad? El tipo de persona que no se atreve a andar sin muletas, no se vayan a tropezar y hacer el ridículo. Imagínate que un día dicen que les interesa una cosa que han leído y alguien les revela: eso lo escribió Pemán en el Arriba. Oh, Dios mío, qué gaffe tan imperdonable: ¡tierra, trágame! ¡Todo mi prestigio social y cultural se va al garete!

El mundo, ancho y ajeno, es demasiado inhóspito para esas personas. Sin mirar la etiqueta, si tuvieran que leer y pensar con su propia cabeza, su vida se convertiría en un infierno. Estos pantalones, ¿serán de buen gusto o propios de una boda de pueblo? ¿Cómo voy a saberlo yo si no sé cuánto cuestan? Esta novela, ¿será buena? ¿Me tomarán por mentecato si digo que me gusta? ¿Qué ha dicho de ella Bobelia, dónde está la etiqueta, para que por fin sepa lo que tengo que pensar? ¿Seré un hortera sin saberlo? No, imposible, porque mi ropa la compro en Armani.

Qué vida, si no hubiera etiquetas ni precio, ni tiendas de lujo y otras, en cambio, donde adquiere la muchedumbre esas ropas impresentables que usan ellos, con su característico mal gusto.

Yo llevo más de veinte años publicando y viviendo (más o menos) de mi Olivetti. Bueno, ahora de una Olympia que me regaló Chavi Azpeitia, una réplica de una Parker del 45 que me regaló Violeta y este ordenador Packard que cada día va peor.  La pluma es barata, menos de veinte euros, y la venden en una pequeña papelería que hay en Barceló, pero a mí me encanta y sé por mí mismo que escribe bien: no me hace falta que ponga Mont-Blanc en alguna parte. Me gusta tanto que es la tercera que me regala, porque una la perdí en un aeropuerto y otra por quitarme la ropa donde no debía.

Esa incapacidad para leer y formarse un criterio leyendo con tu propia cabeza, esa necesidad de ir corriendo a mirar la etiqueta para no meter la pata, a mí me inspira más compasión que otra cosa, para qué negarlo, así que se lo voy a poner todavía más fácil.

También fui columnista (hace años) de La Razón.  ¿Qué escribía? Lo mismo que ahora, pero da igual lo que dijera en los artículos, ¿para qué leer? Lo único importante es la etiqueta, porque, si no, hay quien es incapaz de orientarse.  ¡En La Razón!  Acabáramos. ¡Toma coherencia!

De nada, de nada. ¿A que así es más fácil?

¿Hace falta más?

Pues venga: también he escrito durante mucho tiempo en La Voz de Asturias.

No, perdón, eso es demasiado complicado para ciertas personas. Es como introducir el gris en un mundo en blanco y negro: ¡menudo lío!

Algo más a su alcance: ¡en la revista del Colegio de Registradores de la Propiedad! ¡Y cobrando! ¡Toma coherencia!

¿A que así es más sencillo todo?

Lo que haya escrito, por supuesto, da igual, porque nadie dice: antes escribías otras cosas, decías lo contrario. Eso no importa: sólo la etiqueta.

No hay que tomarse la molestia de leer y no lo aconsejo a esta clase de personas, porque se les complicarían mucho las cosas si tuvieran que formarse su propio criterio, en lugar de confiar en la etiqueta, que para eso está ¿no?

¿ABC? Qué va, peor todavía: ¡La Razón!

De nada. ¿A que así se quedan más a gusto?

Hay que ponérselo fácil.

Nunca he sido partidario de destrozar las ilusiones de los más pequeños, esos que aún creen en los Reyes Magos y en las etiquetas de la ropa.

¿Y si se traumatizan, eh?

Sí, por la cara que se te ha quedado ya veo que no me he explicado (no es que no lo hayas entendido):

aaaa

¿Quieres que te lo cuente otra vez?

Este era un rey que tenía tres hijas, las metió en tres botijas y las tapó con pez.

¿Quieres que te lo cuente otra vez? ¿O mejor te hago un dibujo sencillo?

Comentarios (64)

Bartlebyenero 21st, 2010 at 9:50

No entiendo esa actitud a la defensiva. A mi me parece de puta madre que escriba usté en el ABC

Dianaenero 21st, 2010 at 10:12

Pues a mí no. Es una cuestión de principios. Escribir en un diario cuya política es censurar y manipular la información (más que los otros, claro) me parece, como poco, indigno. Compartir plantilla con gentuza como Hermann Tertsch o Curri Valenzuela para mí sería vergonzoso. Un diario que da voz a deficientes mentales semejantes, sencillamente, no merece ser leído, auque entre sus plumas esté la tuya que ahí está totalmente fuera de lugar.

Aunque bien pensado, los buenos virus están programados para infiltrarse en el sistema. Quizás Rafael seas un buen virus en el sistema. Es una pena que jamás vaya a leer tus artículos en ABC, jamás les daría ni un duro a esos mediocres.

?scar Gómez Meraenero 21st, 2010 at 10:30

El abcd cuando sale? Los sábados?

Siga usted escribiendo donde sea, aunque sea en los folletos de publicidad del corte inglés, que yo le seguiré leyendo.

Muchas gracias.

?scar

Fridaenero 21st, 2010 at 10:40

Rafa, algún problema con “Bobelia”? Me parece una gran suplemento, y sobretodo uno de los poquísimos, por lo que es de agradecer.
Me lo aclaras?

Dick Turpinenero 21st, 2010 at 10:43

Me parece cojonudo lo que cuenta. Tengo 33 años, soy votante de IU o abstencionista (en la candidatura Almunia-Frutos). Mi primer periódico fue El Mundo (durante seis años), he leído con frecuencia a columnistas de La Razón, leo a diario a Ignacio Camacho y los titulares del ABC digital y, salvo muy pocas ocasiones, no he comprado El País, pues me parece el correaje más soberbio y efectivo del poder. En un plano más teórico-político, devoro a autores como Jünger o Schmitt, que me resultan mucho más estimulantes que Giddens o Innerarity. O sea, que ningún asco le hago al conservadurismo cuando éste tiene estilo o cuando es inteligente. Detesto además la tibieza socialdemócrata y me aburren los panfletos izquierdistas carentes de estilo y profundidad. En suma, después de más de quince años volcado en la lectura, puedo asegurarle que mi criterio se basa en algo más de lo que diga una marca o una recomendación canónica. De hecho, después de Corazón tan blanco no he leído nada más de Marías (así de cargante me pareció) y entre los autores españoles contemporáneos le frecuento a ud., a Gopegui, a Umbral, a Bolaño, a Enric González…

En definitiva, ni me escandaliza su entrada ni me reconozco en ella. Mi crítica, desde el reconocimiento, iba formulada con otro enfoque. Entiendo, como ud ha dicho, que la política, al igual que cualquier relación humana, se basa en el principio de la lucha por el poder. En el plano de la opinión pública no asistimos sino al intento polémico de apropiarse y definir del discurso político, de rellenar de sentido y en beneficio propio términos y valores como la sensatez, la responsabilidad, lo justo, etc. Pues bien, entiendo, como ud., que hasta la llegada de Público, en la prensa nacional, que no en internet ni en la regional, el monopolio práctico en este ámbito era de derechas y de centro-derecha. Lo más a la izquierda era El País, con sus noticias racistas sobre Latinoamérica. Comprenderá que cuando salió el diario de Roures, con Ortiz, con ud., con Escolar, etc., fue una bocanada saludable. Entendí que era una empresa, una iniciativa ciudadana imprescindible, aunque en el tiempo de campaña electoral se me hizo cuesta arriba seguir comprándolo.

Pues bien, cuando deciden prescindir de ud. en Opinión, decidí yo prescindir de Público, visto que era mi columnista favorito con diferencia, aunque empezase a creer que la fórmula de la carta con respuesta era ya reiterativa y estaba en vías de agotarse. Interpreté esa decisión de Monteira como una depuración ideológica en toda regla, y no acepté seguir comprando el periódico en esas condiciones.

Con el tiempo he seguido leyendo Público on-line. Y he comprobado que la línea de opinión sostenida sigue siendo un poco la misma. Hay un 40% más a la izquierda del SOE gubernamental y un 60%, ante todo en las noticias, que sirve de sustento al gobierno, principalmente dando caña en plan simplista al PP. Como en todos los casos hay que tragarse sapos, pues no existen –menos mal– periódicos ajustados al 100% al propio dogma y, además, ya tiene uno la oportunidad vía internet de leer a Enric González, Ignacio Camacho y Escudier sin comprar tres diarios, como hay que tragarse sapos, decía, si quieres comprar diarios, creo que la menor proporción de ellos la sigue dando, para alguien de izquierdas, el diario Público. Y entonces comencé a pensar que seguía siendo interesante apoyar con algunos euros semanales al diario que da voz a Pascual Serrano, Gerardo Pisarello, Rafael Escudero, etc.

En suma, empecé a pensar que no había habido esa depuración ideológica que pensé en un principio. Sigo creyendo que Público sería mejor con un Reig que hiciese lo que le viniese en gana que sin él. Pero comencé a creer que su marcha no era un episodio de censura encubierta. Al saber por Dani que había pasado a ABC para hacer exactamente lo mismo que le habían propuesto en Público, solo que la mitad de veces, pues, la verdad, me decepcioné y lo que había interpretado como un despido empecé a verlo como un abandono. Entendí que forma ud parte –y hay un buen número de cartas con respuesta que así lo testimonian– de esos miembros de la izquierda a los que les repugna más las timoratas posiciones del socioliberalismo que los férreos dogmas del conservadurismo. Entendí, en suma, que había dejado de dar su apoyo y su inteligencia a una causa que sigo creyendo necesaria, que es la de sostener un espacio de izquierdas en la opinión pública. De ahí vino mi decepción, que ni le afecta como autor ni merma mi reconocimiento por su actividad y sus ideas.

Un saludo afectuoso

Mª Doloresenero 21st, 2010 at 11:09

Esto es como el símbolo del TAO,el pez blanco con el ojo negro y el negro con el ojo blanco, a ver si lo pillaís de una vez,nada es totalmente blanco ni totalmente negro. A ver si soís inteligentes y lo pillaís. Enhorabuena,Reig,eres un héroe, viva tus cojones.

hugoenero 21st, 2010 at 11:21

A mí me parece acojonante que a un trabajador se le pida que su empresa sea de puta madre. Si fuéramos tan exigentes en todos los curros, al capitalismo le quedarían cuatro días naturales.

Frizzanteenero 21st, 2010 at 11:33

Pero, amor, qué te ocurre. Tranquilo. No pasa nada. Mientras que no acabes tomando copas con Hermann Tertsch en el Toni 2 no hay peligro. Lo digo por tu salud, claro. Te leeré allí donde vayas, amor.

Dick Turpinenero 21st, 2010 at 11:34

Desde luego yo no le pido a Reig que obligue a ABC dejar de ser lo que es. Y me parece estupendo que haya encontrado otro curro bien pronto. Pero lo que sí pienso, vistos los acontecimientos, es que Reig sí que fue algo severo e inflexible con Público –iniciativa que de perderse echaríamos de menos– para al final desembocar en ABC para hacer lo mismo que le proponían en Público. Si la severidad hubiese sido la misma, habría tenido que contestar a los de ABC: ‘ud me contrata como columnista de opinión o si no nada’

Más claro, aguaenero 21st, 2010 at 11:34

O sea, que se le critica a usted por escribir en ABC pero no se felicita a ABC por haberle fichado a usted como colaborador. Pues no lo entiendo.

Teniendo dos dedos de frente, el único peligro que le veo a leerle a usted (o a quien sea) en ABC es la grapa…

;-)

rafaelreigenero 21st, 2010 at 12:09

una precisión: no es “actitud a la defensiva”, lea usted los comentarios al post anterior y comprobará que es una simple respuesta.
Turpin: no voy a volver a contar lo mismo. Yo no le dije a Público (ni a ABC) “ud. me contrata como columnista de opinión o si no nada”. Yo fui el primer jefe de opinión de público, diseñé (junto con otros) la sección, y cuando dejé de serlo seguí como columnista, siempre en opinión. Ya estaba contratado como columnista de opinión, no sé si percibe la diferencia, no en cultura. Con el nuevo director, se me forzaba a dejar de escribir artículos de opinión. Es decir, a no poder hacer aquello para lo que había sido contatado. Una decisión ya tomada sin la menor consulta previa conmigo. Puesto que ofrecí rebajar mi sueldo exactamente a la mitad, no era cuestión de dinero. Ante esta situación dije no. ¿Usted no lo habría hecho? Pues yo sí. Expulsado de la sección en la que trabajaba por razones que yo interpreté como censura, decidí irme. ¿Apoyar la causa y tal y cual? A mí me pareció que hubiera sido lavarle la cara al periódico. ¿Que usted sigue pensando que mis decisiones son equivocadas, interesadas, idiotas o cobardes? Pues tan amigos, sus opiniones son suyas y puede exponerlas aquí cuando, como y con la extensión que quiera. Lo que ya no me parece bien es que distorsione los hechos, como me parece que está haciendo. Si me hubieran echado de opinión y me hubieran ofrecido un puesto de fontanero o de consejero delegado, le aseguro que también me habría ido “para hacer exactamente lo mismo” en otro sitio.
En cuanto a Babelia (si Bobelia no le gusta, Frida), no, ningún problema. Lo leo y tengo buenos amigos que escriben allí.

Príncipe de ArroyoLucheenero 21st, 2010 at 12:16

Muchos de los que han comentado su artículo no han tocado en su vida el ABC cultural, todas esas críticas, entonces, son vacuas.
Siempre me he considerado, aunque crítico -porque quien diga a todo que sí si lo dice el partido, la religión, o la moda, será siempre un autómata-, más cercano a la izquierda que a otras idea de entender la poítica, además de votante de IU hasta que cesó don Francisco Frutos. Y desde hace más de diez años soy fiel, más que a un partido o ideología, al abc cultural.
Es un suplemento no vinculado a línea editorial del periódico, abierto desde siempre a firmas de diversa índole: izquierdas, derechas, liberales, anarqustas, conservadores, castos, perversos, independientes, abrazafarolas, gamusinos, etcétera. El mismo diario abc, en sus tribunas abiertas, ha ofrecido espacio, recuerdo que en los 80, a gentes como Marcelino Camacho y Miguel Delibes, repetidas veces, no como hechos aislados.
En el País escribe Mario Vargas Llosa, que no es precisamente un rojazo, en sus fabulosas novelas hace alegatos neoliberales sin perder un ápice de calidad. Lean si no, Los cuadernos de Don Rigoberto.
En La Razón son habituales en la sección de cultura algunos profesores míos que no son precisamente de derechas, como Jorge Urrutia y César Antonio Molina, sí, el ministro socialista.
Según parece, también, escribir en el Babelia tiene un invonveniente: al ser un suplemento más ligero, los artículos están limitados en número de palabras. Y pagan peor en El País que en El Mundo -buen cultural, también- y en el abc.
A mí me han llamado facha por llevar el mundo y rojodemierda por llevar el país,, pero yo he leído el cuento del borriquillo.
Lean, miren, oigan de todo, y de todos los medios, escuchen ante todo a quien no piensan como ustedes: ¿tan débiles son sus ideas que temen un cambio?
Le dedicaré un bonito cuento, don Rafael, sacado del libro de El Conde Lucanor, tratado de sapiencia escrito por Don Juan Manuel -no, no JuanManuel de Prada-.
Un anciano y un niño van con un burro.
Pasan por un pueblo y se mofan de ellos:
-Mirad, tienen un burro, los tontos, y van por los caminos a pie.
Se montan los dos en el burro y pasan por otro pueblo, donde esta vez les increpan:
-¡Pobre burro, le van a matar con tanto peso!
Se baja el abuelete y cruzan una aldea, donde también se les echan encima:
-¡Qué vergüenza, el niño que es joven en el burro y el pobre anciano fatigándose a pie!
Baja el niño, sube el viejo, y ahí no acaba la polémica. en otro pueblo les gritan:
-¡Qué poca caridad, a un niño hacerle andar mientras usted va en el burro!
Esto es así, haga lo que haga, siempre será criticado, sobre todo siendo conocido. Y luego la gente, que no sin saber de lo que habla comenta alegremente: lo mismo el abuelo tiene reuma, el niño gripe galopante, el burro es campeón de aguantar alforjas.
¿Que cómo acaba el cuento? Pues se le suben el niño y el abuelo y así, de paseíto cargando al animalote. Eso es lo que suele pasar cuando se hace demasiado caso a lo que digan los demás.
Buenos días, tengan todos, tirios y troyanos.

Nynaeveenero 21st, 2010 at 13:42

¿Algún enlace? La verdad es que ni siquiera sabía que existiera y en el enlace de arriba no te veo O_o.

Y aunque tú seas una de “esas marcas” que yo sigo, no te preocupes, no siempre me gusta todo lo que dices, aunque siempre consigues que piense ;-)

Danienero 21st, 2010 at 14:23

Rafael, no estoy seguro de si hubo alguna alusión a lo que dije acerca de sus críticas a Marías, y de hecho creo q no me expresé bien del todo. Totalmente de acuerdo en todo lo que expones ahí arriba, pero tachar la literatura de otro escrito como vomitiva (hay que provocarse el vómito, llamar a Toxicología..), aunque fuera por seguir el juego de los prospectos medicinales, me pareció demasiado atrevido en las formas: sólo en las formas.
Precisamente esa es una de las cosas que no compartía contigo en las columnas que hacías en Público, las maneras en que te enfrentabas al lector; pienso que a veces para transmitir el mismo mensaje, no es malo echar algo más de mano a la sutileza con quienes leen y escriben al diario, aunque sea con alguien que por ejemplo, diga que Dios existe porque tiene nombre, sin convertirlo en una burla directa hacia la interlocutora. De igual modo, decirte que no estuve de acuerdo en tantas otras opiniones que exponías, pero soy consciente de todo lo que he aprendido leyéndote, y eso es impagable. Nada más (no todo va a ser alabanzas).

También decirte que todo eso último que has escrito en respuesta a Dick no hubiera estado nada mal añadirlo arriba, en el post del día de hoy. Es exactamente así como interpreté tu salida del periódico.

Y menos mal que no te han visto por ejemplo en el programa de Noches Blancas en Telemadrid: lo que dirían para rematar. Yo sí lo vi: por suerte, ya que no soy de tanta tv. Lo que no entiendo es cómo echan este tipo de cosas a las tantas de la madrugada, cuando casi nadie lo puede ver. Decirte al respecto que me pareció aberrante el que el tipo que tenías enfrente le limpiara las botas al presentador durante unos 5 minutos para luego despacharos al resto con esas prisas. Una sugerencia: ¿por qué no nos cuentas un poco tu opinión acerca del libro de Soseki, ese que ibas a tirar al cajón y que a base de tanta insistencia te convencieron por leer (si lo hiciste)? Me gustaría tener tu opinión, y si es as través de tu reciente sección en el ABC, mejor que mejor.

Y una consulta, porque he tratado de buscarlo y nada, ¿en qué fuentes te informaste acerca de esas declaraciones que supuestamente dijeron los controladores: ??si se supiera lo que de verdad gano, mi vida correría peligro??

Danienero 21st, 2010 at 14:54

Ups! Bueno, cuando dije que es así como lo interpreté, me doy cuenta de que es como lo contaste desde el principio.

Aquiles Solisenero 21st, 2010 at 15:33

Me parece interesante el tema de las etiquetas, la formación de la opinión propia y las opiniones propagadas desde los medios que representan oficialmente cada corriente.

Sin embargo, las etiquetas son útiles y necesarias. Dos ejemplos:
- yo me autocalifico de “rojo -de mierda-”. Porque me resulta muy complicado (y extenso) explicar mi opinión concreta sobre el capitalismo, los patriotismos o nacionalismos, la inmigración, la pena de muerte, la sanidad pública, etc. etc.. Es una etiqueta útil.
- la revista “Letras libres” me parece reaccionaria. No me lo ha dicho nadie pero compré dos números el año pasado y yo mismo le puse la etiqueta de “reaccionara facha”. No tengo nada contra sus colaboradores, editores, publicistas, etc. simplemente le he puesto una etiqueta que me recuerda que no necesito volver a comprarla todos los meses para formarme una opinión sobre cada número.

En resumen, no tengo prejuicios hacia ABCD (que he hojeado tres veces en mi vida) ni contra el autor del blog (que sigo habitualmente) pero a mí las etiquetas me parecen útiles.

mi opinión

vixenteenero 21st, 2010 at 18:20

joer Rafa vaya rollo para justificar que tienes facturas y unos gastos fijos de 3000 euros todos los meses y hay que pagarlos. Si es lo que hacemos todos, yo trabajo en un broker y odio la bolsa, yo lo justificaba diciendo como la canción de Cohen me condenaron a 30 años de aburrimiento por intentar cargame el sistema desde dentro.
saludejos y que te diviertas en tu nueva etapa, lo mismo hasta compro el ABC y así aparte de a ti puedo leer a algún “español” de verdad.

raposaenero 21st, 2010 at 18:33

Cada uno se gana la vida como mejor puede

Periquitoenero 21st, 2010 at 19:00

Escrito por Diana, moza de principios I-N-A-M-O-V-I-B-L-E-S, como el Movimiento:

Pues a mí no. Es una cuestión de principios. Escribir en un diario cuya política es censurar y manipular la información (más que los otros, claro) me parece, como poco, indigno. Compartir plantilla con gentuza como Hermann Tertsch o Curri Valenzuela para mí sería vergonzoso. Un diario que da voz a deficientes mentales semejantes, sencillamente, no merece ser leído, auque entre sus plumas esté la tuya que ahí está totalmente fuera de lugar.

Aunque bien pensado, los buenos virus están programados para infiltrarse en el sistema. Quizás Rafael seas un buen virus en el sistema. Es una pena que jamás vaya a leer tus artículos en ABC, jamás les daría ni un duro a esos mediocres.

*****
¿Por qué son “gentuza” Terscht o Valenzuela? ¿Porque no piensan como tú, amor? ¿Por qué son “deficientes mentales”? ¿Porque barruntas que no votan tan limpio como tú? ¿Por qué está fuera de lugar la firma de Reig en cualquier periódico, revista o cultural que se ofrece libremente al público para que éste la compre o no? ¿Porque tú, etiquetadora compulsiva, vas poniendo fronteras entre lo que está bien y lo que está mal, entre lo que tiene derecho a existir y lo que no tiene derecho a existir? ¿Por qué tu visión crítica de la vida se reduce a la tosca necesidad de que un virus corroa el sistema? ¿Porque eres una resentida incapaz de ver más allá de las anteojeras primitivas que llevas puesta?

Pues viva la libertad de expresión, viva el derecho de cada cual a elegir lo que lee o el sitio donde publica y viva la vida sin etiquetas. Medita, Diana, mmmmmm, serénate, mmmmmm, la vida es bella y breve, mmmmm, quizás algún día consigas disfrutar con algo que no lleve denominación de origen.

el náuGrafoenero 21st, 2010 at 20:23

Enhorabuena, ABCD es para mí, desde hace años, el mejor suplemento cultural español (y catalán, ‘Culturas’ me parece una esnobada que solo los catalanes pueden hacer).

http://blogs.periodistadigital.com/elnaufrago.php/2005/12/03/p5415#more5415

De cuándo escribia en Periodista Digital, jajaja, por ahí si que no paso, ya. (Guiño a su post de hoy)

Y vamos, que tienen buenas firmas, Andrés Ibañez, JLGM, Rodgz Rivero ya no está pero vamos, que con su advenimiento me lo compraré más a menudo. El Babelia esta mu mu denso y poco atractivo, como siempre, es una pena, pero es así.

Suerte.

Danienero 21st, 2010 at 20:45

Algo más. No sé si os habéis dado cuenta, pero tanto en su última carta con respuesta como el primero artículo en el ABCD hizo su guiño al comunismo: sí, a través de un suplemento de cultura también se puede hablar desde la posición e ideología que uno tenga (que es lo que imagino y deseo que hagas); como en los libros, como en ??Sangre a Borbotones?? o el texto apócrifo ??Autobiografía de Marilyn Monroe??, que son los que me leí.

http://www.ambitocultural.es/ambitocultural/portal.do?IDM=6&NM=2&identificador=93

Si me respondes esa consultilla de antes (o alguien que lo sepa) te lo agradezco.

Manuelenero 21st, 2010 at 23:40

Lo que queda claro es que el ejercicio de renunciar, de despreciar -¿porqué no?-, en el sentido de no aceptar lo que de buena gana no se aceptaría en otras circunstancias, es el más raro de los lujos en esta sociedad del “sálvese quien pueda”. “Hay argumentos para todo” como dice un amigo político. Por cierto, los partidos políticos también son marcas. Y también están llenos de anómalos que no pueden o no tienen el suficiente corage -”honestidad” !qué palabra tan antigua!- para salir de un espacio cuyo ideario y directrices, en el fondo, muy en el fondo, no comparten.

Katyenero 22nd, 2010 at 7:17

El que la lleva la entiende (dice mi madre). Enhorabuena.
A mí tampoco me gusta quitar la ilusión a los más pequeños. Todo lo contrario. Más que nada por lo del zulo y eso.
Yo sé otro de un rey que tenía cuatro hijas?

Beso.

José Luisenero 22nd, 2010 at 11:39

Rafael Reig no tenía obligación alguna de excusarse por escribir en el cultural de ABC. Al fin y al cabo cualquiera debe entender que es mejor escribir (aunque sea en el ABC) y tener unos ingresos que andar robando casettes de coche para ganarse el pan. Pero, además, es que el suplemento de ABC es una digna publicación.

Me resulta insufrible como lector, cada vez que caiga un texto en mis manos, que haya de pasar por un severo escrutinio ideológico tanto al autor como al medio que lo difunde. Sobre todo porque, a fin de cuentas, la literatura o el periodismo (y la vida) es una cuestión de estilo: o es bueno o es malo. Y las editoras, mal que les pese, así lo asumen: de hecho Reig está al servicio de una empresa ajena a su ideal, según su explicación.

Y de cualquier manera, entre quienes censuran la posición de Reig, ¿cuántos podrían asegurar que curran en un sitio en armonía de principios y reivindicaciones de liberté, fraternité y egalité con su jefe? Porque, lo que es a mi, en mi puta vida laboral me han preguntado siquiera si me mola el café con o sin leche.

Tal vez haríamos un bien al periodismo si nos decantásemos por la calidad más que por la afinidad. Diatribas, comecocos y libelos no quedarían abolidos pero, al menos,
nos garantizaríamos un cierto grado de recreo en su lectura.

Sin embargo, se acepta la disculpa (subyacente) de Rafael Reig, con tal de dar pie a tantos comentarios formalmente brillantes. Véase el de Dick Turpin.

eloienero 22nd, 2010 at 13:24

el mejor periodista de los ultimos años en España para mi gusto fue Javier Ortiz. Muchos todavia estamos llorando su pérdida. Era un tio de izquierdas, izquierdas. Y un profesional.
Y fue el subdirector del El Mundo.

El problema de escribir en La Razon es que a mi no me apetece adentrarme en las columnas de opinon de la Razon a ver si se les ha ocurrido meter algo no sectario. Asi que es mas dificil llegar a cierto público.

Y en cuanto al suplemento literario del ABC, quizas haya gente que escriba por lo que vale y otros por colegueo. No lo se, y si algun dia (intuyo que en alguna consulta del dentista o algo asi) llega a mis manos le echaré un vistazo.
El otro suplemento del grupo ABC, El Semanal, tiene de columnistas a Reverte (gran columnista) y a Carlos Herrera y Prada (ni un solo articulo que les haya leido, me ha parecido interesante ni meritorio literariamente).

vixenteenero 22nd, 2010 at 14:10

Muy oportuno señor McClure efectivamente a los intermediarios de bolsa se les llama brokers, y a las empresas que en general viven de la intermediación entre la bolsa y los clientes brokerage firms. Aunque en España lo habitual para no parecer el típico enrollado que dice business plan o break even solemos referirnos a nuestra empresa como broker de bolsa pero bueno que es lo de menos, lo importante es que Rafa ha encontrado curro en un empresa de comunicación, exactamente el grupo Vocento y de ese modo podrá seguir entreteniendonos con sus escirtos y siendo tan simpatico y salado.

helenaenero 22nd, 2010 at 16:14

jajaja grande Rafael! Mientras seas capaz de decidir lo que quieres escribir sin que te lo dicten, y encima vivir de eso, me seguirás dando envidia (de la buena). Eres un tío coherente y genial, lo que hiciste con Público te honra, y no sé cómo pueden seguir dudando de tu libertad a la hora de escribir, sea en el súper-progre Público (que me río un kilo), en la Razón o donde sea. Suerte que tienen sus lectores de poderte leer!!! No nos abandones tanto en el blog y espero que estés curado del todo. Besos de la que te criticó por anunciar El Corte Inglés ;)

Henryenero 22nd, 2010 at 16:43

Aún diría más que el tal Troy Mc Clure:

“me gusta el olor del napalm en la mañana”

Dick Turpinenero 22nd, 2010 at 17:21

Comoquiera que mis comentarios han sido polémicos, querría dejar aclarados algunos extremos, que hacen que no me sienta concernido ni por el post de Rafael, como aseguré anteriormente, ni por los sucesivos comentarios, que parecen apuntar y disparar a un fantasma.

1) Me parece estupendo que Rafael trabaje en ABCD, que haya escrito en El Mundo y que haya opinado en La Razón. Yo fui comprador de El Mundo un buen porrón de años porque Ortiz y Boyero me parecían indispensables, aunque después se me indigestase el resto. Y no sólo me parece bien, sino que celebro sinceramente que siga contando con una plataforma digna para escribir con frecuencia, ganar sus perras y hacernos disfrutar con sus textos. No soy sectario en mis lecturas, y del mismo modo que leo a diario ABC digital, por disfrutar del centrista liberal Ignacio Camacho, también me acerco a Público, aunque allí se viertan opiniones socioliberales que rechazo.

2) Sigo considerando un desacierto nefasto haber colocado a Rafael en la disyuntiva de pasar forzosamente a Cultura o dejar el periódico. Creo, y sigo creyendo, que el principal perjudicado de tal decisión ha sido Público y comprendo que Rafael no aceptase esa política de hechos consumados. Ni idiota, ni cobarde me pareció su decisión; antes al contrario, la consideré honesta, arrojada y valiente. Y para secundarla desde la humildad del lector al que le roban su articulista favorito dejé de comprar Público.

3) Si bien en un comienzo interpreté la política de Monteira como un acto de depuración ideológica, después de comprobar que la línea ideológica de Público se mantenía empecé a cuestionar esa visión. Otra cosa hubiese pasado si por ‘azar’ hubiesen comenzado a prescindir también de Rosa, Escudier, Navarro, Fernández Liria, Amirian, etc. Pero al continuar estas firmas a la izquierda del PSOE se me hizo cada vez más inverosímil la interpretación de la censura.

4) Desde luego, ud cuenta con todos los datos y su versión es más afinada y tiene más crédito que la mía. Pero nada he visto en ella que contradiga otra posible versión, una versión que tiene en cuenta que la carta con respuesta estaba en vías de agotarse, que era reiterativa en sus diatribas, que en demasiadas ocasiones era poco cortés con el remitente y que ud. había suscrito una excelente sucesión de artículos en verano sobre los libros de su vida, en la cual, por cierto, seguía tronando –y bien que me parece– contra los Solanas conversos y aguerridos y demás miserias socialistas. Dadas estas circunstancias, tampoco es una barbaridad que el director le plantease, en mejora del periódico, pasar a cultura para que dejase opinión. Lo inaceptable, desde luego, es que se lo plantease como un hecho consumado. El argumento de los compartimentos estancos –’estaba en opinión, y no admito que me destituyan y me trasladen forzosamente a otra sección’, viene ud. a sostener– no me llega a convencer, ya que hubiera seguido formando parte del mismo periódico y, al fin y al cabo, opinando sobre lo que le pareciera.

5) Por eso, después de que esta segunda versión se me haga cada vez más verosímil, y tras comprobar que Público desempeña todavía una función política necesaria, esa misma que ud señalaba en su primer aniversario, pues, qué quiere que le diga, me decepcionó políticamente que haya pasado a ABC para hacer exactamente lo mismo que lo que le propusieron en Público: escribir sobre libros. Creo que con razón ud se opuso con orgullo a la decisión del director, pero creo también que, desde el punto de vista estratégico y político, la desembocadura final de los acontecimientos no ha sido, bajo mi punto de vista, la más feliz.

6) Y creo también que en ello juega una predisposición ideológica suya, que yo mismo he tenido durante muchos años hasta Aznar, consistente en una alergia insuperable a la tibieza timorata socialdemócrata, visible en Público, y una tolerancia relativa a la caspa conservadora, hegemónica en ABC. Ya le digo, hasta mi propio padre, militante del PCE en la clandestinidad y político de IU hasta la actualidad, cuenta con dicha tendencia, en parte por haber sufrido en sus carnes la hegemonía socialista en Andalucía. Yo, que acaso represente ahí a otra generación, no la comparto y la creo políticamente contraproducente.

7) Todo lo cual no quita, y vuelvo a insistir en ello, que le reconozca y admire como escritor y que celebre que ud siga escribiendo sea donde sea. Tanto es así que actualmente leo Fortunata y Jacinta porque una opinión suya me disuadió a hacerlo, y mi pareja lee encantada, y con más fortuna que yo, pues Galdós no me entusiasma, la saga de ?mile Zola, precisamente también por consejo suyo. Así que, estimado Rafael y estimados comentadores, no confundamos la expresión de una decepción política creo que legítima con la enmienda a la totalidad de un autor a quien tengo en alta consideración.

danienero 22nd, 2010 at 17:34

Oootra cosa mas (q no acabo):
??De igual modo hay quien no es capaz ni de leer ni de entender un escrito sin (mucha) ayuda, no digamos ya de formarse una opinión propia?

Sí, reconozco mis errores (de vez en cuando, como todos), y admito que en esto soy otro de los que se sienten aludidos (y esta vez, en mi opinión, con razón), y sería lo correcto decirlo aquí, pues me doy cuenta de q algunas dudas q tenía con respecto a alguna columna tuya y q copié, partían de la base de no haber comprendido bien lo q querías transmitir, o de haberte leído al pie de la letra por así decirlo. Soy consciente. Y reconozco q en ciertas cosas tengo tantas dudas que me cueste enormemente formar una opinión concreta sin dejar de ver relativismos y pros y contras por todos lados, pero estoy en ello, te lo aseguro.

Sólo insisto, menos humos por favor, q tampoco es para ponerse así… Y muchos de los que escribimos no decimos las cosas con maldad.

Por otro lado, supongo (y es eso, sólo una suposición) que eras consciente de la que se iba a armar cuando nos enteráramos, y de ahí que te lo guardaras en silencio estos días, para limitarte a responder un ??si, trabajo para el ABCD?? (y no dedicarle un post completo como cuando comenzaste en Público, por lo que he leído ?? a priori, me refiero, no a posteriori). Creo que hasta lo mismo, de haberlo querido hacer, hubieras podido escribir todo esto desde el mismo momento de q te contrataran, intuyendo (fácilmente) cómo algunos interpretarían este nuevo paso (que no digo que lo hayas hecho, ni mucho menos).

danienero 22nd, 2010 at 18:44

Para Dick. Quizá con esto estemos alargando mucho el tema, pero en lo que yo discrepo contigo es en que por haber salido un columnista (de entre tantos) de un periódico, no creo q sea tampoco razón para no comprarlo nunca más, excepto por el primitivo arrebato que nos pudiera dar cuando nos enteráramos de la noticia.

Es así como funciona todo, y los medios de comunicación al fin y al cabo son empresas que tienen sus intereses en un una economía de mercado, movidas principalmente por la publicidad. Pensamos que nos venden la información, cuando en realidad somos nosotros lo que somos vendidos a los publicistas, que generan la mayor partida de beneficios. ¿A los bancos, por poner un ejemplo, crees q les pueden hacer mucha gracia pagar mucha pata por publicitarse en un periódico en el que se hace un llamamiento por alguno de sus colaboradores al comunismo, o que simple y llanamente escriben alto y claro desde esa posición ideológica? ¿piensan que quienes van a leer su publicidad va a ser clientes en potencia de aquello que publicitan? Pero no es sólo Público. ¿Ya no compras Público y sí otros periódicos, cuando esos otros periódicos habrían hecho exactamente lo mismo, incluso mucho antes de que pasaran dos años? No la encuentro una decisión muy acertada. Y aparte del contraste constructivo que puedas hacer de un periódico a otro, ¿te sientes más identificado con las opiniones (sobre política) del ABC o La Razón o con las de Público, aunque ya no esté Reig en sus filas? Por lo que cuentas, está claro que no, por lo que me parece un poco más de arrebato que de una decisión bien fundada el no comprar nunca más ese periódico.

También dices que se te hizo más inverosímil la teoría de la censura porque otros columnistas de izquierdas siguen en el periódico y no les han echado. Según tú, es que si hubiera habido censura, ¿se tenían que cargar a todos los que fueran de izquierdas? De hecho, ¿puedes comparar el contenido de las columnas de Amirian o Isaac, con las de Reig sin notar apenas una gran diferencia? Rafael hablaba siempre y cuando podía, desde el comunismo; directo, alto y claro: ¿si lo que queréis es izquierda, qué coño hacéis votando al psoe? Lo que trataba a mi forma de ver (él lo sabrá mejor que yo), es de hacer un llamamiento, de movilizar a la gente de izquierdas para que no se quedaran estancados en el conformismo del psoe, otro partido de derechas, por tal de que no ganara el pp, de que vieran a iu como algo real, palpable, que estaba ahí. Que a veces lo decía de un modo demasiado burlesco y a algunos no nos hiciera eso mucha gracia, cierto, pero si fuera por eso, hubiera sido algo dialogable, sin dar por zanjada la decisión. Sí, ahí está Pascual Serrano, ¿y cada cuántas semanas o meses escribe? No es lo mismo.

En cuanto a esa sucesión de artículos en agosto sobre los libros de su vida, yo no lo he interpretado como una razón para que el director le exigiera como hecho consumado (que no plantease en mejora del periódico como dices) salir de Opinión. Sino más bien me hace pensar que incluso antes de entonces ya se lo estaban planteando y de esa forma hacían el experimento. Todo esto lo veo desde fuera y es difícil asegurarlo (él lo sabrá o intuirá mejor que yo), pero desde luego tiene toda la pinta.

Desde luego, y dicho sea de paso, es un placer leerte, Dick Turpin.

Dick Turpinenero 22nd, 2010 at 19:09

Estimado Daniel, no dejé de comprar Público porque echaran a Reig en abstracto, aun siendo mi columnista favorito, sino porque lo habían echado, según mi punto de vista, en un acto de censura y depuración ideológica. Algo que, quizá por dogmatismo, no acepto del periódico que compre.

Precisamente porque he observado que esa versión a lo mejor no se corresponde del todo con la realidad, he vuelto a comprarlo de vez en cuando. Y en todo caso lo he seguido leyendo on-line, sobre todo a Escudier o Amirian. Y cierto que Rafael era más directo y transparente en sus postulados, pero no creo que Rosa, Amirian u otros de los que frecuentan Dominio Público coqueteen en absoluto con el PSOE.

Lo que comentas sobre el ensayo de pasarlo a cultura me resulta creíble. Puede que tengas razón. Pero tal ensayo estaría en todo caso fundado, pues Reig ya había escrito crítica literaria con anterioridad en El Mundo, y además podría estar justificado en lo que digo: la carta, más que inaceptablemente comunista, lo que estaba era agotada, y había que buscar alternativas que aprovechasen la inteligencia y mordacidad de nuestro autor.

Y gracias por tus palabras!

alegretenero 22nd, 2010 at 21:59

Estimado Sr.

Todo lo que sea no escribir en el Bobelia, bienvenido sea.
No hay suplemento “cultural” mas hortera, sectario, aburrido que ese panfleto infumable donde sólo reseñan a los de la tribu. ¿O acaso no se acuerdan de cómo echaron vilmente a Ignacio Etxeberría por haber puesto de chupa de domine al anafabeto de Bernardo Atxaga -otro de la familia- y su novela “Obakoak” o como hostias se escriba.

Cualquier periódico de provincias tiene un suplemento cultural mas digno que el infumable bobelia. Eso sólo lo leen los horteras de Madrid, los que no salen de Paul Auster y del cojonazos Pérez Reverte.

danielenero 22nd, 2010 at 22:05

Dick Turpin, por rebatir un poco más tus argumentos, y empezando por el final: ¿agotada? Con la cantidad tremenda de comentarios (a veces superaba la centena) en los foros de la versión digital del periódico, ¿qué te hace pensar que estaba agotada? Con la cantidad de alusiones a Reig cuando ya no tuvimos esa carta con respuesta, y con la que se montó a mi modo de ver, ¿qué cosa te hace afirmar que estaba agotada?

No trato de decir que Rosa o Amirian conqueteen con el psoe, pero sí que en la exposición y por lo que da de sí un formato u otro, desde luego no criticaban tan directa y reiteradamente como lo hizo Reig, ni defendido el comunismo (y yo tampoco me considero comunista) de una manera tan directa y transparente como lo hizo él. Yo creo q sí es comparable.

Y en cuanto al acto de censura, lo que trato de decir es que cualquier periódico de tirada nacional, tarde o temprano, y tal y como funciona el sistema, no querrá permitirse tener a un comunista sin pelos en la lengua dentro de sus páginas, por los intereses económicos que sean, y por muy bonito que quede el dar espacio a voces que no tengan que coincidir con los planteamientos de la línea general del periódico. Pero no sólo Público, aunque ahora haya ocurrido ahí. ¿acaso crees que desde El Pais por ejemplo (de mantenerse en una línea más de izquierdas) no hubieran hecho lo mismo mucho tiempo antes? Sin embargo a veces lo compras, ¿no? Cuando un columnista da opiniones contrarias (y tan contundentes) a los intereses empresariales (económicos sobre todo) del periódico en cuestión, es lo que ocurre: pero no solamente con Público. Tarde o temprano. Y con esto creo que lo tenemos ya más que comprobado.

También apuntar algo más con respecto a lo q antes decías, y es q a mi modo de ver creo q dedicar más líneas y tiempo a criticar al psoe más que al pp, el tener alguna voz discrepante del partido socialista, no tiene porqué ser ??contraproducente??, sino lo contrario; lo que tampoco significa una tolerancia a lo conservador. ¿Cuántos lectores de derechas crees que leen ese diario? Y yo veía día sí y día también, hablar por doquier y llenar las portadas con lo de Gurtel y el pp. De tanto leer tanta caña que se le da al pp, pienso que también es cojonudo el que alguien, para variar, también critique al psoe, cambiar un poco el chip y no encontrarnos siempre con la misma letanía de siempre. Por poner un ejemplo: ¿cuánto espacio se ha dedicado al Gurtel y a criticar a gente que aún no ha sido imputada sin esperarnos a los fallos judiciales? Y en contraste, ¿cuánto a lo de Chaves? Pienso que hay que dar, para variar, también voz a partidos de izquierdas, y Rafael lo hacía de una manera más visible y tenaz que ningún otro. ¿Contraproducente? Yo creo que no.

danielenero 22nd, 2010 at 22:19

Cuando me refería a “no querrá permitirse tener a un comunista sin pelos en la lengua dentro de sus páginas, por los intereses económicos que sean” me refería a sus páginas de opinión, pues alguien en cultura podrá hablar desde su ideología, y lo podrá palmar en cada párrafo que escriba si quiere, pero tampoco es equiparable.

pichichienero 23rd, 2010 at 16:23

Porque no pruebas en AS o en MARCA. En SPORT y en WOMAN no te iria mal tampoco.

Davidenero 23rd, 2010 at 17:58

Parece que pica ¿no pichí? Eso te pasa por listo.

Drogoenero 23rd, 2010 at 18:38

Leo la entrada, leo los comentarios… Me cuesta entenderlo. En el comentario 23 me llega, al fin, el habitual insulto sin venir a cuento de algún hijo de puta resentido que no se atreviría a decírmelo a la cara (mando foto, si quieren). A mi sí me gusta el Cultura(s), y también el suplemento cultural del Avui. El ABCD me parece un gran suplemento. El Babelia interesante según la semana. ¡Voto a bríos! Luego vuelvo a la cabecera, que luce una etiqueta con el nombre de Reig, y lo entiendo al fin.

L.C.enero 23rd, 2010 at 20:31

Pues yo me he leido el artículo esta tarde “Me lo cuentas o te lo inventas” en el ABCD y me ha parecido interesante, lo recomiendo en vez de volverse loco con los cuarentaitantos comentarios en este blog que se referencian los unos a los otros, etc…

Mª Doloresenero 23rd, 2010 at 21:37

Alguien puede poner aquí el artículo de Reig de esta semana?gracias

Anónimoenero 23rd, 2010 at 23:03

Mª Dolores, en el margen derecho: Hotel Kafka en facebook. Ahi puedes leerlo.

anónimoenero 24th, 2010 at 0:57

Soldadito mañana vas a pelar patatas hasta que pidas perdón en este blog por las

tonterias que dices,colega. Tu y la chochi haceís buena pareja pa iros a cagar juntos.

Rafael es escritor,profesor, articulista,tiene una cultura que tu no tendrás nunca y

será ministro de cultura de la próxima república española,si él quiere . Ya lo verás ,que no falta mucho.

Panchoenero 24th, 2010 at 9:00

Pero mira que están rayaos los soldaditos estos. Siempre con la misma cantinela: un buen escritor es el que consigue colocar sus tochos infumables en los estantes de las librerías, donde se vean bien. Si no…

Otra: el número de lectores de Reig es igual a número de lectores del blog, según el soldadito. Menuda precisión. ¿Seguro que no te sale humo de la sesera?

Y sí, tía Elke debe de estar potable: a mí me dan ganas de echar la pota cada vez que leo sus comentarios.

En resumen, para que te armen ??caballero? sólo se necesita una cosa: un pelotón de torpes. De soldados nada, chaval.

Panchoenero 24th, 2010 at 11:52

??Soldadito? Mariano, deje ya de ladrar y mover el rabo para llamar la atención de sus amos. ¿Qué es lo que temen? ¿Todavía le pagan o ya lo hace incluso gratis?
Mejor será que vaya buscándose otro curro, si es que lo encuentra, claro.

Panchoenero 24th, 2010 at 16:15

Yo cobro el paro, D. Mariano ¿Todavía no se ha dado cuenta?
Una ERE de esas pasó por la fábrica y aquí me tiene, intentantdo aprender con las TICs. Hay que estar preparado para la vida moderna, D. Mariano. ¿Acaso no ha oído hablar de la realidad aumentada? Pues busque, busque en el Google.

Panchoenero 24th, 2010 at 22:35

Así me gusta, Mariano. Siga ladrando. Busque Mariano, busque.

Panchoenero 25th, 2010 at 8:10

No te enteras, Pepito. Dije: pelotón de torpes.
Efectivamente, pichí: la misma ESCORIA. Pero nada, ustedes sigan ladrando y defendiendo a sus amos. Deben ser unos auténticos cagaos (sus amos, ustedes “auténticos valientes”). ¿Se atreverían sus amos a tener un blog como éste en el que cualquier malnacido-a puede copiar, pegar o enlazar panfletos del papanatas Marías o del Espadachín para niños? Cobardes. Y luego ??escriben? sobre honestidad, honradez, valentía?
Anda pichí, vuelve al nido o ¿todavía necesitas más golpes dialécticos en el paladar?
Ya hay que ser Tonto (del cojones). Menudo fichaje. ¿Cuántos van ya, pichí?

Ladren, ladren, please.

Dianaenero 25th, 2010 at 10:17

una canción y felicidades por la sobrina, ojalá sea buena.
http://www.youtube.com/watch?v=XaYFx1CDvH8

Anónimo 2enero 25th, 2010 at 15:28

Me parece que por aquí hay muuucha gente aburrida, seguid peleándoos por reig, que que tantos unos como otros tiene sus propios Amos.

Dick Turpinenero 25th, 2010 at 16:43

Estimado Daniel, por supuesto que es discutible considerar si la carta con respuesta estaba o no en vías de agotarse. Yo así lo pienso, principalmente por la reiteración de temas. Hecho que no impide, según he comentado, que prefiriese un Público con Reig en el lugar que fuese que sin él. De lo que se deduce que considero un error nefasto la política de hechos consumados de Monteira. Lo que he puesto en duda es que ésta pudiera deberse a razones ideológicas y de censura, vistos los derroteros que ha seguido el diario tras la marcha de Reig.

Creo que, junto a La Razón, El País es el diario que menos veces he comprado, entre otras cosas por episodios como la expulsión de Ignacio Echeverría más arriba recordada. Lo que sí suelo hacer es leerlo selectivamente por internet. Y, por lo que alcanzo a saber, en sus páginas han colaborado comunistas ilustres como Vázquez Montalbán y siguen haciéndolo, con menor fortuna, Almudena Grandes o García Montero.

Y, con respecto a las críticas al PSOE y al PP, solo he querido transmitir la impresión de que la alergia que Reig siente frente a todo lo que huela a esnobismo y tibieza socialdemócratas acaso haya podido tener un papel en su decisión de no aceptar la oferta alternativa de Monteira. Y es verdad que, dada la correlación de fuerzas actual, y desde un punto de vista político y estratégico, creo que prestar aliento al conservadurismo por desacuerdo razonable con el SOE resulta contraproducente. Las premisas que Reig defiende, y que yo también secundo, solo pueden tener vías de materializarse en España como contrapeso a la izquierda del PSOE. Creo que la primera legislatura de Zapatero así lo muestra. De lo que se trata, en suma, no es de hacer una oposición complaciente al socioliberalismo, que ya amenaza con reforma laboral, sino que de la oposición firme a sus políticas no saque rédito alguno los auténticos dueños del cortijo.

Estimado McClure, gracias por la pertinente corrección. Que no me entusiasme Galdós no quiere decir que no me esté sirviendo su lectura. Como historiador de profesión, quizá le esté dando más utilidad como fuente que como obra literaria. Puede estar tranquilo, que ni me mortifico ni me desoriento en un mundo sin etiquetas, aunque considere legítimo seguir las recomendaciones de la gente a la que se aprecia. Y, en efecto, acierta con la indicación de que mi opinión es meramente política y estratégica, pues desde un punto de vista literario, como es obvio y ya he indicado, me alegro de que Reig pueda seguir creando sea donde sea.

Y ya me gustaría tener el tiempo y la paciencia suficientes para poder desgranar los motivos de mi oposición drástica al conservadurismo. Podríamos hablar de aquello que los conservadores han considerado a lo largo de su trayectoria como natural, moral, prudente, espontáneo y sensato y que el paso de la historia, con el impulso de la oposición progresista y revolucionaria, ha venido a mostrar como aberrante, excluyente y bárbaro. Quizá su habitual tono autoritario, corrector, apodíctico y prepotente puedan darle algunas pistas sobre ello.

Dick Turpinenero 25th, 2010 at 17:28

‘no saquen rédito alguno’ y ‘apodíctico y prepotente pueda darle’, para evitar las despectivas correcciones mcclurianas…

José María Juradoenero 25th, 2010 at 22:32

Ha escrito un texto maravilloso y emocionante, pura vida, pura literatura.

Claraenero 26th, 2010 at 9:10

Vamos a ser tan claritos como tú, Rafael.
Tú escribes en el ABC porque quieres y tal y nosotros ni lo compramos, ni lo leemos porque no nos da la gana.
No hace falta decir más, creo yo. Cuando uno publica en un periódico conservador es improbable que se encuentre con lectores que no lo son y que abominan de serlo, lo más probable es que te lean tus amigos, tus compañeros de trabajo, y tus rendidos admiradores.
A mi me da mucha pereza, qué quieres que te diga.

genero 26th, 2010 at 15:57

Felicidades. A mí, fiel lectora de uno de los mejores suplementos literarios de este país, me alegró sin medida que le dieran la página de Félix Romeo y antes de Manuel Rodriguez Rivero, precisamente porque me parece una pluma (Montblanc o del todo a cien, a quién le importa) inmejorable y una motivación para los sábados por la mañana.

Y entiendo la actitud defensiva. Vivo en Barcelona y cuando compro el ABC fuera de mi kiosko habitual casi tengo que argumentar por qué lo hago (aunque me lleve El País con su Bobelia en la otra mano -grande el apodo-, tenga menos de ochenta años y cante como una almeja que no soy partidaria ni Cristo ni de la derecha).
Insisto, felicidades por el fichaje, los lectores serán muchos más que los acólitos al ABC.

RPVenero 27th, 2010 at 15:38

Muchos de los comentarios de este post prueban que Rafael conoce el percal, entiende y le apena (supongo) el sectarismo de quien es capaz de bajar del pedestal o tachar de su lista a un autor porque escribe en un medio o en otro. Bueno, yo no he seguido mucho al Reig opinador en Público, porque era diario y eso es mucha marcha, pero este blog y sus artículos culturales me son imprescindibles y no dejaría de seguirlo ni aunque escribiera en la Hoja Dominical o en el Menú de MacDonalds, que para mí es vade retro.
Enhorabuena al ABC.
Román Piña.

pablofebrero 1st, 2010 at 8:05

Yo también estaría orgulloso de escribir en el mismo periódico que Alfonso Ussía, Mingote y otros ilustres demócratas españoles

El Actor con Dignidadfebrero 2nd, 2010 at 16:12

En primer lugar felicitarte por escribir en ABCD; nolo sigo muy a menudo pero sin duda se trata de un suplemento serio sobre la cultura. Ojalá yo acabe en ABC; viendo el percal, no sé por qué esa etiqueta de reaccionario, cuando la Razón o El Mundo son mucho más proclives a defender esa facción conservadora y retrógrada del PP. Desde luego, cualquier lector con dos dedos de frente se dará cuenta de que todos los periódicos tiran hacia una ideología; pero la de ABC no es la ideología reaccionaria; es la ideología liberal (bueno, también monárquica). Otros como Público, las pocas veces que lo he leído, tiene el mismo valor informativo que “El Intermedio” de La Sexta.

Francamente, me parece mucho más ideologizante El Mundo y El País que el ABC; pero ya sabemos como es la pseudo-progresía española, que etiqueta automáticamente como manipulador aquella verdad que no les gusta oír. Da igual que ZP amplíe la edad de la jubilación; da igual el déficit; da igual lo mal que estemos; la gente seguirá creyendo que todo es culpa de los otros… país de idiotas. Desde Quevedo pasando por la Generación del 98 hasta este siglo XXI y la gente sigue igual de maniquea, ciega, manipulable, castrada y retrógrada.

Enhorabuena por tu trabajo; si logras que tanta gente pseudo-progre reaccionaria te conteste de esta forma, es que vas bien encaminado. (Desde mi modesta opinión de estudiante de periodismo.

El Actor Con Dignidad

Davidfebrero 3rd, 2010 at 0:53

Yo iba a escribir una reflexión mía así seria y tal, pero para verificar mi condición de persona humana la cosa esta me dice que escriba dos palabras, que son “depraved he”. Y así no se puede, coño, que me da la risa.

En cualquier caso: no entiendo la manía de algunos de quitarle la D al ABCD.

Yo empecé a comprarlo obligado por la novia, que es del gremio literato y me amenazaba con un palo si los sábados no iba a por el ABCD, y claro, como tirar el dinero pues como que no, pues me llevaba también el ABC, en lugar de tirarlo a la papelera, o prenderlo fuego, por facha, curero y blablá. Y le pillé la gracia enseguida, al ABCD sin la D: ¡escriben curas! ¡Y son tan graciosos!

Y ya que me he animado a poner algo, le pediría a la gente, si no es pasarse, que por favor, no digan estupideces como que escritor es el que vende a cascoporro o que Pérez Reverte tiene prestigio por ahí, por el mundo ese que dicen que hay. Datos, señores. Que me enseñen las críticas del New York Times D hablando de las novelitas taqueadas de Reverte, que si no no me lo creo.

pablofebrero 3rd, 2010 at 8:08

Reig, ahí te mando un extracto publicado por un compañero de tu nuevo diario que destaca otro compañero de tu antigui diario. Para que te enorgullezcas de tus compis de periódico: “A diferencia de otros, el guijarro superviviente de la larga noche de piedra no disimula con lo de la reconciliación para bramar por la retirada de la estatua del general Millán Astray en A Coruña: ??¿Qué se intenta, mancillar los nombres más ilustres de nuestro acontecer nacional? Esta vandálica invasión del Gobierno socialista, esta apoyatura indiscutible de todo lo que significa destrucción de valores esenciales, no puede permanecer indiferente ante los que creemos en valores superiores?.

Reconozco que tiene razones más que de sobra para estar orgulloso de escribir en ABC(D))

Balthusofebrero 3rd, 2010 at 15:51

Virgen del perpetuo socorro qué trajín!

El Pobrecito Hablador del Siglo XXIfebrero 4th, 2010 at 7:23

La quinta columna en ABC. Un Caballo de Troya… y que además se pueda ganar la vida.

Auque hay otra opción: todos en nuestras células, bien arrejuntados, rojos con rojos, sin ver más allá de nuestras narices al calor de nuestras propias soflamas, viviendod de la caja de resistencia (¿alguien se acuerda ya de lo que era?) mientras los ultracuerpos ya se han expandido por todos los rincones y hasta nuestro compañero más acérrimo nos saca la lengua y nos señala con el dedo.

Y cuando alguien que vale la pena se mete dentro del bunker vamos y le ponemos verde…

faibistesfebrero 7th, 2010 at 23:06

Vaya por delante que siempre me ha gustado el ABC. Ya puestos, incluso las críticas de teatro de Ansón en la Razón no me disgustan. Pero no me encaja que le ofrecieran ser jefe de cultura en Público (que es un diario de lo mejor en cuanto a calidad, y el único progresista que conozco) y lo rechazara para escribir en el cultural del ABC. Y que conste que supongo que seguirá usted escribiendo lo que le dé la gana, no como en El País, donde las filas están bien prietas… ¡cuanto le gustaría a más de un columnista de El País sacar al reaccionario que lleva dentro currando para El Mundo, o mejor aún, la COPE! O como decía por ahí el buen bloguero Andrés Boix:
“Alguien, y no miro a nadie, con ayuda de un psicólogo y del tipo ese de Milenio 3, debería realizar un análisis sobre lo que les ocurre a los periodistas de El País en cuanto abandonan la casa. Porque ese monumento al conservadurismo español que es el diario de PRISA, con eso de que tiene una pátina de ??progresía oficial?, me los tiene amordazados. Y ahí están, que se les revientan las costuras ideológicas a la mínima, y se nota, pero aguantando como pueden. Eso sí, criaturitas, en cuanto abandonan El País, ya liberados del corsé, se sueltan la melena y ahí están, impartiendo doctrina democrática y liberal por el mundo, desde Cacho a Martín Prieto, desde Sebastián a Tertsch, pasando por el propio Pedro Jota o, yo qué sé, Arcadi Espada. La lista es interminable.
Me da miedo pensar en qué podría empezar a producir gente como Romeu, como Rosa Montero, como Elvira Lindo, como Pradera, como Miguel Ángel Aguilar? si un día dejan El País. Por favor, ¡que no les tiren nunca!”

Por cierto, señor Reig, ¿concretamente, qué cree que censuraban de sus intervenciones en Público? Es evidente que tiene una línea editorial y al que no le guste, aire, pero no veo dónde se movía usted en la foto…

Javierfebrero 14th, 2010 at 19:15

Rafael: disfruté de sus sentencias en el Cultural de El Mundo, también con sus cartas con respuesta en Público y espero seguir haciéndolo en ABCD, el cultural de ABC, y para mí el mejor suplemento literario de este país, sectarismos aparte. Un saludo desde Cangas de Onís

Cioranoctubre 30th, 2011 at 21:05

Bravo Rafael, escribas donde escribas hay que seguir tu estela de independencia, tu libertad insobornable, la coherencia de tu OBRA y tus juicios. Quedarás como uno de los grandes (junto a García Montero, Javier Marías, Mateo Díez, Álvarez Ortega, Claudio Rodríguez, Valente, Orejudo, Gopegui, González Sainz, Chirbes o Longares…) no te quepa duda, mientras se derretirán en el tiempo autores mediocres como Javier Cercas (Infumable, acomodaticio y traidor a uno de los grandes de verdad como es BOLA?O) Carmen Rigalt, Maruja Torres, Elvira Lindo, Espido Freire o Ruiz Zafón…

Escribir un comentario

Tu comentario