Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


Felicidades

Mi hija Anusca cumple hoy diez años. ¡Diez años! Increíble.

Hoy hace diez años estaba yo fumando (como debe ser) al lado de la puerta del quirófano y salió una enfermera:

-Lo próximo que salga es lo tuyo -me dijo.

Fijé la vista en las puertas batientes.

No, aquel médico bajito no podía ser “lo mío”.

Luego salió Anusca, por fin, y desde entonces no puedo mirarla sin sonreír.

 

Yo trabajaba entonces en una oficina y a veces, como en la foto, la niña venía a verme al trabajo, como si uno fuera Carme Chacón.

Su madre y yo la mimábamos mucho, pero en seguida empezó a ir a la guardería.

A la semana de ir a la guardería, estábamos Anusca  y yo sentados en casa y me dijo que tenía hambre.

-Pues vete a la cocina y cómete un plátano -le dije.

La niña se levantó y me pidió:

-Vale, pero ¿me guardas el sitio?

Me quedé boquiabierto: estábamos en casa, los dos solos.

En ese momento me di cuenta de lo que significa la escolarización, la lucha por la vida y el mundo ancho y ajeno.

Ahora me voy a comprarle un libro de regalo, pero no quería que pensaras que no doy un palo al agua y no te escribo nunca. Qué va, es que tengo tendencia a enredarme, como el cable del teléfono, que se enrosca siempre sin poder evitarlo.

Mañana vuelvo, pero, mientras tanto, ¿me guardas el sitio?

Comentarios (23)

Jorgeenero 29th, 2009 at 14:30

¡Felicidades a Anusca! Es precioso cómo hablas siempre de tu hija. La próxima vez que me cruce con vosotros por alguna calle de Malasaña, aunque no me conozcáis de nada, os voy a decir hola.

¡Un abrazo!

náuGrafo digitalenero 29th, 2009 at 15:05

A la niña más popular de la blogosfera…: ¡felicidades!

Más claro, aguaenero 29th, 2009 at 16:16

Felicidades a Anusca. Y a ti, te guardo el sitio si me traes un plátano de la nevera ;-)

lilianaenero 29th, 2009 at 16:30

Las guarderías y la escolarización son cosas terribles!

Yo tengo una anécdota similar:

Uno de mis hijos tenía un plato de espaguetis más abundante que el otro, pero tenía que ir a la nevera a buscar agua…. pues para que el hermano no le cambiara el plato, lo escupió. A punto de vomitar, le pregunté:

¿Eso lo aprendiste en una película horrorosa?
No ?? me dijo- Lo aprendí en la escuela.

Y cada vez que mi hija me cuenta algo interesante, le pregunto:

¿Eso lo aprendiste en la guardería?
No ?? me dice ?? Lo aprendí en la televisión.

Felicidades a tu niña!

conde-duqueenero 29th, 2009 at 16:34

Jajaja: “me guardas el sitio”…
Felicidades a Anusca!!!
La vi un día en el 147 pero no le dije nada. Pobre, eso de ser niña famosa tiene que ser muy duro, con la gente pidiéndote autógrafos por la calle…
Saludos.

Scouserenero 29th, 2009 at 16:46

felicidades anusca!!!!!!!!!

Maribelenero 29th, 2009 at 17:44

Esos locos bajitos en la Escuela. Sí, con mayúscula.

Algunos con el sitio reservado desde el principio (y hasta el final); otros a codazo limpio y sin demasiadas posibilidades. No me hagas caso, es el efecto Bourdieu.
Aun así, paso muy buenos ratos en Infantil y Primaria.

Juanjo (6 años) alberga la esperanza de regresar a Ecuador con sus abuelos. Según me cuenta allí no hay escuela y podría pasar todo el día en la playa. Yo le sigo el juego: literatura, Rafael.

Mohamed (7 años) lo tiene claro: las mesas del aula están para tumbarse a todo lo largo mientras vemos una película. Es el benjamín del grupo y un seductor nato. Le consiento todo.

Espero que Anusca disfrute mucho y que tú te sigas enredando para luego desenredarte.

Besos.

miguel roigenero 29th, 2009 at 17:46

¡Feliz cumple, Anusca!
Tengo un regalo para ti.
Cuando te vea te lo llevo.
Beso enorme.

Anhónimaenero 29th, 2009 at 23:47

Espero y deseo que lo hayan pasado bien en el cumple y que a su niña le haya gustado el libro.
P.D. ¿qué libro le ha regalado? (Bueno… no conteste, es broma)

Belénenero 30th, 2009 at 9:24

Te lo guardaría, pero es que yo también me tengo que ir. Felicita a Anusca de mi parte.

Gerardoenero 30th, 2009 at 9:40

Rafa, mira que aprecio tu aptitud anticonvencional y hasta me entusiasma tu veta gamberra, pero cada día me gustas más cuanto más tierno.
Abrazote (y felicidades, Anusca).

Juan Negroenero 30th, 2009 at 9:40

Doble felicitación. Por el cumple de tu hija y por tus escritos. Hace poco que te conozco, pero lo que he leído me gusta. He estado un buscando un mail por tu blog para decirte que en el mío he publicado una reseña de tu libro Visto para sentencia; como que no la he encotrado, aprovecho el comentario para decírtelo. Me han dado ganas de seguir leyendote, de modo que ya tengo esperándome Sangre a borbotones. Un salulo.

rafaelreigenero 30th, 2009 at 12:25

Muchas gracias a todos por las felicitaciones, que le he transmitido a Anusca. Un regalo excepcional para ella vuestro cariño y simpatía.
Me alegro, Juan. He leído tu crítica, muy generosa. Mi mail es reig@hotelkafka.com Un abrazo.
¿Tierno? Eso no me lo dices a mí delante de una ración de croquetas, Gerardo. Un abrazo.
No exagere, Conde-Duque, amigo: a mí nadie me pide autógrafos. Y yo además agradezco mucho cualquier muestra de simpatía.
Miguel, no hay mejor regalo, como he dicho, para Anusca y para mí que el cariño. Pero nos veremos pronto, sin duda.

Er Albertoenero 30th, 2009 at 14:25

Pues felicidades pa la nena. Y un abrazo pa los dos.

Arnold Swarchzeneggerenero 30th, 2009 at 20:33

Me estoy leyendo su biografía de Marilyn que le regaló a un amigo mío en el Bandido, y esa es la razón por la que he agregado su blog a mi blogroll de noticias jugosas.
Atentamente: Arnold S.

javienero 30th, 2009 at 21:31

¡Felicidades, Anusca! Podría decirte que disfrutes de la niñez, pero por este blog ya veo que lo haces. Siempre sonriendo, como debe ser.

Después, uno se da cuenta que los sueños acaban por desvanecerse, aunque todo parezca un vulgar sueño.

oyanaenero 31st, 2009 at 15:32

Entrañable! , Rafael…¡Claro que te guardo el sitio!

En cuanto a tu preciosa hija, felicidades y disfrútala mucho que está a punto de volar. Llega un momento en que ya no te piden que les guardes nada. Un beso

Anónimoenero 31st, 2009 at 18:17

Sí lo piden oyana, pero de otra manera y por eso no nos enteramos.

oyanaenero 31st, 2009 at 19:37

touché, anónimo, tienes razón. Piden de otra manera.

Anónimoenero 31st, 2009 at 22:14

Todo un placer con esgrimistas como usted, oyana.

Saludos,

Maribel

rafaelreigfebrero 1st, 2009 at 12:10

Pues agradecido, Arnold. Espero que le guste.
De acuerdo, Maribel: con Oyana siempre da gusto. Besos a las dos.
Gracias, Javi, y sí, yo creo que sí que disfruta. Al menos lo intentamos.

Marietafebrero 2nd, 2009 at 20:18

Llego tardísimo, pero a lo mejor a Anusca no le sobra otra felicitación y unos besos como regalo por esos diez años y unos días.

Angelafebrero 5th, 2009 at 1:46

Qué bonito texto. Felicidades a los dos.

Escribir un comentario

Tu comentario