Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


Comulgar con ruedas de Molina

En El País entrevistan a César Antonio Molina y me apresuro a leerla.

Molina nunca decepciona, siempre está a la altura de lo que se espera de él.

Le pregunta el periodista por su notoria afición a cesar gente para poner a otros y el tío nos elabora una novedosa y profunda teoría política sobre los nombramientos.

?sta:

TEORÍA MOLINA SOBRE CESES Y NOMBRAMIENTOS:

En todos los lugares, el director tiene el derecho de cambiar a sus equipos. Pues lo mismo un ministro o un presidente del Gobierno. ¿Por qué no investiga usted los cambios que ha habido en otros ministerios? ¿Por qué no investiga los ceses que ha habido estos días en el Instituto Cervantes, de antiguos colaboradores míos, ceses que se han ejecutado sólo por fastidiarme a mí? En cambio, nosotros, todos los cambios los hemos hecho siguiendo las buenas prácticas.

¿Ha quedado claro?

Pues a espabilar.

Hay dos tipos de ceses y nombramientos:

A) Los que hace César Antonio Molina. Estos ceses Y nombramientos son un derecho que él tiene y no deben discutirse. Más faltaba que él no pudiera cambiar un equipo. Los que hay que “investigar” son los del tipo (B). En lugar de de preguntarle a él (¡a él!), ¿por qué no “investigan” a los demás, eh? Como un niño acusica: yo no he sido, pero anda que la otra, la Caffarel.

B) Los que hacen los demás. Estos (abominables) ceses y nombramientos tienen un único objetivo: fastidiar a César Antonio Molina. Sí, señor. No se hacen con otra finalidad. La directora del Cervantes, es obvio, no tiene el mismo derecho a cambiar su equipo. Qué va: ella lo hace para fastidiar. Por pura maldad y ganas de hacer daño al pobre y desvalido Molina.

Las mujeres, ya se sabe, ¡con tal de chinchar!

Un aplauso para Molina, que nunca decepciona.

A mí cada día me entretiene más comulgar con las legendarias ruedas de Molina.

Yo, como Molina, todo lo hago por puro altruismo, con “buenas prácticas”. Si los demás hacen lo mismo, salta a la vista que lo hacen con el único propósito de fastidiarme a mí.

Somos malos malasombra, somos malos de verdad
y más malos que la quina
¡que sólo saben chinchar!

Hay gente, demasiada gente, que en esta vida sólo tiene un objetivo: fastidiar a César Antonio Molina.

Son capaces de todo con tal de darle un disgusto a este señor que no les ha hecho nada.

Cuánta maldad, ¿a que sí?

Comentarios (23)

El ángel de Olavideabril 19th, 2008 at 9:42

Hola Rafael.
Este CAM es un tipo humano muy típico en España.
El que cree que las colas en el cine se han hecho para fastidiarle a él y que por lo tanto decide que colarse, él solo claro, está autorizado.
El que al conducir va cambiándose constantemente de carril pero que le ofende que alguien le adelante.
Aquel que usa la cuchara en los restaurantes como una pala para sorber sopa pero que al mismo tiempo parte el pan con el cuchillo.
En definitiva, usté no sabe con quien está usté hablando.
Pues nada, saludos, y a currar todo lo que pueda pues está claro que a usted no le van a dar nada gratis. Menudo es él.

Angel

Danabril 19th, 2008 at 10:39

Muy bueno, Reig.

Enriqueabril 19th, 2008 at 13:13

La verdad, Sr. Reig,
No entiendo su actitud ni la de los seguidores de este blog. ¿Por qué se mete ahora con César Antonio Molina? ¿Qué le ha hecho? ¿Ha leído acaso sus libros? ¿Ha entendido sus poesías? ¿Qué sabe usted de la labor realizada al frente del Instituto Cervantes? ¿Qué es lo que le molesta? ¿Qué El País, el ABC, La Razón, El Mundo y hasta El Público reconozcan su valía literaria, su trascendencia en las letras españolas, como lo demuestran las recensiones publicadas por prestigiosos críticos? ¿Se equivocan todos ellos? ¿Son todos amigos del señor Molina y están conjurando contra usted?
Lo mismo ocurre con su gestión como ministro y como director del Instituto Cervantes, todos los medios la ensalzan como modelo de transparencia y eficacia, al tiempo que la consideran beneficiosa para la gente de la cultura. Según usted, ¿a qué se debe esa unanimidad de pareceres? ¿Por qué, sin embargo, sale usted ahora con esta critica? ¿En qué se basa? ¿En unas frases entresacadas de una entrevista?
Seamos serios, Sr. Reig. Si usted deseara contribuir a la vida cultural de este país, lo que haría sería abrir su blog a la simple y llana verdad: publique las poesías de César Antonio Molina, sus textos, las críticas que ha recibido y analícelas o deje que las analicen. Y después investigue realmente su actuación en el Ministerio de Cultura y su paso por el Instituto Cervantes. Y luego, después de que lo haya hecho, vea qué hay de cierto en la entrevista de El País.
Por favor, Sr. Reig, alejémonos de la maldad y concentrémonos en la verdad.

strongboliabril 19th, 2008 at 13:37

Pues a mí me parece muy bien que el sr. Reig se meta con las ruedas de Molina o con las ruedas de quien le apetezca: es su blog personal, por lo tanto puede opinar lo que le parezca mejor.
Para mí, lo que le pasa a Molina es que se ha metido a político, y claro, uno se transforma.
O quizás ya era así antes, eso ya no lo sé.

Abrazos, R.R.

Llorenç

Ojos azulesabril 19th, 2008 at 18:45

Tiene toda la razón en su comentario enrique cuando dice que publique usted las poesías de CAM, sus textos y las críticas. Tiene toda la razón. Nada hay que califique a un poeta salvo sus versos. Por ello, para disfrute de todos los lectores, brindo algunos ejemplos, espigados de ese gran poema-río que es la excelsa obra de nuestro ministro:

??anillos de celofanes, floreados floreros, amatistas,? (Mosaicos del laberinto, en ?pica.1974)

??como emasculado músculo sobre la tela de araña ??(La estancia saqueada. 1983)

??del afilado dedo que desgaja otro gajo? (Olvido necesario, en Para no ir a parte alguna. 1994)

??el deseo duro / de durar?

??en la paz de tu pez?

??devenir / el devenir / y advenir el porvenir / ahí / en alguna parte / exiliarse / hacia ninguna parte? (estos tres últimos de En el mar de ánforas. 2005)

Pero también en gallego brilla con fulgor excelso la palabra de Molina:

“A mellor universidade está en falar contigo / río peripatético” (??La mejor universidad está en hablar contigo / río peropatético?)

“Aguas contaminadas, baños de chuvia ácida. / Toda forma de vida está en perigo” (??Aguas contaminadas, baños de lluvia ácida. / Toda forma de vida está en peligro?)

??Onde queira que vaia: perigo e dificultade. / O mesmo que en Madrid pero o Metro, / agora nestrouto continente / detéñenme adversos aires.? (??Donde quiera que vaya: peligro y dificultades. / Lo mismo que en Madrid pierdo el Metro, ahora en este otro continente / me detienen adversos aires?)

Versos todos estos que harían palidecer de envidia a la mismísima Rosalía, y que aparecen en la nueva obra del excelso ministro-poeta, ??Eume?, que una vez más vuelve a dar la talla y a poner la poesía hispano-galaica en lo más alto.

Respecto a esta nueva obra de Molina, el crítico Luis G. Jambrina (ABCD 11-IX-2007) dice: “La coherencia de la trayectoria poética de Molina se evidencia en estas obras, en la que se percibe la huella de las grandes tradiciones literarias europeas”, para continuar afirmando que la poética moliniana “guarda una estrecha relación con aquello que decía Mallarmé y asumía Valente -dos de sus principales referencias literarias- de ‘dar un sentido más puro a las palabras de la tribu”.

Y yo no sé si al amigo Jambrina todavía le duelen las muelas de la risa al escribir eso, o se le ha pasado ya la resaca… o hay algún débito por alguna parte; ¡las grandes tradiciones literarias europeas!, nada menos… ¡Mallarmé!, nada menos… ¡Valente!, nada menos…

Por cierto, en aquellas fechas se editó en Italia “Custode delle antiche forme. Poesie 1974-2006″, antología bilingüe de Molina. Y no deja de ser curioso observar este hecho: es una antología de 115 páginas, dividida entre las dos lenguas. Es decir, una fecunda trayectoria de eximia poesía escrita durante 30 años sólo ha dado para seleccionar 50 páginas, apenas 30 poemas. ¡Pobre destilación!

Y hablando de ello, ¿por qué nuestro ministro-poeta prácticamente no aparece recogido en antologías? Sólo en alguna selección de poetas gallegos y, eso sí, en una de ¡poetas órficos! ¿Es que acaso los antólogos no valoran su extensa obra?

Y al margen del poeta está el gestor. En su paso por el Cervantes sólo ha dejado amigos. Lo que pasa, al parecer, es que sólo eran los cuatro altos cargos que él nombró y por los que ahora porfía.

Pero si algo es Molina es amigo de sus amigos. Y si no que se lo digan a su amiga Olvido García Valdés, nombrada por él directora del Instituto Cervantes de Toulouse y agraciada con el reciente Premio Nacional de Poesía. Olvido, con Miguel Casado casada (un verso de regalo para Molina), ha visto como funcionaba el clan de ??los leoneses?: su leonés marido, ??discípulo? del leonés Gamoneda (éste sí un poeta), del que se ha reclamado también discípulo (já) el sin par César Antonio, cuyo jefe de Gabinete en el Cervantes y ahora en Cultura es el leonés Javier Lanza.

Y vamos finalizando que estamos perdiendo demasiado tiempo en esto en lugar de aprovechar para leer buena poesía. Si la entrevista de hoy en El País ha desatado interés, donde César Antonio Molina da la verdadera medida como persona, como poeta y como político es al ser entrevistado recientemente en el periódico gallego ??La Opinión? (6-III-2008), como cabeza de lista socialista (de nuevo le regalo con placer estas palabras para un futuro poema). Por no cansar, sólo transcribo titular y subtítulo. El primero reza: ??Soy muy conocido y popular y no necesito hacer un gran esfuerzo? (y, al parecer, tampoco necesita abuela). Y el subtítulo: ??Zapatero siempre dice que, además de ser un gran intelectual y un gran gestor, soy más político de lo que creo, que es una manera de decirme que lo iba a hacer igual de bien en el ministerio?.

Como decía el poeta: ¡Con dos cojones! Poco antes, cuando la ??Pasarela Cibeles?, preguntado por si estaría dispuesto a vestir con diseño español, si el sector se lo pidiese -como ocurrió con la anterior titular de Cultura, Carmen Calvo-, Molina indicó que no necesita “ningún atuendo para representar a este Ministerio”. “Llevo 31 años en este oficio de la cultura. Los diseñadores españoles están muy satisfechos con que los respalde y acuda a sus actos, dentro de mis posibilidades de agenda; ellos también me conocen”, señaló el ministro, quien subrayó: “siempre me he hecho los trajes a medida y lo voy a seguir haciendo, no creo que tenga que cambiar mi imagen”. Pues estaría mono vestido de ??floreado florero?.

Y es que hemos de estar agradecidos por tener a un Varón Dandy al frente de la Cultura.

beatrizabril 20th, 2008 at 9:19

La paranoia es un bicho “mu” malo ¿Existe alguien más en el mundo que el sr. Molina?

Yo, comulgar, comulgo poco y mucho menos con ruedas de molina.

Efectivamente, como dice strogboli, cada uno en su blog pone lo que le da la gana y al que le moleste, que no lo lea ¡faltaría más!
Un beso, Rafael

Anonymousabril 20th, 2008 at 10:01

Además, en el Cervantes se dedicó sobre todo a salir en los papeles, pero por dentro lo dejó tiritando. Los modales y el ego no cabían en el nuevo edificio. Los últimos ceses eran los rescoldos de gente con iguales egos y maneras, así es que en el Cervantes hoy es día de fiesta.

expresidenteabril 20th, 2008 at 16:56

Vamos a ver colegas, a Mr. Molina no le han entrevistado como poeta, sino como señor ministro, que es lo que tiene a bien hacer la hoja parroquial que antiguamente fue un periódico muy respetable.

El Sr. Reig puede opinar de lo que le salga de los bigotes, no comulgar con ruedas de Molina, al igual que muchos otros (el CV. de Caffarell le da vuelta y media al de Molina y tampoco rueda en el mismo lado).

Lo único que hace realmente bien el Ministro Molina es el cardado, que dota a su pelo de un volumen esplendoroso y que junto con su tono grisáceo le hace parecer un ilustrado del XVIII.

Volviendo a la poesía y no es por joder, ha habido otros ministros poetas: Qu Yuan, un tipo que a lo que se vé al menos tenía más caracter y si no me equivoco habrá pervivido más siglos de los que lo hará su excelencia el Sr. Ministro:
“Largo y tortuoso es el camino, pero perseguiré la verdad en el cielo o en el infierno”.

Pues eso Sr. Reig, siga a lo suyo.

Belénabril 20th, 2008 at 20:55

Menudo elemento.

Modestoabril 20th, 2008 at 22:34

En el Cervantes, señor anónimo,no dejó sólo modos y malas maneras. Dejó cifras infladas, promesas sin cumplir, y amiguetes colocados por todos esos centros de dios. Esperamos que la nueva directora (a sus pies, señora Caffarel) siga, con dos narices, podando egos y malas y manirrotas gestiones.
Gracias, Rafa

conde-duqueabril 20th, 2008 at 23:17

Sobre el particular (CAM), dos enlaces:
-Jabois lo clava, como siempre:
http://manueljabois.blogspot.com/2008/04/creador.html
-La entrevista en La Opinión:
http://www.laopinioncoruna.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008030600_6_171706__Espana-conocido-popular-necesito-hacer-gran-esfuerzo
Espero que no hayáis muerto de vergüenza ajena…
Un saludo.

Anonymousabril 21st, 2008 at 7:30

Yo, al Molina este lo vi el otro día dos minutos en no se qué entrega de premios de música (que presentaba una chica medio retrasada mental) y, aparte de no saber hablar, me pareció vulgar y grosero.

Y tiene cara, como dice un amigo mio, de “aquí huele a mierda”

Más claro, aguaabril 21st, 2008 at 8:49

Le pegaría más el nombre de ministro Espinoso (como la de medio ambiente… :-)

TengoEstudios,PerodeLetrasabril 21st, 2008 at 10:11

A la atención de sus señorías. El poeta-ministro lo lleva en el nombre: César – cesar. Aunque en este caso si César lo que busca es acabar con alguien lo destituirá o le dará el cese, pero César no cesa. Cesará, si quiere, el que se larga.

Vladimirabril 21st, 2008 at 13:48

Hola, Rafa, soy una amiga de Pote y cía. de Barcelona (la cía. son Fer y Reg, Señores de Royuela; Luisgé; Marcos Giralt y Lola Beccaria). Me parto contigo. Ya me decía Pote lo bueno que eras. Tardó más de un año en enviarme los libros… y cuando me los envió se había olvidado completamente de lo que tenía que enviarme y me llegó un paquete con libros de la nueva narrativa escandinava. Pa matarlo. Ya sé que me los podría comprar, pero… qué gusto que los amigos del mundillo te regalen libros. Coño, es una pasta. Bueno, de todo lo que nos cuentas lo mejor fue la escenificación de la rabieta de Pérez Reverte con Juan Cruz porque le daban coba a Marías…jejé… yo una vez también me discutí (vía correo electrónico) con José Andrés Rojo por algo parecido, así porque sí, sentí mucha vergüenza de ver que El País le dedicaba una página entera en la sección de Cultura a Marías para que se defendiera y dijera lo que pensaba sobre una chuminada. Era una chuminada. Pero le dejaron el espacio como desagravio. Me pareció inaudito. Como si Marías no supiera defenderse solito. En fin, que el otro día di por casualidad en este blog y estoy totalmente pillada. Socorro. Hasta en horas de trabajo. Qué horror, por Dios. La próxima vez que vaya a Madrid le diré a Pote que organice algo para conocerte. Si te parece bien, claro. Un abrazo.

Anonymousabril 21st, 2008 at 18:23

Donde el insigne CAM ha dado la verdadera medida de su talento sin par ha sido en su reciente paso por la campaña electoral como cardada cabeza de lista por Coruña. Amén de la entrevista ya citada en otro post, nuestro poeta con ministerio ha realizado otras en la prensa local en las que se comparaba con el Rey Lear (y a su hija con Cordelia); aportaba datos tan interesantes como que usa la misma marca de zapatos que el director de la Berlinale y nos recordaba a todos que va (¡sólo!)por el tercer tomo de sus memorias. A estas perlas que han quedado negro sobre blanco hay que añadir otras intervenciones igual de jugosas de las que no hay constancia escrita (pero que recogieron cámaras y micrófonos, vive dios)en las que habló en un tono Cañete total de los inmigrantes que él conoce y a los que citó como “los rumanos que me montan las librerías”. Inenarrable, el andoba…

El llegidor pecadorabril 21st, 2008 at 22:18

También en la entrevista:

PREGUNTA: La cuota de mercado (de cine español) se quedó en un 13,5%.
RESPUESTA: Pero el cine español está igual o mejor que el francés, …
PREGUNTA:En Francia, esa cuota de interés por el cine nacional oscila entre el 35% y el 40%.

Sin comentarios.

Nostromoabril 21st, 2008 at 23:49

Un clavo saca a otro clavo y un auténtico bardo desenmascara a uno falso. Recuerdo los versos de Antonio Gamoneda y los extiendo sobre la cultura oficialista y políticamente correcta que nos hace comulgar con esas ruedas de molino:

“De la verdad no ha quedado más que una fetidez de notarios,/ una liendre lasciva, lágrimas, orinales/ y la liturgia de la traición”.

Anonymousabril 22nd, 2008 at 9:22

¿No se puede criticar a un ministro por ser poeta? . Se critican sus sandeces como ministro no como poeta. Esta claro que el señor ministro poeta puede destituir a Rosa Regas por lo de los robos como coartada, en realidad se la quitaron de enmedio por su brindis por la república, y le molesta que los nuevas ministros destituyan a sus enchufados. Hombre molina que los cargos de libre designación son de confianza y temporales. Si quieres que tus amigos perduren eternamente que hagan una oposición. Como ministro Poeta prefiero a Tomas Borge o Ernesto Cardenal sinceramente.

LUIS AM?ZAGAabril 23rd, 2008 at 10:01

¿Quién es César Antonio Molina?

Luna Carmesiabril 24th, 2008 at 6:09

En el mundo empresarial estoy viendo como los grandes gestores traen consigo su ‘equipo’…con él intentan posicionar su particular tela de araña.
No es facil acostumbrarse a este metodo… asumido. La reina pone a sus alfiles, torres y caballos como le conviene… Los peones son los de siempre.
Supongo que en politica… Tendra bastantes simitudes…
Un saludo.

Rafael Reigabril 26th, 2008 at 8:06

Un abrazo, Ángel, y de acuerdo.
Me meto con Molina porque me da la gana. ¿Suficiente razón? Me da la gana porque un ministro, creo yo, no debe decir sandeces y, sin las dice, hay que hacerlo ver. No sólo he leído sus poesías, sino que he escrito sobre ellas en algún periódico. ¿Que si las he entendido? Pues sí, mire, no es Heiddeger, eh. No hay mucho que entender. Y claro que conozco su labor en el Cervantes: soy filólogo, doctor en Filosofía, y he enseñado español y literatura española en el extranjero durante años: conozco muy bien su labor y me parece abominable. ¿Trascendencia literaria de MOlina? Es opinable. Mi opinión es que no tiene la más mínima.
La frase, Enrique, no está entresacada: es literal y completa. La imbecilidad la pone Molina tal cual. En fin.
Abrazos, Llorenç.
Ja, ja,ja… ojos azules, muy bueno. Ahora queda claro que no reproducía poesías de Molina por piedad. De acuerdo en todo.
Un beso, Beatriz.
Eso haré, expresidente.
Gracias a ti, Modesto.
Abrazo, Conde-Duque.
Me parece espléndido, Vladimir, y ojalá vengas pronto. Un abrazo.
Besos y abrazos a todos.

Césarmayo 10th, 2008 at 15:50

Llama mucho la atención cuando los voceros de alguien salen en su defensa y se dedican a enumerar virtudes del susodicho que no tienen absolutamente nada que ver con la crítica que se le ha hecho; vamos, el tocino con la velocidad.

César Noragueda

Escribir un comentario

Tu comentario