Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


A Personal Matter

Con permiso, un diminuto desahogo personal, que para eso es mi blog, ¿no?

Ayer leo en El País un artículo titulado: Marilyn siempre llegaba tarde.

El subtítulo dice: “Michel Schneider retrata a la actriz a través de su relación con su psicoanalista“.

Qué buena idea.

Este tío al parecer ha escrito un libro titulado ?ltimas sesiones con Marilyn.

Qué original.

“Me he querido acercar al personaje como ella misma deseaba explicarse: no mediante su imagen, sino mediante el lenguaje, a través de las palabras, que para ella escondían su verdadero yo”, dice este fulano, Schneider.

Qué innovador.

Así que ha hecho una novela sobre la vida de Marilyn,y en esa novela, Marilyn habla con su psicoanalista. Y la novela trata sobre su necesidad de ser querida y nos presenta una visión muy distinta, novedosa, alejada de los tópicos sobre la actriz.

Qué cosas.

Esta noticia ocupa una página entera.

La firma un tal Jesús Ruiz Mantilla.

A mí la idea del libro ese me gusta, aunque aún no lo he leído.

Vamos, me gusta tanto que yo tuve la misma idea. La misma, pero hace ya casi veinte años.

No sólo la tuve, sino que la escribí y la públiqué. En 1992, en la editorial Júcar. Y más tarde volvió a publicarse en Lengua de Trapo en 2005. También hay una edición de bolsillo en Punto de Lectura.
Vamos, quiero decir, que no es un libro clandestino. Se titula Autobiografía de Marilyn Monroe.

Naturalmente, El País no prestó la más mínima atención a mi libro. Me parece bien: en el resto de la prensa sí apareció y además recibió críticas elogiosas.

Doy por hecho que el libro del franchute ese es mil veces mejor que el mío. Sin leerlo. ¡Qué digo mil! Un millón de veces mejor que el mío.

Pero, coño.

No creo en absoluto que el francés me haya copiado: una idea, la misma, se le puede ocurrir a cualquiera.

No creo tampoco que el tal Ruiz Mantilla haya omitido deliberadamente cualquier mención a un precedente español, a un autor español que hace dieciséis años publicó un libro en apariencia idéntico al que está comentando. Un libro no del todo desconocido (tres ediciones, bastantes críticas, una traducción, etc.). Seguramente ni siquiera lo conoce. Que mi amigo Rojo me perdone, pero escribe en Cultura de El País, así que ¿por qué iba a conocer libros que no sean de Alfaguara?

Leí ayer el artículo de Ruiz Mantilla y lo que decía de la novela del francés lo han dicho otros críticos muchas veces de mi libro: lo mismo, palabra por palabra. ?l no debe de haberlos leído, claro.

Un escritor español escribe una vida de Marilyn a través de su voz, de sus charlas con el psicoanalista, y eso no parece atraer a los tipos de Cultura de El País. Es irrelevante.

Dieciséis años después hace lo mismo un francés y eso, en cambio, merece una página entera.

Sin duda, como ya he admitido, eso se deberá a la terrible diferencia de calidad. Ruiz Mantilla seguro que conoce mi libro, pero le parece tan detestable, tan abominable, que no considera adecuado mencionarlo ni siquiera como sórdido y repugnante precedente de la maravillosa novela del francés.

Bueno, también hay otra pequeña diferencia. ¿A que no adivinas en qué editorial española publica el franchute ese?

Alfaguara, exacto: lo has adivinado.

Eso, por supuesto, no tiene nada que ver. Eso es casualidad, ¿a que sí?
En fin, ya está. Es que si no lo decía, reventaba.
Mañana más.

Comentarios (51)

Dan Pirismarzo 31st, 2008 at 6:19

Así son las tristes realidades, Rafael. Los verdaderos poderes del estado (de cualquier estado) son muy, muy fuertes…

Saludos

Daniel Ruiz Garcíamarzo 31st, 2008 at 6:24

Lo cierto es que, al leer ayer el reportaje, me sorprendió mucho la ausencia de alguna referencia a tu novela, Rafael. Sólo cabe pensar en que se trata de algo intencionado, deliberado, y no exento de mala leche.

Más claro, aguamarzo 31st, 2008 at 6:26

Sr. Reig, reconózcalo: el Sr. Scheneider es usted mismo, que se ha disfrazado de francés y ha rebautizado su novela para poder publicarla en Alfaguara.

Ruiz Mantilla, por tanto, no sería verdugo sino víctima. No vea cómo disfruta el pobrecito delante del espejo imitando a Marilyn con una peluca rubia… Aunque, la verdad, se parece más a Harpo Marx…

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 6:35

Es que los de El País cada día son más… ¿irrelevantes?

No se apure, Don Rafael, que a cada cerdo le llega su San Martin, que decía mi abuela.

Un saludo

Concha

Belénmarzo 31st, 2008 at 6:44

Tú no lo dices, pero lo digo yo: cualquiera diría que estamos ante un presunto caso de plagio.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 6:53

Jajaja, qué bueno es despotricar de vez en cuando.
Da un poco de asco, esto de las luchas entre editoriales. Parecen partidos políticos. Pero bueno, hace muchos años que leí “El Manantial”, y tampoco me sorprende.
Yo lo mejor que he leído sobre Marilyn es “Conversaciones con Billy Wilder”, de Cameron Crowe. Me parece un libro bestial, Marylin aparte (prefiero a Ava Gardner, además).

Petons.

Llorenç

Juan Manuel Gilmarzo 31st, 2008 at 7:00

estimado rafael, yo soy jm, el que te dejó en el anterior post el comentario sobre el “novedoso” libro de marilyn. conforme iba leyendo el artículo de ‘el país’ me iba diciendo: esto sólo puede ser cosa del mismísimo rafael reig, que ha fichado por alfaguara y les ha colado con astucia su excelente “autobiografía de marilyn…”. es que la idea de tu novela está clavada en ese artículo. habrá que comprobar los puntos y las comas.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 7:27

Tienes toda la razón Rafa, y es lo que mas jode de las cagadas periodisticas, nos venden como noticia publicidad por la que cobran, y el caso es claro de publicidad descarada. Si fuera una reseña cultural medio decente tendría que demostrar cierto conocimiento y nombrar tu obra y unas cuantas más. Pero esto lo vemos todos los días en todos los medios, cinco minutos de regalo para los consagrados guiris o patrios y una mierda para los nóveles, a los que dedicarán cinco minutos dentro de diez años si llegan a consagrarse. Claro ejemplo de publicidad engañosa en formato noticia cultural.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 8:06

También es muy probable que en Alfaguara anden cabreaos con usted por haberse metido con uno de sus Santos Varones y Gran Capitán del Tercio Viejo de Cartagena. Estos (eso se dice) son muy, pero que muy vengativos. No le va a ser fácil ahora conseguir una pax polanca; los talibancitos editoriales llevan muy mal la apostasía.

También es posible que yo mismo esté delirando con conspiraciones y oscuras intenciones. En fin, es lunes, aun me dura la resaca, y lo que es peor, pasé mi adolescencia entre novelas negras.

Saludos
Xose

David Torresmarzo 31st, 2008 at 8:26

Querido Rafa, me imagino cómo se tiene que sentir. Sabe que yo soy más aficionado a las trifulcas y los abogados más que Vd. Parafraseando al jefe de policía de El jovencito Frankenstein: “Unnn aboghado esssh unnna cossha muy serrrria. Y en este pueblo ya va sshiendo horra de que tengamos uno”.

Portorosamarzo 31st, 2008 at 8:34

Caray, nunca te había visto así, tan dolido. Pero seguro que tienes razón.
¡Sólo por eso, voy a comprarte el libro, hombre! Para que le debas algo a Ruiz Mantilla.

Un saludo.

Pedro de Pazmarzo 31st, 2008 at 8:37

Al margen de la putada que acaban de hacerle con el flagrante ninguneo al que ha sido sometido, permitame apostillarle una cuestioncilla (que diría Flandres).

Jesús Ruíz Mantilla es un tipo jovial y bastante agradable en las distancias cortas, excelente conversador y escritor de habil destreza pero, en lo personal, siempre me ha producido una sensación algo… inquietante.

Lo conocí cuando su novela “Preludio” fue la finalista del premio de novela corta José Saramago 2003, certamen en el que yo me erigí en ganador con “El hombre que mató a Durruti“. Lo curioso es que tal detalle -lo de finalista- ha sido eliminado por completo de su bibliografía siendo imposible a día de hoy encontrar la menor mención a tal dato y todo ello surgió, al parecer, a raíz de un agrio enfrentamiento que tuvo con la entidad convocante del premio José Saramago por un quítame allá esas pajas y que finalmente le condujo a organizar una jugada bastante rastrera durante la presentación de mi novela: presentar la suya el mismo día, publicada con otra editorial concertada por él mismo y hacerlo “jugando en casa” ya que ambas novelas se presentaban en lo que es su ciudad natal, Santander, donde él y su familia son personajes notorios de reconocido prestigio mientras yo soy un simple mindundi (vamos, igual que lo soy en mi propia ciudad. Nada del otro mundo). Imagíne quién se llevó el gato al agua ese día.

Siempre tuve esa espinita clavada. Hoy acabo de sacármela. Gracias por la oportunidad.

Abrazos,
Pedro de Paz

PS. Un saludo, Sr. Torres. Le veo el día 9 en Estudio en Escarlata, ¿no? Supongo que no se perderá el evento del año, lo más grande de la literatura patria desde Pío Baroja (jajajaja)

Rafael Reigmarzo 31st, 2008 at 9:08

Bueno, Dan, pero no hay que tenerles miedo.
Pues yo creo que no, que es simple torpeza. No lo sé, pero es posible.
No conozco a Ruiz Mantilla, la verdad, más claro agua.
No, Concha, si no me apuro. No hubiera dicho nada en ningún otro lado, pero en el blog, que estamos en familia, pues por qué no.
Es que no he leído el libro, Belén, no lo sé. En principio creo que no: era tan obvia la idea que hasta a mí se me ocurrió.
Pues lo leeré, Llorenç.
Gracias, Juan Manuel. A mí me pasó lo mismo: leía el artículo y no daba crédito. Un abrazo.
Pues es así, por lo general, anónimo.
Una caña helada, Xose, lo mejor para la resaca, creo yo.
Don David, me cabreé cinco minutos. De verdad que a la segunda copa de Izadi, ayer, en el bar de Auri (y Luis) ya se me había pasado. Qué casualidad, estaba con mi hermana y Violeta comentando el asunto y me encontré en ese bar a… ¡dos tipos de El País! Un abrazo.
Lo mismo, Portorosa. No estoy nada dolido. Si te apetece, cómpralo, pero si no, pues no pasa nada.
Caramba, pues parece de armas tomar el tipo, don Pedro. Un abrazo grande. Yo voy a Escarlata el sábado 5, por cierto.

el_situacionistamarzo 31st, 2008 at 9:26

A mi me ocurrió una cosa parecida pero completamente diferente. Es verídica, y es que tenía una idea para un libro. De esas ideas para libros que nunca te sientas a escribir, no vaya a resultar que al final te conviertas en escritor y le des un disgusto a tu abuela. Y un día me acerco a una librería de mi gusto y ¡zas! ahí está el libro. Escrito. Pero lo peor no es eso, lo peor es que lo habían escrito con mi nombre y mi apellido. Tras buscar las cámaras ocultas y tras el consiguiente descojone del amigo-librero me pregunté si no lo habría escrito yo en realidad y lo que pasaba es que no me acordaba. Hasta le saqué una foto con el móvil, por si acaso. Desde entonces le recorto las reseñas del libro al periódico de mi abuela, no vaya a regañarme cuando voy a comer a su casa los domingos.

Lumarzo 31st, 2008 at 9:28

Nunca comento, pero como me quedan pocos días (can’t wait!) de horas sin fin y vacías en la oficina, tengo que aprovechar estos últimos momentos de interneteos desenfrenados y pagados no muy mal.
Además, ayer justo me leí tu novela. Las casualidades, como ¿bien? dice Redfield, no hay que pasarlas por alto. Por eso te digo: no he leído el artículo sobre el francés, pero sí he leído tu novela. Del tirón. Ayer.
Y no sólo eso. El sábado me leí Guapa de Cara.
El viernes acudí a la biblioteca del Conde Duque dispuesta a sacar Cárcel de Amor de Diego de San Pedro, pero en el último momento decidí ser benevolente conmigo misma y aparcar por este fin de semana mi dedicación completa al castellano medieval. Tengo a mi novia impresionada, y va por ahí contando que soy bilingüe en medieval.
He disfrutado haaaaaaaaarto tus dos novelas. Y no sólo por el descanso del “deleitar enseñando” que me han supuesto. No creo que le dedique ningún miramiento al nuevo texto marilynmonroiano.
Se despide quien está a dos semanas de cambiar su casa de tres plantas en Conde Duque por un futuro incierto en Hay-on Wye.

Rafael Reigmarzo 31st, 2008 at 9:47

Hágame un favor, Lu, personal. En Hay no deje de visitar a Richard Booth y a su mujer. Son encantadores. Estuve viviendo unos días en su casa y lo pasamos en grande. Todo el mundo en Hay conoce a Richard, lo encontrará en seguida. ¿Podría darles recuedos y un fortísimo abrazo de mi parte? Se lo agradeceré muchísimo. Y por supuesto, suerte en Hay. Es un sitio maravilloso y le deseo lo mejor. Gracias, Lu.
Situacionista, menuda situación.

natamarzo 31st, 2008 at 9:54

ya tiene mérito lo tuyo, rafa: plagiar retrospectivamente o anticipadamente, o lo que sea. eres un maestro.

en cualquier caso, como tu marylin, ninguna. siempre ha sido insuperable. (y a ver si me la devuelve mi hermana, o ahora, aprovechando el tirón, pide rescate).

besos, besos y más besos.

Brujarojamarzo 31st, 2008 at 9:57

Lo más terrible de todo (creo que es lo más terrible) es que no se debe a conspiraciones, traiciones, venganzas, ni ná de ná. Casi seguro que es pura ignorancia. Que el hombre, a quien no conozco, y lo mismo es un tipo fantástico, tiene muy limitadito su campo de visión.
Da igual. Da rabia, pero da igual. Tus lectores sabemos. Yo personalmente tengo guardadito con mucho cariño un ejemplar de la Autobiografía de Marilyn, que me regalaste hace años ya (cómo pasa el tiempo) en Gijón.
Besos mil.

Pedro de Pazmarzo 31st, 2008 at 10:27

Ya había visto anunciado lo de su “club de lectura” el día 5 en Escarlata, D. Rafael. Si me pilla por la zona, no le quepa la menor duda: el sábado me acercaré a saludarlo y a invitarlo a unas cervezas.

Sin embargo, yo me refería -sin ánimo de menospreciarlo a usted- a la presentación oficial, el día 9 de abril a las 19:00, de “Pólvora negra“, la última novela del amigo Montero Glez, la ganadora del Azorín 2008.

Montero Glez exhultante, en Madrid y presentando novela nueva. ¡Que Dios nos coja confesados! Escondamos las mujeres y los niños… (Jajajaja)

Abrazos muchos,
Pedro de Paz

Lumarzo 31st, 2008 at 10:36

Ya he oído hablar de Mr. Booth. ¿Cree que me alojará a mí también? Igual le saludaré de su parte.
A quien no saludé el otro día fue a usted. Mi novia y yo nos cruzamos con usted y su hija por la calle San Bernardo y le dije (a ella): mira, éste del bigote es el del blog que te he dicho que leo, y esa es su hija. Ella insistió bastante para que le saludara, pero no me pareció propicio.
Ahora soy yo quien recordará toda su vida el día que me crucé al celebrado escritor Reig y repetiré a mis conocidos: de lo más campechano, con camiseta blanca y una chaqueta de punto…

celiamarzo 31st, 2008 at 11:22

A mi tambien me ha sentado como un tiro el articulito.¿ Puedo o podemos hacer algo Rafael?. Cabréate que es normal, que pero que no te entre mala sangre mi vida. Millón de besos

Eugenio Sánchez Bravomarzo 31st, 2008 at 11:26

La actuación de El País puede leerse del mismo modo que Hume enfrentaba a Dios con el Mal. O bien Dios es todopoderoso y entonces es malvado o bien es impotente y por lo tanto no debería ser considerado Dios. Es decir, o bien Mantilla es competente en materias literarias y ha obrado por maldad o venganza, o bien desconoce la Autobiografía de Marilyn Monroe y por tanto es un incompetente que no esta capacitado para desempeñar su trabajo.

Sheilamarzo 31st, 2008 at 11:49

Jajaja, eres un encanto hasta cuando te enfadas.

M.Güellmarzo 31st, 2008 at 11:53

Pues menuda tela, ¿no?

Quizá, el año que viene, si esto les sale bien, hagan una novela caballeresca ambientada en los molinos de Angers, con un lunático caballero llamado Monsieur Quishotée.

¿Quién sabe?

yavesmarzo 31st, 2008 at 12:33

La verdad es que ese crítico debería informarse mejor sobre lo que escribe, esa es mi conclusión.
Conozco este blog y le escribo, por mi amiga Lenita, que me ha sugerido que le invite a una exposición fotográfica que haré el día 24, por si le apetece verla, está invitado.
Un saludo.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 12:55

Ánimo Rafael, solo te digo que si leo alguna de las dos no va a ser la del franchute.

He encontrado este enlace y cuando lo he abierto he pensado: “Estos capullos del mundo se han vuelto a equivocar de foto”

http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2003/06/752/

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 13:43

Ruiz Mantilla trabaja en la sección de cultura de El País.
¿Qué esperan? ¿Qué sepa de qué habla?
Hay que joderse.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 13:51

Algunas indagaciones al respecto… resulta que a finales de 2006 El País sí publicó una reseña del libro, claro que no sabemos (¿?) si por haber salido en “Punto de Lectura”, sello del grupo Santillana: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Autobiografia/Marilyn/Monroe/elpepucul/20061205elpepucul_1/Tes . Otra cosa sería porqué nisiquiera se cita ahora, tal vez tenga que ver con que el sr. Reig es ahora alguien en Público y antes sólo era un francotirador que les daría unos eurillos con la venta de aquel libro. Respecto del artículo en cuestión cabría añadir que con todos los respetos al articulista en esta ocasión concreta tiene tan poca originalidad como el libro reseñado.

Maribelmarzo 31st, 2008 at 17:56

Pues le diré a Maite que lea lo del franchute a ver qué le parece. Ella leyó tu libro y me parece que le interesan más tus técnicas que las que le intentan colar en las clases de psicología.

Sí, de momento se aparta de los coches. Cuando tenga que conducir?ojo con los peatones. Así es.

Besos dobles, Rafael

Alfred Manfredimarzo 31st, 2008 at 19:49

¡Hola Reig!

Haz una hagiografía de Polanco o de Cebrián, publícala en Alfaguara o en cualquier otro tentáculo del Grupo Prisa y ya verás si te dan páginas en El País. A lo mejor hasta te dan una columna.

A. M.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 20:08

Autobiografía de Marilyn Monroe es mi libro favorito de cuantos te he leído, Reig (y creo que sólo me faltan el primero, inencontrable hasta donde yo sé, y el último, que lo compré en su día y en algún momento le tocará salir de debajo de la cama y subir a la mesita). Autobiografía… lo pillé este verano en la Semana Negra por un euro, si no me falla la memoria, en una especie de Super Mercado de Libros nutrido, fundamentalmente, con viejas ediciones de Júcar (por ejemplo, La triología de New York, de Auster, pero desglosada).
Había leído, poco antes de hacerme con tu libro y en una suerte de publireportaje`publicado por LA NUEVA ESOA?A, que en el consabido BookMarket se podían encontrar cosas curiosas. Ponía el autor (no recuerdo quién era) del dicho artículo que una de esas rarezas, momentáneamente alcanzable, era la primera edición de una curiosa biografía apócrifa de Marilyn Monroe escrita por un peculiar autor de Cangas que, he aquí la gracia, por lo visto le dejó su manuscrito a su compañero de asiento en un tren sin saber que, oh calamidad, su acompañante no era sino editor; de hecho, y para más inri, era el futuro editor de su novela (aunque, claro, eso el joven de Cangas no lo sabía -aún-).
La historia se redondea aún más, y eso ya no sé si creérmelo pero quién sabe, con el supuesto dato de que nuestro protagonista se había metido justo en ese tren, qué delicioso romanticismo, con la idea de irse a la capital en busca de editor para su nueva novela (¿quizá exactamente el editor con quien se encontró?).
Lo que ya no contaba el artículo fue cómo el joven asturiano se las arregló para entablar justo esa conversación con justo ese personaje ni si, consumado el milagro, se bajó del tren para coger inmediatamente el de vuelta (porque, creo haberlo dicho, había ya alcanzado lo que ansiaba)
Un saludo.
Fdo. Rubinstein
pd. Echo en falta algo más de ajedrez en Público

Nachomarzo 31st, 2008 at 20:17

¡la siega crítica!

Javier Divisamarzo 31st, 2008 at 20:56

No conozco ni tu novela ni la del francés, ni a ti ni al gabacho, pero creo en ti…¿Porqué? Porque tu novela existía años atrás, y porque me da la gana, Rafael, que ya sé que lo de rafa no te apasiona. Pero, donde te dejaste al psicoanalista de Marilyn?

Javier Divisamarzo 31st, 2008 at 21:24

UN MITO VIVO
Rafael Reig escribe una ‘biografía interior’ de Marilyn Monroe

EFE

NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID.- Rafael Reig se ha inspirado en los últimos días de la vida de Marilyn Monroe para escribir un relato íntimo en el que la propia diva del cine recapitula el conjunto de su vida, sus sentimientos, sus pensamientos sobre sí misma y sobre el resto del mundo.

‘Autobiografía de Marilyn Monroe’, editado por Lengua de Trapo, llega a las librerías en un momento en el que el mito de la actriz de Hollywood está más vivo que nunca, ya que coincide con la exposición ‘Vida de una leyenda’, organizada por el Centro Cultural de la Villa de Madrid.

Los detalles más íntimos de la vida de Marilyn son de dominio público y, sin embargo, ésta es la primera vez que se ofrece una biografía interior de la Marilyn Monroe mujer.

‘Autobiografía de Marilyn Monroe’ es la mirada de una mujer de 36 años sobre una biografía personal llena de ruido y de furia, cuyo final es una llamada de socorro: “No quiero que me comprendan. Quiero que me quieran”.

Rafael Reig es autor de numerosas novelas, entre ellas, ‘La fórmula Omega’, ‘Sangre a borbotones’ o ‘Guapa de cara’, y además imparte clases de literatura en la Universidad de Saint-Louis, en el ‘campus’ de Madrid.

Anonymousmarzo 31st, 2008 at 21:28

A Ruiz Mantilla lo conozco de amigos comunes de Santander. Tengo en mi mesa dos libros suyos que me han regalado,”Gordo” y ” Yo, farinelly, el capón” y ninguno he leído pues me dan pereza. Lo que sí he leído son sus artículos en el país que versan un poco de todo, no se centra en un tema especial. Su familia es conocida en la pequeña Santander y a mí siempre me han hablado muy bien de él, así que en principio pienso que la no mención de tu libro, Rafael, es falta de conocimiento y no producto de una cospiración editorial. Pero, bueno no estaría de más intentarle hacerle llegar la noticia de la existencia de tu libro y darle la oportunidad de disculparse, aunque dado que es colaborador habitual de El País y que escribe libros como churros, no creo que ya le importe mucho ya el tema de su artícul de la semana que ya pasó.

Lorenmarzo 31st, 2008 at 22:54

No sólo es una novela publicada, es una novela cojonuda -tu mejor novela junto con el Manual- que se lee de una sentada, llena de inteligencia y sensibilidad.
Se la regalé a una amiga fánática de Marilyn y también le gustó mucho.

Un abrazo muy fuerte.

Anonymousabril 1st, 2008 at 6:59

Ruiz Mantilla es un periodista español. Eso no es decir nada bueno de nadie pero tampoco especialmente malo. Es probable que tuviera que escribir la nota por encargo, es probable que lo tuviera que hacer a toda prisa, es probable que si hubiera mencionado la novela de Reig lo hubieran cortado, es probable que en el momento ni se acordara…
Yo leí la nota, yo he leído la novela de Reig y me gustó. En el momento no relacioné las dos cosas. No crucifiquen a Mantilla que no es más que eso, un periodista español.
J.

Manuelabril 1st, 2008 at 9:58

Sobre Marilyn se han publicado cientos de obras, como mito del Siglo XX que es. ¿Por qué iba a acordarse Ruiz Mantilla de una novela publicada en Lengua de Trapo hace la tana? ¿No echaste en falta ninguna referencia a obras anteriores cuando reseñaron la tuya? No pierdas la objetividad ni busques fantasmas donde no los hay. Sólo te perjudica.

menteabiertaabril 1st, 2008 at 13:09

¡Que vergüenza!
Entre el mundo y el País ,esos 2 grandes periódicos (cierro modo ironía)me quedo con Público.

Gracias Reig por “colgar en internet”(que expresión más fea, como si dejaramos colgando cosas…¿subir a internet? ¿subir? ¿a donde y para qué?esto es internet el objetivo no es hacer deporte);vaya perdí el hilo, en fin como decía gracias por escribir estos fragmentos y reflexiones de tu día a día.

Leyendote he visto que se puede seguir siendo joven de espíritu después de los 30…me temía que las caras de ceño fruncido y pelo en la nariz siempre iban cabreados con su madurez,¡pero no!es solo que piensan mucho y muy fuerte jeje.

Anonymousabril 1st, 2008 at 13:11

Manuel, no se trata de que existan “otras obras sobre Marilyn” de la misma manera que tampoco es un problema el lanzamiento de “una novela policiaca” después de todas las ya existentes en el mercado. Lo flagrante es que el argumento, el enfoque, la trama, el nudo, la ambientación y la perspectiva de la del Schneider es calcada a la del Reig. Eso es lo que duele. Que haciendo uso de la misma idea cabal y exacta, a uno lo celebren y a otro lo ninguneen.

estherpg86@...abril 1st, 2008 at 21:39

Siempre con tu genial ironía. No dejes de contarnos cosas como esta.
A tí te sirve como desahogo, a mí (o a nosotros) para reforzar la cada vez peor opinión que tengo acerca de ese periódico.
Artículos como este que traes a colación no hacen sino evidenciar la incompetencia de algunos de los “profesionales” que tiene en plantilla y la ausencia de preocupación por hacer prensa de calidad por parte quienes lo dirigen.
Hacen falta editores que lleven un mínimo “control”, que hagan unas mínimas comprobaciones de fuentes, de veracidad… en fin, lo que se llama diligencia periodística.
Y la pena es que el de El País no es un caso aislado, más bien es la tónica general que sigue la mayoría de la prensa.
Yo, igual que “menteabierta”, me quedo con Público. Pero, sobretodo, me quedo contigo, Rafael.

Un besito animoso (que consolador suena algo feo).

Anonymousabril 2nd, 2008 at 1:23

Pardiez. Estudié con el ínclito Ruiz Mantilla, Jesús para los amigos, en los lejanos días de la facultad de Ciencias de la Desinformación.
Han pasado muchos evos desde entonces, pero a fe mía que era una excelente persona entonces, bonachón y limpio de palabra y pensamiento. Ha pasado mucho tiempo, sí, pero permitidme romper una lanza en su favor y apostar por el desconocimiento de la obra de Rafael a la hora de realizar su reseña.
Vivo muy, muy lejos de España y me es sumamente doloroso oir el entrechocar de espadas entre bardos y escritores por un quítame allá esas pajas. No hemos cambiado nada en medio milenio.
Un abrazo, Rafael, su blog es excelente y tan límpido como la mirada y acciones de aquel Ruiz Mantilla que conocí cuando la década de los ochenta besaba la de los noventa y todos eramos mucho más ingenuos y buenos.

BRAN EL CUERVO

Billy Zanzingerabril 2nd, 2008 at 1:58

mientras Público no se decida -y no creo que lo haga- a publicar un suplemento literario, hasta los que escriben allí mirarán a ver que dice el Babelia, y eso da un poco de pena, es casi patético y si encima no salen o salen mal pues no ya patético sino que hasta se observarán reacciones tipo complejo de inferioridad y tal… pero llegado el caso esperemos que Escolar y Ekaizer quieran publicar reseñas de libros de alfaguara o que hablaran mal de alguno de lengua de trapo, aunque no fueran de reig o de olmos… pero mientras se pude decir de todo. El único que tuvo cojones fue Echevarría, los demás a seguir leyendolo por si acaso, aunque sea para criticar.

Anonymousabril 2nd, 2008 at 2:12

Si Ruiz Mantilla sabía, enviémosle los padrinos.

Si ignorase, lo lógico es que formule en público sus disculpas.

Tertium non datur.

Anonymousabril 2nd, 2008 at 4:08

Y observo, Rafael, curiosos cambios en el blog:

- Veo que nos han esponsorizado. Supongo que está muy bien, que es una señal de éxito. Sólo espero que El Corte Inglés y Cajamadrid nos financien la próxima malta.

- Hay un mapa nuevo de localizaciones de los visitantes del blog. La mar de interesante. Por supuesto, los lunares gordos (que son los que indican mayor densidad de tráfico) se centran en España, pero tienes impactos en Isla Mauricio, en las Seychelles y también al fondo a la derecha, donde seguimos tus andanzas con el interés de siempre.

Un abrazo, M.

Rafael Reigabril 2nd, 2008 at 6:18

Besos, Nata.
Tienes razón,Bruja. A ver si vuelvo a Gijón y pasamos por encima del tiempo. Un beso enorme.
No, hombre, Pedro, no lo decía para forzarte a ir. Yo intentaré ver lo de Montero. Abrazo.
Ja, ja… Lu, pues no se lo perdono. Tenía que haberme saludado y Anusca y yo habríamos invitado a unas cañas. La próxima.
Ná, Celia, ya se me ha pasado. Gracias.
Ja, ja… me gusta, don Eugenio. Gracias, por cierto, por el generoso trato que me da en su blog.
Pues anda que tú, Sheila.
No lo descarte, Güell, no lo descarte.
El 24 de abril? Vale, dónde es?
No, ja, ja… el de la foto soy yo, pero hace años. ¿He mejorado?
Besos dobles, Maribel.
¿Una columna? MMMMMM, me lo pensaré, je, je.
Ja, ja…. la historia es parecida. Otro día cuento la real en un post, que es incluso más divertida. Pero sí, fue así. Me acuerdo de aquel mercadillo, que ibas con una cesta y todo. Cojonudo. Gracias por leerme con tanta generosidad, Rubinstein. Y sí, falta ajedrez. Abrazo.
Mi novela, Javier, es el monólogo de MM con su psicoanalista.
Yo no le conozco, pero estoy seguro de que en cuanto lo haga nos tomaremos unas cañas y nos lo pasaremos de puta madre y nos reiremos de esta bobada.
Abrazo, Loren.
Manuel, si lees mi novela comprenderás por qué debería haberse acordado.
Gracias a ti por leer, Menteabierta.
Gracias por el beso, Esther. Yo también me quedo contigo.
Bran, ya digo que nada tengo contra Ruiz Mantilla. Al contrario, seguro que nos hacemos amigos.
Pues a ver si se deciden a lo del suplemento.
Anda, M, mándame un mail, que te echo de menos y no sé si vale el que tengo todavía. Un abrazo enorme y besos a tu harén. Lo de los patrocinadores, no sé, hablaré con los jefes. Lo de la malta, a ver si es próxima y cercana, invito yo (a la primera botela).

Pedro de Pazabril 2nd, 2008 at 9:51

Por Dios, D. Rafael. En absoluto me supone un esfuerzo. Es más, me encantaría poder pasarme pero ando pendiente de confirmación de un compromiso previo. Ya le contaré. Y si no, nos veremos en lo de Montero. Y si tampoco puede ser, pues cuando el Diablo quiera.

Abrazos,
Pedro de Paz

Anonymousabril 2nd, 2008 at 13:26

JA!
El País!! Hace un par de semanas publiqué una biografía que ha tenido repercusión en todos los medios, pero en El País no. “El tema es excesivamente conocido por nuestros lectores”, me dijeron, o sea, y pa que se entienda, Rosa Montero escribió una columna sobre el personaje en el 2002. Columna, mal documentada y peor escrita pero que hace el tema excesivamente conocido para los lectores. Sin comentarios. ¿Apostamos? ¿Cuánto tardan en publicar una novela a partir de mi biografía?

indigoabril 2nd, 2008 at 15:26

Pardiez, parece que EFE y El Mundo se suman a la conspiración…

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/04/02/cultura/1207138153.html

Ni palabra de su novela. Me sumo a la idea de la incultura y/o incapacidad de los redactores de Cultura.

Fdo. Un redactor de Cultura

Anonymousabril 2nd, 2008 at 21:33

\William Irish y la plomada/

“ya está este hombre haciendo sus soldaditos de plomo”. Y no era así. Tan sólo entretenía sus horas libres en ajustar el molde con la prensa para, una y otra vez, sacar pequeñas plomadas que sirvieran de contrapeso al anzuelo y así pescar, a altas horas de la noche (que es madrugada y sugieren más algo subterráneo, por lo oscuro), algun pargo de gran tamaño.

El pargo se consume de una sentada. Es sencillo de abrir en canal -ideal para la plancha- pero sus aletas son especialmente resistibles a la tijera. Si las tocas, si pasas los dedos por las dorsales – como un cepillo- la sensación del pinchazo no es tan leve.

Con esta premisa, ojeaba a saltos “Sangre a borbotones”, que había estado descansando ansioso junto a una de esas novelillas de ‘cambio y compro’, ‘compro y cambio’, en definitiva, de barato. Aquellas que ni siquiera firmaban sus autores y que, con seudónimos al estilo de William Irish, presentaban unas portadas tan fantásticas que únicamente se suponían a las novelas universales de Zane Grey, a las de Frazetta ilustrando a Robert Ervin Howard, a lo que los americanos denominaban ‘pulp’.

Ese papel andrajoso que se deshacía en las manos cuando el amarillo del polvo dejaba entrever un naranja…tan oloroso. “Algún tuberculoso habrá puesto sus manos y esputos en esos libros de segunda”. Segunda mano, por supuesto…

Trato de ver lo bueno sobre lo malo. O apreciar lo positivo. “Para escribir mal de algo o alguien no lo hago”, comenté en una ocasión a una representante que, entusiasta, me agradeció no extender su opinión acerca de un producto de modo más solemne.

Me gusta esto y aquello y el hecho de que a aquel no le guste éste, no implica incompatibilidad.

nuaniu es tan sólo un seudónimo. Te agradezco este espacio.

ahora o en los días que vengan, continúo ensayando con la escritura – que humildemente no es esto, en mi afán-.

A Alfaguara presenté hace ya más de quince años: “El pintor de cielos y la fotógrafa de la muerte”, creo que “El impuro” y no sé si “Al final de la escalera”, un trasunto de la cinta protagonizada por George C. Scott. Y a la que tanto creo que debe Amenabar.

Por la red rondará sin ánimo de lucro. Puesto que esto es un potencial para los bancos de imágenes, el plagio, o la pura y sencilla inspiración. Pero también para que a uno/a le lean.

No estoy dispuesto a seguir determinadas prerrogativas. Hace poco envié carta a una editorial que me comentó estaba saturada para leer mis escritos (?) pero que amablemente me sugería presentarlos a un concurso. Ahora, los que velan por que se lleven a cabo las condiciones de éste, son -a buen seguro- autores como tú. Y dudo de que aún preserven la perspectiva positiva que he mencionado palabras antes.

Me gusta tu desahogo pero tú tienes la capacidad literaria para seguir llenando páginas, preocuparte de nuevos enfoques e incluso, perdonar a quien te escribe con la perspectiva del que sabe que puede ser uno de los personajes que plagan esos relatos.

Espero no haber sido cursi en demasía. Este ‘cyber’ me acaba de informar desde mi puesto que ‘en cinco minutos cerramos’

Javier Romeroabril 3rd, 2008 at 10:59

Pues La Vanguardia se une al silencio sobre tu novela. Esto tiene toda la pinta de ser una vasta conspiración. Primero se hace desaparecer a la novela, luego al autor….

Escribir un comentario

Tu comentario