Rafael Reig, blog, escritor, novelista, literaturaPues aquí pondré lo que se me vaya ocurriendo. Poca cosa, en general. Lo primero que se me pase por la cabeza. Lo que lea por ahí y lo que me cuenten en la barra de los bares o los amigos. Y si alguien quiere poner algo también, estupendo: no censuraré ningún comentario. Corrijo: sólo permitiré que se publiquen los comentarios que a mí me dé la gana y no daré ninguna explicación al respecto


Botarates

En el Reino Unido hay al parecer una Comisión para la Igualdad Racial (CIR, como donde se hacía la mili). Son unos auténticos botarates. Tontos, pero tontos con ventanas a la calle.

Quieren que se prohíba Tintín en el Congo porque es un tebeo racista.

Primero querían que se vendiera sólo en la “sección de adultos”, como la pornografía, y que le pusieran una etiqueta que dijera que contiene “estereotipos burgueses y paternalistas de la época, interpretación que algunos lectores podrían encontrar ofensiva“.

Suena a propio de la Unión Soviética. Es formidable.

Ahora quieren que se prohíba totalmente su venta.

¿El tebeo es racista? Toma, claro.

El Poema de Mio Cid también es racista. El Quijote es machista. Tarzán, ni te cuento. En Huckleberry Finn los niños fuman. El Lazarillo no promueve una dieta equilibrada. Todo Quevedo es inadmisible. ¿Y Góngora? ¿Y esos chistes que hace Góngora? Por ejemplo, hay en las Soledades un macho cabrío, o sea un cabrón, que se come las uvas:

El que de cabras fue dos veces ciento
esposo casi un lustro –cuyo diente
no perdonó a racimo…

Hasta que aparece un rival más joven, “rival tierno,/ breve de barba y duro no de cuerno“, que al vencerle:

redimió con su muerte tantas vides

En la época, el chiste que compara al cabrito o cabrón joven con Jesucristo (que, como se sabe, redimió con su muerte tantas vidas) era considerado repugnante (pero no lo prohibieron, eran otros tiempos, no arreglaban todo con prohibiciones).

El cabrón viejo, además, se lo sirven al peregrino convertido en cecina, transubstanciado. A pesar del recuerdo burlesco de la comunión, no lo prohibieron. Eso sí: todos los comentaristas de la época lo señalan y dicen que es un chiste asqueroso.

(Por cierto, acabo de comprobar la cita en una edición moderna, de Cátedra, y por supuesto nada dicen del chiste del cabrito que redimió muchas vidas. O no lo entienden o ya está prohibido comentarlo).

Menos mal que Zapatero sólo lee a Borges, a Suso de Toro y a Gamoneda. Si no, ya habría prohibido a Góngora, porque hace burlas a la religión. Encima, a la religión verdadera.

A la hoguera también con el viejo don Luis de Góngora.

Pobre Tintín y pobres de nosotros, rodeados de talibanes.

Toda (o casi toda) la cultura clásica es racista, homófoba, machista, hace bromas anticlericales y además incita a la insubordinación frente a la autoridad.

¿Lo prohibimos todo de una vez, como Elena Salgado, la ministra déspota?

En vista de lo cual me fui a merendar a casa de mi hermana Maite.

Aquí aparece el perro Patán (como el de Los Autos Locos, esos dibujos animados burgueses, machistas y eurocéntricos), Anusca y mi amiga (y de todos los que pasan por aquí) Nata.

Después de la merienda leímos con Anusca un poco de Mark Twain, pero lo hicimos con las persianas bajadas y susurrando, no fueran a denunciarnos los vecinos.

Siempre se lo advierto a Anusca: no digas en el cole que en casa leemos a Mark Twain, ni que vemos películas del Oeste, ni que recitamos poesías de Quevedo. Tú di que sólo vemos la tele, donde se enseña igualdad, respeto y buen gusto. Y no leemos más que a Gamoneda y Suso de Toro, para que nos inculquen esos valores positivos, educación para la ciudadanía y alianza de civilizaciones.

A ver si van a venir el CIR, Elena Salgado y otros botarates y nos reeducan a todos, como los chinos maoístas.

Sigamos leyendo a escondidas, para que no nos sorprenda la policía de costumbres:

náufrago, y desdeñado sobre ausente,
lagrimosas de amor dulces querellas
da al mar; que condolido,
fue a las ondas, fue al viento
el mísero gemido…

Comentarios (28)

Más claro, aguajulio 17th, 2007 at 6:37

¡¡¡¿Y qué decir de Mortadelo y Filemón?!!! ¿Dónde está la paridad, la igualdad?

¡¡¡¿Y qué decir de Zipi y Zape?!!! Que parece se han merendado el libro de la Educación de la Ciudadanía y que tiene un padre que no es más machista porque no cabe en la viñeta…

¿Nadie ha propuesto todavía incinerar en vida a Ibáñez? Sr. Cañizares, ¡rescátenos!

wisejulio 17th, 2007 at 7:20

El mundo se ha vuelto gilipollas y no sabe qué decir. Te admiro a tí y a tu blog, eres único. Aquí parte de un post mío (siento el mal llamado spam)

LA BALSA DE PIEDRA

¿España y Portugal en un mismo estado federado? Para mí que la idea es bonita, idealista como no, pero insulsa.Eso pasará cuando las ranas críen pelo.

Amigo Saramago, lo mejor es pensar las cosas pero decirlas, decirlas… entiendo tu ilusión por tu requeteboda granadina pero esos pensamientos que algunos calificarán de bombero (yo no) es mejor guardarlos en la azotea y que se queden allí. Que está muy bien tener en tu haber un nobel (wow) pero eso no quita para andar metiendo uno de tus cuentos (de ficción) en la realidad. Vamos, que no me veo yo a los portugueses muy contentos con la medida, o quizá sea mejor decir que no me imagino a mis “compatriotas” tirando cohetes con esa bonita predicción tuya. Bastantes problemas hay pero que a la larga haya más. Amigo mío, mejor deja esa argumentación tuya para tu siguiente libro que podría llamarse “La balsa de piedra: el regreso”. Sin acritud, un exlector tuyo.

lenitajulio 17th, 2007 at 7:21

creo que me he perdido esta vez. tintín racista??¿? y de donde lo sacan?? quiero decir, de donde han sacado el que sea racista? no es que haya leído mucho de él pero no me ha dado ninguna sensación.

de todas formas estamos en una sociedad puritana y de buscarle 3 piés al gato¡ y todo por culpa del mundo adulto, porque dudo mucho que un niño se convierta en racista por leer a tintin¡ vamos, no me jodas¡¡ igual que si se vuelven gays con los 7 enanitos, que su punto tenían.

en fin,,,

Opción Cjulio 17th, 2007 at 8:03

Rafael, luego comento lo tuyo. Ahora permíteme que incluya otra de mis P.
Esta mañana al regresar de mi práctica deportiva, salían de la pisicina municipal un grupo de chicos y chicas (6-8 años)en fila. La consigna del monitor era la siguiente:”¡Vamos, cogidos de la cuerda y pegados a la pared!. Dicho y hecho. Todos agarraditos a la cuerda de la que tiraba el creativo educador. Al ver esto, me he preguntado: ¿cuando estos niños sean mayores, sabrán caminar por el mundo sin cuerda y sin pegarse a la pared? ¡Qué triste!.El dicurso de la seguridad ciudadana está dando sus frutos. Menos mal que no tengo hijos en edad escolar.

Un beso.

El chino fue el asesinojulio 17th, 2007 at 8:12

BODA DE NEGROS (Quevedo)

Vi, debe de haber tres días,
en las gradas de San Pedro,
una tenebrosa boda,
porque era toda de negros.
Parecía matrimonio
concertando en el infierno,
negro esposo y negra esposa,
y negro acompañamiento.
Sospecho yo que acostados
parecerán sus dos cuerpos,
junto el uno con el otro
algodones y tintero.
hundíase de estornudos
la calle por do volvieron,
que una boda semejante
hace dar más que un pimiento.
Iban los dos de las manos,
como pudieran dos cuervos;
otros dicen como grajos,
porque a grajos van oliendo.
Con humos van de vengarse,
que siempre van de humos llenos,
de los que por afrentarlos,
hacen los labios traseros.
Iba afeitada la novia
todo el tapetado gesto,
con hollín y con carbón,
y con tinta de sombreros.
Tan pobres son que una blanca
no se halla entre todos ellos,
y por tener un cornado
casaron a este moreno.
?l se llamaba Tomé,
y ella Francisca del Puerto,
ella esclava y él esclavo,
que quiere hincársele en medio.
Llegaron al negro patio,
donde está el negro aposento,
en donde la negra boda
ha de tener negro efecto.
Era una caballeriza,
y estaban todos inquietos,
que los abrasaban pulgas
por perrengues o por perros.
A la mesa se sentaron,
donde también les pusieron
negros manteles y platos,
negra sopa y manjar negro.
Echólos la bendición
un negro veintidoseno,
con un rostro de azabache
y manos de terciopelo.
Diéronles el vino tinto,
pan entre mulato y prieto,
carbonada hubo, por ser
tizones los que comieron.
Hubo jetas en la mesa,
y en la boca de los dueños,
y hongos, por ser la boda
de hongos, según sospecho.
Trujeron muchas morcillas,
y hubo algunos que, de miedo,
no las comieron pensando
se comían a si mesmos.
Cuál por morder el mondongo
se atarazaba algún dedo,
pues sólo diferenciaban
en la uña de lo negro.
Mas cuando llegó el tocino
hubo grandes sentimientos,
y pringados con pringadas
un rato se enternecieron.
Acabaron de comer,
y entró un ministro guineo,
para darles agua manos
con un coco y un caldero.
Por toalla trujo al hombro
las bayetas de un entierro.
Laváronse, y quedó el agua
para ensuciar todo un reino.
Negros dellos se sentaron
sobre unos negros asientos,
y negras voces cantaron
también denegridos versos.
Negra es la ventura
de aquel casado,
cuya novia es negra,
y el dote en blanco.

Otro chinojulio 17th, 2007 at 8:18

Fíate Rafel de los tal ivanes; Ivan el terrible desfloró a más de 1000 vírgenes polacas y mató a sus hijos. Eso sí prohibió leer en su presnecia, al menos mientras desfloraba, no fuera a ser que “Las mil y una noches” pasara a ser un cuento ruso. ¿Qué sentimos al leer? ¡La supresión del tiempo!, dicen los filósofos (Heidegger). POr esto se prohibe leer. Y la verdad, no es por llevarte la contraria, pues somos amigos, pero prefiero a Zapatero como lector que a Aznar; el primero tiene mejor gusto (Gamoneda) que el segundo (García Montero). Toma unos versos para animarte tanto que te gusta la bebida:

¿Quién ha de decirme a mí
que beba tres o cuatro copas,
que deje el coche en el garage
si el que conduce es mi chófer?
(“Aznar en Valladolid”, por José María Aznar)

Los criticonesjulio 17th, 2007 at 8:20

¿Y qué me dicen de Valle-Inclán?
¿De Buñuel?
¿Epi y Blas?

¿¿¿Y Walt Disney???

Alvitogodinojulio 17th, 2007 at 8:46

Quisiera responder a “más claro agua”, ya que yo me tragué los tebeos de chico y cuando más grande oí la explicación quedé fascinado: “Zipi y Zape” era una sátira en clave infantil de la típica familia catalana de pos-guerra: de ahí los apelativos con que se llama a d. Pantuflo (personaje, por otro lado, bien ilustrado, pero no exento de una pedantería harto cargante, casi como la mía).
A Lenita: así es, lo siento. Lee con atención “Tintín en el Congo”; aunque es verdad que después Hergé abandonará casi por completo esos planteamientos eurocéntricos.
Lo cierto es que lo que nos hará más fuerte no será la prohibición, sino el convivir con lo negativo de nuestra herencia cultural, entenderlo y superarlo.
Ya que estamos, que prohiban a Heidegger, no por nazi, sino porque es insoportable y a mí me parece un estafador.

Más claro, aguajulio 17th, 2007 at 9:05

A alvitogodino:

Desconocía esa interpretación subliminal :-) de Zipi y Zape. Lo que capta un imberbe es que D. Pantuflo es un ilustrado, ciertamente, pero que no mueve el culo del sofá para nada, mientras que su mujer trabaja a destajo en todo lo relacionado con ‘los asuntos’ del hogar.

En todo caso,desde el punto de vista de los talibanes de la modernidad, el esquema familiar que presentan es digno de ser arrasado por un grupo de exaltadas feministas. ¿O no?

natajulio 17th, 2007 at 9:17

lo que pasa es que contigo ya no hay nada que hacer, rafa, que no tienes remedio. ¡pero qué me dices de las venideras generaciones futuras!: educados para la ciudadanía y con cienes y cienes de lecturas prohibidas por falta de igualitaria corrección política.
encefaloplánicos y niquelaos los van a dejar. gran futuro para la vieja europa.

beso largo

-de tres días de playa a la que ahora me voy-

Luis Cauquijulio 17th, 2007 at 9:30

de todas maneras, la autoridad, cualquier tipo de autoridad, intentando adoctrinar al pueblo es la historia más vieja del mundo.
y siempre fracasan.

Carlitosjulio 17th, 2007 at 9:38

Por esa regla de tres, el 90% del cine norteamericano actual debería censurarse.
Evidentemente, es una memez, pero también sería bueno darles a nuestros hijos una contextualización de esos tebeos, libros, películas, para que no tengan que darse cuenta mil años después como le pasó a otras generaciones.
Contextualizar, no prohibir, evidentemente.
Nunca me gustó Tintín, por otra parte, yo siempre fui muy fiel a Shelock Holmes… que también tenía lo suyo…

Andrés Gasteyjulio 17th, 2007 at 9:54

El problema de Tintín en el Congo es que es un álbum malo, fofo. Los dibujos tienen la gracia de la época, pero nada más.

Sin embargo, El Secreto del Unicornio y el Tesoro de Rackham el Rojo son de lo mejorcito en suspense/aventura que se haya escrito/dibujado/filmado. Más detalles en “Tintín y el secreto de la Literatura”, Tom McCarthy, ED. El Tercer Nombre, de reciente aparición.

Sobre África: la colonización fue un horror, la descolonización otro. Van para atrás, sin excepción. Los gobernantes africanos son, grosso modo, la hez del mundo.

Para la que no tiene hijos en edad escolar: los niños deben ir por la calle agarrando una cuerda porque la calle está llena de animales que no respetan los pasos cebra ni los semáforos. Los monitores no están embridando futuros ciudadanos sumisos, sino salvándoles la vida.

Abrazos.

abel gancejulio 17th, 2007 at 10:04

Ya puestos al revisionismo políticamente correcto con los africanos, también podrían prohibir alguna cosilla como “El Corazón de las Tinieblas”, total además de plantar unos negros totalmente salvajes va y lo escribe un aristócrata ucrano-polaco como Conrad. De los escritores estadounidenses sólo serían autorizados los yankees; los del sur, también prohibidos.

Creo que ya lo decían en el post anterior, si es que es mejor conducirse por el lado del mal que por el del bien.

EL PADRE PROHIBIDOjulio 17th, 2007 at 10:05

Hijos, míos, ¿por qué me habéis abandonado? Prohibir, prohibir, prohibir, solamente pensáis en esto… Follad más y prohibid menos, ¡manda huevos!, que parecéis curas… Pero bueno, si hay que prohibir a Buenafuente yo me apunto. Aunque como lectura obligatoria en los colegios debería ser el famosísimo libro de C. Jiménez, “Paracuellos”. Os envío el enlace ya que hay mucho gestor cultural en este foro:

http://www.carlosgimenez.com/menu.htm

Besitos a las hijas y abrazos a los nenes

danjulio 17th, 2007 at 10:07

Con el centenariazo del nacimiento de Georges Remi han aparecido incluso bajo las piedras los discutidores de las historietas de Tintín. Y es cierto que la ideología (ese saco sin final) de Hergé quedó ampliamente reflejada en sus trabajos. Pero no sólo en Tintín en el Congo. También en Tintín en el país de los Soviets o en Tintín en América. Sus dos volúmenes más “abiertos de miras”, El loto azul y Tintín en el Tíbet, los escribió Hergé después de conocer a un joven estudiante chino (Tchang) que le mostró nuevos horizontes. Pero, en cualquier caso, ni los unos ni los otros son censurables… Son arte, no lo olvidemos. Y el anuncio del Getafe es sólo un anuncio.

Prohibir la venta del volumen Tintín en el congo resulta tan arbitrario como dejar de leer a Saramago porque haya opinado alguna estupidez. Cada cual con lo suyo, claro. Sólo escribo mi particular opinión. En cualquier caso, por la misma regla de tres, deberíamos dejar de leer a Brodsky, a Danilo Kis, a Céline, a Twain, a tantos…

La imagen de leer a Twain en susurros, escondidos de los vecinos, seguro que le habría gustado a Bradbury, señor Reig.

Saludos.

tonyjulio 17th, 2007 at 12:31

Que tiene ojo de culo es evidente,
y manojo de llaves, tu sol rojo,
y que tiene por niña en aquel ojo
atezado mojón duro y caliente.

Tendrá legañas necesariamente
la pestaña erizada como abrojo,
y guiñará, con lo amarillo y flojo,
todas las veces que a pujar se siente.

¿Tendrá mejor metal de voz su pedo
que el de la mal vestida mallorquina?
Ni lo quiero probar ni lo concedo.

Su mierda es mierda, y su orina, orina;
sólo que ésta es verdad, y esa otra, enredo,
y estanme encareciendo la letrina.

Panchito Quevedo

(con perdón)

Anonymousjulio 17th, 2007 at 16:30

Un libro infantil es censurado en EE UU por tener ilustraciones con desnudos.

12.07.2007

http://www.20minutos.es/noticia/259095/0/libro/infantil/prohibido/

Rolando Riverosjulio 17th, 2007 at 17:31

Rafael, buscando sentido común para mi tesis encontré tu blog. Ahora no me queda más que agradecerte e invitarte a visitar el mío. ¡Salud y Salud!

http://rolandoriverosvidal.blogspot.com

Betajulio 17th, 2007 at 17:37

A mi el anticlericalismo me pone mucho

Raúl Betadinejulio 17th, 2007 at 17:37

Eso, eso, cerremos los ojos a nuestro pasado, creámonos todos que nuestros ancestros se lavaban, hacían Tai-Chí todas las tardes y, al anochecer, se reunían todos (moros, judíos, gitanos, mulatos, cuarterones, chuetas, maragatos, agotes y cristianos nuevos y viejos) en una taberna sensible a los hechos diferenciales de cada uno (a unos té, a otros cerveza, a otros mistela…).
Y la memoria se ejercita con el Sudoku o la PSP, señores, que para eso sirve el progreso.

Rafael Reigjulio 17th, 2007 at 17:42

Menos mal que nos queda Cañizares, más claro agua.

Interesante y sabio el post, wise.

Caramba, Lenita,qué lectura tan perversa y apasionante de Blancanieves…

Gracias, Luis

Bueno, como le explica don Andrés más abajo, opción C, tal y como conduce la gente y, dada la tendencia de los niños a extraviarse, lo de la cuerda es una precaución razonable.

Muy buenos los versos de Aznar, señor otro chino, gracias.

Sí, y todo, criticones.

Mejor no prohibir nada, no le parece, alvitogodino?

Qué envidia, Nata. Te echaremos de menos.

No siempre, no en todo, Cauqui.

Pues sí, Carlitos. El contexto es importante.

Tiene usted toda la razón, don Andrés, pero no lo quieren prohibir por malo, eso es lo malo. Un abrazo.

Tiene razón en lo de Conrad, ya puestos, Sr. Gance.

Un gran libro Paracuellos, en mi opinión, de acuerdo.

En efecto, Dan, nos hace sentir como los hombres-libro de la novela de Bradbury. Abrazo.

Tenga por seguro que lo visitaré, Rolando. Gracias.

Opción Cjulio 17th, 2007 at 19:03

En relación a la cuerda Sr. Andrés, por supuesto que todas las medidas de prevención son pocas si se trata de salvar vidas. Pero también existe una cosa denominada “niveles de riesgo”. Si nos encontramos en una zona deportiva (como era el caso), el riesgo de coches es menor que si se trata de una calle y en ese sentido hice el comentario. Los niños aprenden a discriminar si les mostramos distintas situaciones. Lo que no podemos hacer es aplicar una plantilla para todo pues si nos falla el modelo, estamos perdidos.

Saludos

wisejulio 17th, 2007 at 22:18

Gracias Rafael eres todo un señor: contestar a todos los que ponemos comentarios no tiene precio (aunque sí tiempo). Ahora me voy a poner con Pablo de Santis (algo de Dan Brown tiene hum) y a que Morfeo me arrastre a la cama. Saludos y buenas noches.

Fredyjulio 17th, 2007 at 22:27

Los que prohiben deberían preocuparse más por fomanetar la cultura que de prohibir. Las prohibiciones son insultos al individualismo, al análisis crítico. Los que lo hacen suponen que no sabemos ver las cosas con perspectiva histórica, que veremos en un tebeo cómo se comportaban los colonos y nos darán ganas de ser igual…

Igual se creen que lees “Mi lucha” y vas a perder el juicio para convertirte en un dictador, no piensan que lo puedes hacer por puro interés histórico… y por eso lo prohiben en algunos países de Europa. (No soy partidario de que prohiban ningún libo, ni ese, ni ninguno).

Rafael Reigjulio 18th, 2007 at 5:07

Que lo disfrute, Wise, y faltaría más, es un placer contestar.

Sí, bueno, Fredy, hay cosas que deben prohibirse (la estafa, el fraude inmobiliario, el robo con escalo…), pero en general de acuerdo.

Abrazos

Anonymousjulio 18th, 2007 at 15:28

A ver Señor Reig con todos mis respetos ¡ como se le ocurre dar a aleer a su hija las aventura de Tom Sawyer! si es que va a ir usted al infierno por alimentar el espiritu de su hija de usted con violencia y racismos.

Solo puedo decir una cosa a su entrada del dia de hoy ¡ ole y pole!

1977julio 18th, 2007 at 20:17

Los políticamente correctos querrían que viviésemos en una dictadura de cuento de hadas. Que se vayan a donde Fernán-Gómez sin duda les mandaría. Sí, ahí, a lo marrón.

Escribir un comentario

Tu comentario