MANUSCRITO ENCONTRADO EN MEDINA DEL CAMPO

El fin de semana pasado fui invitada a mi festival de cortos favorito: la Semana de Cine de Medina del Campo, lugar en el que por cuarta vez Emiliano y Eduardo hicieron que me sintiera como en casa (e incluso mejor que en casa.)

Siempre que voy por Medina siento una mezcla de emoción y nostalgia. Es como un rompeolas temporal donde el pasado se enlaza con el futuro. He acudido a recoger el premio del proyecto, a presentar “la Aventura de Rosa”, a competir con “Entrevista”, y este año, como jurado. Así, en este pueblo se mezclan los cortos del pasado con los cineastas del presente y del futuro, y no puedo dejar de mirar las fotos de amigos y compañeros en el auditorio, algunas de hace veinte años, otras de este siglo. Este es el vídeo que han hecho para conmemorar sus 25 años de existencia.

Al regresar al hotel una noche, me encontré con este lugar:

¿Dónde he visto yo esto antes?

Y la imagen me resultó poderosamente familiar. Había algo en mis recuerdos que estaba abriéndose paso desde el año 92.

¡Terminator 2! ¡La persecución de los camiones!

Un estremecimiento me recorrió el cuerpo de los pies a la cabeza. James Cameron había estado en el Festival de Medina del Campo. Pero tenía que averiguar más datos. Me fui a la Hemeroteca del pueblo (situada en la Plaza Mayor) y busqué la opción más lógica: la Semana de Cine del año 92. Después de pasar varias horas sumida en montañas de periódicos amarillentos y quebradizos por el paso de los años, descubrí una noticia en “El Adelantado Pucelano” que hizo que todas las piezas del puzzle encajaran: en mayo de 1991, Cameron vino a supervisar la segunda unidad de Terminator 2, que se rodó en Medina del Campo a causa de la amistad de Cameron con Emiliano, que le había invitado a participar como jurado de la Sección Nacional.

Una de bravas y dos Coca Colas, please

Quise preguntar a Emiliano por este ilustre invitado pero estaba muy ocupado porque tenía que recibir a Fernando Trueba, quien llegaba a recoger el Roel de Oro. Me dijo que me lo explicaría al día siguiente. Así que con toda la intriga, me fui al hotel, pasando por la mítica localización de la persecución que tantas veces había visto. Llegué al hotel la Mota en el que había pasado varias noches de insomnio cuando rodaba mi primer corto, y en esta ocasión tampoco pude pegar ojo. Me puse a pasearme arriba y abajo, presa de los nervios y del deseo de saber más. De repente, noté una pequeña protuberancia bajo mis pies, bajo la moqueta azulada, casi pegada a la pared. Con las tijeritas de la manicura rasgué la moqueta (que el dueño del hotel me perdone) y extraje una hoja amarilla de líneas horizontales. Allí había escrito algo en inglés. Sentí una punzada de anticipación e irrealidad golpeando mi ser. Me senté en la cama y empecé a leer. (Os lo traduzco, claro.)

Después de haber sido jurado de esta edición en este bonito pueblo español, tengo ganas de dejar por escrito algunos pensamientos que me han venido mientras veía los cortos de la selección.

DECÁLOGO PARA EL CORTOMETRAJISTA DEL FUTURO por James Cameron

1. Si no tienes historia, no hagas un corto. Cuando acabes, seguirás sin tenerla y habrás palmado un montón de pasta.

2. Si el corto dura quince minutos, no sigas sacando títulos de crédito en el minuto catorce.

3. Si el corto dura diez minutos, deberías haber planteado la historia antes del minuto nueve.

4. Por muy guapo que sea el niño/perro/gatete no deberías montar un plano de veinte segundos en el que sólo aparece él.

5. Encuentra la historia primero y después, si lo necesitas, el mensaje. Hacerlo al revés canta por soleares (N. del T. del inglés “sings as Michael Bolton.”)

6. Si tienes mucho dinero y pocas ideas, pareces el más tonto del baile de la prom (bueno, tu productor parece aún más tonto que tú.)

Los siguientes puntos del decálogo estaban tachados con un boli de distinto color y en paralelo al texto alguien había escrito: GRINGO CABR?N VETE A TU CASA QUE SABRÁS T? DE CINE. Su ira, probablemente la de un cortometrajista que fue a presentar su corto pero que no se llevó ningún premio, habría sido atizada por las opiniones de Cameron. Por fortuna, tras este ataque, aún podía leerse la despedida del director americano.

“Ha sido fantástico regresar a este pueblo, comer lechazo y ver cortos, algunos muy buenos y otros not, pero sobre todo reunirme con viejos amigos y hacer algunos nuevos. Happy days.”

Enrollé la hoja con cuidado y volví a depositarla entre la moqueta y la pared. Yo no tenía nada que legar a la historia del Séptimo Arte, pero haber sido invitada a Medina me había puesto en una posición perfecta para entender que Medina del Campo es un rompeolas temporal donde el pasado y el futuro del cine se dan la mano.

PARA LOS AMANTES DEL CINE CLÁSICO

Aviso especial para los amantes de las pelis antiguas y caducas: El día 20 de Marzo a las 20 h. en Cortos con Eñe (Bar La Escalera de Jacob, Lavapiés, 11) programan un film del lejano 2008. Se llama “La Aventura de Rosa” y fue el primer cortometraje que dirigí y escribí. ¡Qué tiempos! Alba Alonso, Fran Perea, Javier Gutiérrez, Nacho Vigalondo y el simpar Antonio Esquivias. ¿Os acordáis?

Gracias a José Luis Mora por escribir esta crítica tan inmerecida como encantadora.

Y si nos remontamos al pasado cercano, al momento en el que empecé a hacer cortos, ¿qué hubo al principio? Pues un cartel parecido a éste:

Y es que la semana próxima se celebra la vigesimoquinta edición del Festival de Medina del Campo y volveré a estar allí. Pero de eso ya hablaré en otro momento. Como no todo va a ser darme pisto, os dejo con el trailer de una peli maravillosa que ví ayer: Blackthorn.

DE FESTIVALES: V FESTIVAL TRES CANTOS

Nuestro corto “Entrevista” sigue recorriendo el circuito nacional y en estas últimas semanas hemos estado en el festival Villa de Vallecas, en “Ella dirige” de Boadilla y en el V Festival de cine dirigido por mujeres de Tres Cantos, donde nos han dado esto.

Cuando ganas un gallifante hermosas mujeres desconocidas te abrazan. ¡Aprovechadas!

¡El premio del Público, ni más ni menos! Así que estoy muy contenta y tengo a “La Pelos” como la llaman en el festival en la estantería, muy bien acompañada por algunos libros, un mini muñeco de Darth Vader, un búho de Astorga y el premio del Barbú. Gracias al equipo por su esfuerzo y buen hacer, si queréis os mando una foto con autógrafo de la Pelos.

(Por cierto, las chicas que me abrazan son Ainhoa y Raquel y ofrecieron un estupendo espectáculo de improvisación teatral en la gala de entrega de premios.)

DE FESTIVALES: CORTOS CON E?E Y PREMIO DEL JURADO EN EL BARB?

 

El viernes pasado “Entrevista” ganó el premio del Jurado en el IV Festival de Cortos del Barbú; “Inmóvil”, dirigido por Helio Mira, se hizo con el premio del público. Esta es una foto de la primera proyección a la que asistió el genial Luis Callejo, and friends.

Aprovecho para darle las gracias a todo el equipo que hizo este corto del que creo que todos nos sentimos orgullosos. También es estupendo ver que en el circuito hay muchísimo cortos de gran calidad, como por ejemplo, “Akerbeltz, Las brujas y el Inquisidor” de César Urbina, o la trilogía “Cásting”, de Jorge Naranjo, que vi en el otro festival al que acudí la semana pasada, “Cortos con Eñe”, en el que José Luis Mora y compañía destilan auténtico entusiasmo por el cine. Un lujo estar presente en los dos. Casi me dan ganas de hacerme otro corto… Ja, ja, ja!

Nuestro próximo pase será el jueves 8 de Diciembre en el Festival “Almería en Corto”. Para más información, pinchad en el enlace.

Apuntes de verano

Alba Alonso en el estreno de "Entrevista" en Madrid.

El estreno madrileño de “Entrevista” fue genial. Gracias a Córtate por la muestra, y sobre todo a los amigos y a la gente del equipo que estuvo conmigo, y también a los que no conocía de nada y aplaudieron el corto y el trabajo de todos. Fue una gran noche, uno de esos raros momentos en los que las piezas comienzan a encajar.

Afortunadamente, la sensación pasa rápido (modo ironía on.) Y vuelve la zozobra, la lucha, la incertidumbre. Y es que eso es este trabajo. Una sucesión de intentos, casi siempre fallidos, por conseguir algo. Quizá lo mismo que perseguimos todos, en todos los trabajos, en todas las situaciones: aceptación, reconocimiento, un modo de vida, algo de sentido.

El mes de Julio casi ha acabado y no puedo evitar hacer balance de esta temporada 10-11. Ha sido un año muy intenso para mí, ha habido casi de todo, estoy muy contenta por varias razones, aunque he de admitir que me siento exhausta, más emocional que físicamente, y que probablemente será cosa del verano y de la cercanía de las vacaciones, pero ahora mismo valoro más un buen libro o una cena en buena compañía que la posibilidad de rodar otro corto o pensar en una nueva serie. Espero que en septiembre tenga más energía.

Masai Mara.

Este año he dirigido y escrito “Entrevista”, con unos actores excepcionales y un equipo maravilloso al que siempre estaré agradecida. También me he implicado mucho en una serie que si todo va bien saldrá adelante en los siguientes meses. Además, he seguido con mis clases en el Hotel Kafka y he escrito mi segundo guión en inglés. Por otro lado, ha habido otros proyectos que se han quedado en nada, ideas que se han ido por el desagüe, decepciones y enfados variados, pero nada que no haya tenido un ángulo que me sirva para mejorar. Por supuesto, he cometido errores, y espero haber aprendido de ellos.

Myanmar.

Mi S.O. se queja de que soy una vaga porque me gusta mucho escribir en el sofá, pero creo que esta temporada me he esforzado bastante, y he hecho realidad el principio de Peter: “Todo el mundo asciende en las organizaciones hasta alcanzar su nivel de incompetencia.” No sé si lo he alcanzado, seguramente, pero sigo intentándolo.

Phuket, Tailandia.

También ha sido una temporada en la que hecho nuevos amigos, he tenido la suerte de conservar a los que ya tenía, he visto buenas series, he leído algunos libros, pero sobre todo y como decía anteriormente he llegado a valorar la tranquilidad y la armonía. Dedicarse a un trabajo vocacional es algo estupendo, pero lo más importante es vivir.

Confío en que cuando me vaya de vacaciones esta solemnidad me abandone y que regresen las ganas de meterme en nuevos fregaos, y que todos tengáis posibilidad de descansar y pasar buenos ratos.

Gracias por estar ahí y feliz verano.

(Las fotos son de sitios relajantes a los que no iré de vacaciones pero me hubiera gustado.)

La Gran Barrera de Coral, Australia.

ANGELA ARMERO, “ENTREVISTA”

Cartel de Cristóbal Garrido.

Así me llamo yo y y así se llama el último corto que he escrito y dirigido. Está protagonizado por Luis Callejo, Juan Díaz y Alba Alonso, y producido por Colosé Films. No se me ocurre mejor (ni peor) manera de promocionarlo que haciéndome una entrevista a mí misma. Como nadie me lo ha sugerido, me lo sugiero yo, porque me considero una persona muy sugerente. ¿Cuál es la razón de este comportamiento tan excéntrico?

Porque este jueves, 14 de Julio, a partir de las 22:00 se estrena “Entrevista” en el cine Capitol, Gran Vía 41, en la estupenda muestra C?RTATE.

La entrada vale dos euros (dos euros, con eso no te compras ni un café en el Starbucks) y luego te puedes tomar algo en la fiesta en el Larios Café. Vamos, que no os lo podéis perder, y los que os lo perdáis, no pasa nada, estar en una lista negra siempre da carisma. De aperitivo, ahí va el trailer:

“ENTREVISTA” Trailer from Angela Armero on Vimeo.

Y la entrevista.

P. Angela, dime, ¿Por qué haces cortos?

R. No lo sé. Siguiente pregunta.

P. En serio, no me puedes responder eso, tía.

R. Los hago porque soy un poco mema. Es una actividad horrible, estresante, cara, envejece, engorda.

P. Algo bueno tendrá. Vamos, digo yo.

R. Sí. Lo bueno de hacer cortos es que descubres lo a gusto que estás en casa escribiendo guiones con una taza de café y un gatito que ronronea.

P. ¿Qué ha sido lo mejor de la experiencia?

R. Trabajar con los actores y tener un equipo estupendo que me ha regalado su talento.

P. Esa respuesta suena un poco preparada.

R. Pues es lo que hay.

P. ¿Qué ha sido lo más difícil de hacer este corto?

R. Las noches del rodaje dormía cinco horas. Me iba al set con las sábanas marcadas en la cara. Eso fue realmente duro. En esos momentos, pensaba en Bear Grylls chupando tripas de camello y me decía “tú puedes. Tú puedes.”

P. Me imagino que ese horario es muy cansado para una guionista como tú, que trabaja lo justo.

R. Afortunadamente, llevaba una gorra Kangol de ésas modelo “director de cine” y me ponía frente al combo como si estuviera muy atenta. Así lograba descabezar una sueñecito o dos, mientras los demás temían interrumpirme porque pensaban que estaba muy concentrada.

P. ¿De qué va el corto?

R. Los cortos no son para hablar de ellos, son para verlos.

P. ¿Es un corto de cine social?

R. Pasapalabra.

P. No tiene nada de malo… si es que es cine social.

R. Pasa-palabra.

P. ¿Qué recomiendas para los que como tú quieran iniciarse en el mundo del corto?

R. Que les flasheen con la máquina de Men In Black y se metan a estudiar Derecho o Empresariales.

P. ¿Tienes unas palabras para el excelente reparto de tu corto?

R. Sí. “Se me han acabado los tickets para copas.”

P. ¿Por qué debería ver tu corto?

R. Porque si no lo ves tú, hijamía…

ENLACES

ENTREVISTA EN FACEBOOK

EL CORTO EN CORTATE

SÍGUEME EN TWITTER

Ahora más en serio, os dejo con un vídeo que muestra al excepcional equipo que me ha ayudado a convertir “Entrevista” en realidad. Gracias a todos y espero veros en el Capitol.