Autobombo

¿Cómo distinguir a un guionista de Mir?

Muy fácil. Es el único que está en el Corte Inglés comprando la segunda temporada. A ver, no porque sea una mierda de serie como muchos podéis pensar, sino porque como no se emitió entera, no es muy conocida. Contiene capitulos inéditos en televisión, tres de ellos firmados por una servidora, la temporada está muy bien, y son 1046 minutos de diversión por 20 euros. No permitáis que mi madre sea la única que conozca el secreto. ¡Uníos al club! Siempre es un momento bonito ver que lo que uno escribe se transforma en otra cosa, véase en euros, películas de 35 mm o DVDés. Por supuesto siempre que hay cosas que te molestan. Por ejemplo, en la edición de la segunda temporada de MIR, en la caja, consta el equipo de guionistas de la primera temporada, y sé que lo han hecho por vagancia y porque no son mi madre. Pero bueno. Cabrearse es vivificante. Ya me pasó cuando omitieron los créditos del guionista en el primer corto que escribí, “El hombre del saco“, y eso fue en 2002 y todavía me dura el cabreo.

El día que me convierta en Ministra (ya hay precedente, ¿qué pasa?) me las van a pagar todas juntas. Y si no, al tiempo.