El lema de Beyoncé

Anoche ví a Beyoncé en el Palacio de los Deportes de Madrid en su gira “I am”, que desgrana la mayoría de los temas de su úlitmo disco “I am… Sasha Fierce”. El concierto estuvo lleno de emoción, luz, movimiento, ritmo, sinceridad y color. Apabullante, la verdad. Es un derroche de energía la tía. Además, el público estaba tan entregado como ella, y llevaba una fantástica banda de mujeres a los instrumentos y un cuerpo de bailarines simplemente maravilloso. Por abreviar, que me lo he pasado como una enana.

Precisamente, estos días ando pensando mucho en el lema que cada uno debiéramos tener, lo que los americanos llaman su “motto”. Pensé que un gran lema para la vida sería “No lo flipes”, y que podría ponerlo encima del escudo heráldico de los Armero o insértese aquí el apellido que sea. “FAMILIA FERNÁNDEZ, No lo flipes”, y bueno, ya sería un triunfo si el “No lo flipes” estuviera en latín. “No lo flipes” porque es la clásica actitud vital repleta de sabiduría y contención que raras veces te conduciría a un molesto “¿Lo ves?” ante un fracaso, al tiempo que “¿Lo ves?” también sería otro gran lema para otra familia, lema que le recordaría lo futil y arriesgado que suele ser emprender maniobras demasiado audaces. “FAMILIA PERALTA, ¿Lo ves?”. Otro que podría servir es “Gilipollas y a mucha honra“, o “Nos gusta mucho el pollo asado“, que inspira tanta empatía como hambre.

El caso es que los lemas optimistas son muy típicos de EEUU y son tan enfáticos que a veces te gustaría hacer lo contrario que lo que tu entorno te indica, es decir, fliparlo. Pero no creo que el lema de Beyoncé sea “FLÍPALO” (encima del escudo heráldico de la Familia Knowles) sino más bien “Hay que darlo todo” o “Nada es Imposible”, un lema que a Nike le fue muy bien. Y creo que para eso están los ídolos que aclaman las masas. Para inspirar a la gente, para que sueñen con el talento, con la belleza, con la pasión como forma de hacer las cosas.

O mejor aún: YES, WE CAN. Probablemente el mejor lema de todos los tiempos. Es fantástico pensar que podemos hacer lo que nos propongamos, aunque sólo sea mientras escuchamos y vemos cosas como ésta.

En cambio, a la gente que canta con la entrega y derroche de energía de “Los Planetas”, yo le pondría el lema “Cómprame un filete” o bien “Por no quedarme no me queda ni Nescafé”. Se aceptan sugerencias de todo tipo. Por cierto, ando buscando mi lema. Mientras lo pensáis, os dejo con el ya mítico baile de “Single Ladies.”