JUVENTUD, DIVINO TESORO (O NO)

The Wild Bunch.

Ayer vi la campaña Madrid Oro Collection de Loewe. No me lo podía creer, así que la volví a ver. “Idiotas con maletas”, dijo Daniel Castro en su facebook, y la línea resultaba muy sugerente como para no ver el anuncio de tres minutos y medio en la que unos jóvenes bastante excéntricos se pasean con bolsos de Loewe por el Retiro, hablan de todo un poco, y todo esto con un montaje que recuerda a la Naranja Mecánica.

Se supone que son una panda de it girls e it boys. Lo malo es que si despejas la ecuación el “it” se convierte en un insulto. Me parece que el anuncio ha pasado el límite que casi toda la publicidad de moda bordea: una solemnidad que esconde muchas veces un tremendo vacío y que en esta ocasión desemboca en una enorme estupidez. Las comparaciones con Zoolander (una comedia dirigida e interpretada por Ben Stiller que satiriza la estulticia del mundo de la moda) no se hicieron esperar.

Para mí estos jóvenes son como personajes de los cuentos de Fitzgerald (guapos, jóvenes, adinerados, artistas, vagamente aburridos, melancólicos) pero pasados por el tamiz de la Pandilla Basura. Me preocupa, porque como algunos de ellos son proyectos de artistas, dará munición a los de siempre para abonar su teoría de que la gente que se dedica a profesiones creativas son unos estafadores. Ahora bien, también creo que el vídeo lo ha montado su peor enemigo y que quizá sean personas encantadoras o al menos normales.

Me parece muy estimulante demostrar qué hace la juventud española del 49% de paro: se compra un bolso de mil euros y se va a pasear al Retiro. ¿Quién no lo ha hecho? “Mucho bueno vino”, claro que sí.

Si de marcas se trata, yo soy más de Coca Cola, pero no entiendo el afán de Loewe en manchar su buen nombre. Que alguien me ayude a entenderlo:

a) Quieren conectar con un público joven, y para eso no se les ocurre otra cosa que llamarles descerebrados.

b) Es un anuncio autoirónico, posmoderno y canalla, cuya unica motivación es ser trending topic aunque eso suponga que todo el mundo te deteste.

c) Alguien realmente pensó que mostrar una juventud candorosa y fresca era una buena idea. Se equivocó en la forma.

d) Es una campaña de sabotaje de Louis Vuitton.

No voy a fingir que me indigno porque por desgracia hay temas mucho más graves que éste y mucho menos divertidos. Y además dicen unas cuantas verdades como puños:

“Es un rollo hacerse mayor”, “Spain is different”, “estar enamorado es guay”.

Estoy de acuerdo en todo. Sobre todo en lo último. Es guay estar enamorado.