Lo que he visto esta semana: Spartacus y En Tierra Hostil

The-Hurt-Locker-b

Pensaba hacer esta entrada simplemente para enlazar a un post sobre las escuelas de guión que hemos hecho Natxo López y yo en bloguionistas, (POD?IS LEERLO PINCHANDO AQUÍ) pero de paso, ya que estoy, hablaré de estas dos obras que he visto recientemente.

“Spartacus, Sangre y Arena” es una serie de gladiadores que pretende seguir la estela de “Gladiator” y sobre todo, de “300”. Es la peor basura extranjera que he visto en mucho, mucho tiempo. Es tan mala que parece una parodia del género. Lo único que conserva de 300, aparte de lo mazados que están los muchachos, es el efecto de ralentizar el tiempo. No conté las veces que hacían eso, seguido de un pegotazo de sangre que parecía quedar levitando en la pantalla, pero igual fueron unas cincuenta. Una pesadez, cuánto más lo hacen, más mala parece la serie y más mamarrachos los responsables que se creen que están haciendo algo visualmente sugerente y épico. El prota es muy guapo y tiene una voz fantástica, una pena, porque el resto es increíblemente burdo, no hay otra palabra para describirlo. Las mujeres van peinadas y maquilladas como en la actualidad (parecen los descartes de American Idol) y el lenguaje que emplean también deja bastante que desear. El argumento es una tontada y los fondos son tan pop que parece que por entre los olivos van a aparecer los teletubbies dándose la mano (para acto seguido ponerse a fornicar, otra de las novedades de la serie.) En resumen, un desastre. Que parece que todas las series que vienen de Estados Unidos son fantásticas. Ahora mismo estoy recordando el piloto de Eureka, otra gran basura inaguantable. Vendían seis episodios en el vips a cincuenta céntimos y me parece caro.

Menos mal que sigue habiendo grandes artistas allí, como Kathryn Bigelow. Creo que “En Tierra Hostil” es demasiado minimalista para recibir un ?scar a la mejor película, pero me parece muy buena, por la pureza de la propuesta y del mensaje, y sobre todo por la puesta en escena y la tensión narrativa. Ha habido mucha polémica, Escrito Por decía ayer que estaba sobrevalorada, y que los irakíes no existían. Y yo digo que no es que no existan, es que “The Hurt Locker” está contada desde el punto de vista de los soldados americanos y de la carencia de sentido de la guerra: irse a los confines del mundo, a un lugar completamente ajeno a tí, disparar a un montón de personas sin cara, desactivar una bomba, desactivar otra bomba, sentirse alienado y confundido, para regresar a casa y descubrir que ese tampoco es tu sitio, que en el hogar, en la vida convencional, tampoco hay sentido. Pero al menos en la guerra hay adrenalina, adicción al combate, porque “la guerra es una droga”. Técnicamente me parece perfecta, y moralmente irreprochable. Si hablara desde los dos puntos de vista no tendría por qué ser mejor, quizá sería aún más documental de lo que es. No creo que por escoger un punto de vista se convierta en una peli de propaganda, al estilo de otras muchas pelis bélicas repletas de heroísmo. Aquí no hay heroísmo, sino temeridad. Aquí no hay valentía, sino insensatez. Aquí no hay épica, sino aletoriedad: el sinsentido de la guerra. El héroe es un tarado. O al menos así es como la entendí yo. Aunque a la persona con la que la vi tampoco le gustó: “Ocho horas mirando a un moro detrás de una almena”.

9 thoughts on “Lo que he visto esta semana: Spartacus y En Tierra Hostil

  1. Puf, no estoy de acuerdo en nada de lo que dices sobre The hurt locker.

    SPOILERS A SACO:

    Para mí no es problema de punto de vista de los personajes, sino de punto de vista de la directora y del guionista, que desde que aparece el protagonista se empeñan en contarnos lo valiente que es (escena en la que se quita el traje antibomba), lo desinteresado (escena en la que ayuda al terrorista bomba), lo paternal (escena en la que sus sentimientos le impiden volar el cadáver del niño), lo humilde (escena en la que le quita importancia a su valentía, explicando que actúa como actúa porque no reflexiona) y lo buen compañero (escena en la que le cede el último zumo del desierto al otro militar) que es. Encima es un incomprendido porque cuando vuelve a casa a su mujer no le apetece escuchar las batallitas de la guerra mientras cocina. ¡Ese tío es un santo! Un héroe y un mártir.

    A mí esa visión de un militar norteamericano en la guerra de Irak no me parece nada minimalista. Todo lo contrario. No creo que en esta película pretenda subrayar el sinsentido de la guerra como, por ejemplo, Apocalypse Now. Es más: lo que nos está diciendo todo el rato es que gracias a este tipo, que ha desactivado ochocientas y pico bombas, muere menos gente en Irak. Y hasta hay una escena en lo que nos muestran lo que pasa cuando las bombas no se desactivan: que muere gente en un autobús.

    Y así es como la entendí yo.

  2. Bueno, yo tampoco estoy de acuerdo en nada de lo que dices. Bueno, si, quizá en el “puf” sí. 😉
    Aparte de sus virtudes (no creo que alguien que no sea valiente pueda trabajar desactivando bombas), se muestra que por su culpa hieren a un soldado, que bebe como una esponja, que en su vida personal es un fracasado y que no sabe controlar su ira, como cuando se pone a putear al soldado negro y casi se le va de las manos. Así que no, no es tan bueno. Es un tarado alienado con virtudes, que salva vidas, pero una bomba lapa para sus compañeros, un material difícil de manejar, un peligro de tío. Y tampoco entiendo qué tiene que ver el minimalismo con presentar un protagonista con cualidades (y como hemos visto, también defectos.)

    Pero bueno, que no nos vamos a poner de acuerdo (ni falta que hace, que para eso están los blogs.) Besos.

  3. Solo estoy de acuerdo en lo de que no nos vamos a poner de acuerdo.

    Lo de minimalismo, bah, no me hagas caso. Sólo sé lo que significa aplicado a los muebles de una casa japonesa. Lo que quería decir es que no me parece una película imparcial con el tema de la presencia norteamericana en Irak, ni que no se moje. Sí que se moja. Y mucho.

    Besitos

  4. Para mi la parcialidad no es un atributo incompatible con una buena película, sí quizá con un documental que pretenda ser riguroso. De todas formas se moja pero no de la forma hagiográfica de otras pelis bélicas como Pearl Harbor. Desde “Senderos de Gloria” hasta ésta, la mayoría de las obras del cine bélico se posicionan en un bando, o en un punto de vista. Pero bueno, que no te ha gustado y respeto mucho tu criterio así que aunque no las comparta, entiendo tus razones. Besos.

  5. Angela…esta vez y para cambiar un poco la rutina, no comparto tu opinión sobre “en tierra hostil”, maldita sea! qué crisis!
    Creo que es una buena peli, con sus momentos de acción y tal, pero a mí no me ha dicho mucho. No me gusta nada su mensaje. Sé que ese no es un motivo para que una peli no te guste pero me ha parecido vacía. Un tío adicto a la guerra y fracasado en los demás aspectos de su vida. Vale sí, pero no me dices nada más?
    es una peli buena para mi pero muy sobrevalorada.

    aún así, te mando muchos besoooooooos

  6. Mi opinión es que el subtítulo (eso de que no hace falta ser un héroe para hacer ese trabajo) no se ajusta del todo a la historia. El protagonista no me parece un héroe, sino un inconsciente, incluso alguien que va buscando morir y que, si no muere, pues ese subidón de adrenalina que se lleva.

  7. Es una buena peli, aunque intenté dormirme en una de las desactivaciones de bomba, pero no pude porque la música estaba muy alta. Me parece bien que se siga lanzando el mensaje de que la guerra (y situaciones parecidas) pervierte al que las vive. Por cierto leí en algún lado que alguien había dicho que para estar hecha por una mujer las escenas de guerra eran muy buenas. ¿Es un comentario machista?. No es por frivolizar pero yo tampoco podría ni desactivar una bomba ni hacer una paella con ese traje. Bueno, como dice eolita, es una peli de no mas de 4 euros.

  8. Kohonera, yo también creo que ese subtítulo tiene más que ver con los que venden la peli que con quienes la escriben.

    Eo y Madre de Eolita, jajaj, me encanta esta visita familiar. Precisamente leí ayer una entrevista a Bigelow, decía que no llegó a ponerse el traje porque hacen falta tres personas para meterse en uno y porque pesa 35 kilos… ¡¡Como para hacer paella!! ¡O tender la ropa! Me ha encantado la imagen. Eso sí, es una vestimenta guay para picar cebollas.

  9. Ya ves ángela, aquí te tengo metida a la familia, todo queda en casa. A mi madre le gustas, así que tenemos vía libre y puedo ir a jubar a tu casa!
    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.