Estás hecho un personaje

Las fronteras entre ficción, realidad y telerrealidad cada vez son más difusas. Y no, no me quiero poner a saltar paranoias ni “¡Ahs!” a lo Ferrán Monegal, ni vaticinios apocalípticos. Ni siquiera me parecen alarmantes los secuestros en grupo que se producen induciendo a creer al personal que van a participar en Gran Hermano. Que por otro lado, no deja de ser un secuestro. Privación de la libertad y de la intimidad. Dicho de otro modo, das todo lo que tienes y lo pones en un estante para que la gente lo manosee, opine, y etc, a cambio de un puñado de euros y de fama. Sin embargo no voy a criticar la telerrealidad porque me parece que eso está muy sobado y es como muy dosmildós.

Lo que me parece estupendo es la tendencia que existe a convertir en personajes a las personas. Cómo, sobre los rasgos reales, sin que nos demos cuenta, se empiezan a sobreponer subrepticiamente atributos más propios de la ficción. Las personas, convenientemente empaquetadas, se convierten en personajes. ¿Por qué? Quizá no tengamos el tiempo, la paciencia o la sensibilidad de asumir a la gente como individualidades. Es más rápido etiquetar, clasificar, atribuirle un cliché a un cuerpo, a una cara o a una situación.

Es el caso de Belén Esteban. En esta señora nada es típico. Si de Julia Roberts se dice que es la novia de América (o se decía, ahora no sé con quién estará saliendo este país), la Esteban podría ser la novia de España (y sí, cada país tiene la novia que se merece.) Sus horas en televisión probablemente superan a las del presidente del gobierno. Si su hija se come el pollo o no nos mantiene despiertos por las noches. Es una mujer que se levanta una pasta brutal contando su vida y sus desvelos con el padre de su hija, torero para más señas, casado por segunda vez con una tipa que, según dice, no le hace caso a la pequeña y sin embargo quiere quedársela y privarla de su madre. A base de machacarnos con la prosaica por lo demás existencia de esta tipa, acaba viéndosele el personaje. “Se te está viendo la otra”, como escribía Pedro Salinas. La “otra” de esta mujer es una madre coraje, que lucha contra la adversidad (con su sueldo debe de ser muy difícil), contra su ex pareja y la nueva mujer de éste, convertida por el mismo cóctel de circunstancias en la madrina de Cenicienta, en la Bruja mala de Blancanieves. Personajes. Quizá el secreto del éxito de este personaje sea su capacidad para el conflicto, que es la esencia de cualquier buen drama. Que pasen cosas. Continuamente. Cuánto más sufra el o la protagonista, más empatía provocará nuestro personaje. Esto sucede con esta señora.

Pero no se queda ahí. Esta mañana estaba leyendo los perfiles de los nuevos integrantes de Fama, y en las pocas líneas con las que se pretende que conozcamos a estos chicos, se atisban unos trazos de lo más creativos y soñadores. Y lo que vienen son citas textuales.

Fátima es una chica de Lebrija que sueña con dedicarse al baile desde pequeña. No se ha podido permitir una formación en danza, así que a principios de este año decidió ayudar en el negocio familiar (una carpintería) y pagarse las clases de funky.

Juan Francisco
EDAD: 19 años
LUGAR DE RESIDENCIA: Solana de los Barros (Badajoz)
FORMACI?N ACAD?MICA: ESO
FORMACI?N EN DANZA: No tiene formación en danza. Lo que ha aprendido ha sido imitando a los demásESTILO DE BAILE QUE DOMINA: hip hop

Juan Francisco siempre ha sido un apasionado del baile aunque nunca ha recibido clases. ?l siempre ha sido un bicho raro en su pueblo porque era el único que bailaba. Cuando fue a Badajoz descubrió gente que hacía break y se unió rápidamente a ellos para continuar con su pasión por el baile.

Marta es una chica muy dulce, cariñosa y mimosa. Es hija única y vive con sus padres en Benalmádena. Tiene novio desde hace cuatro años y su pasión por el baile viene desde muy pequeñita. Comenzó en el mundo del baile de salón, aunque también ha recibido clases de danza moderna y funky. Es una chica muy alegre cuyo sueño en la vida es conseguir que cambie algo en el mundo.

Virginia es una chica risueña, luchadora y segura de si misma que tiene muy claro que para salir adelante tienes que ser persistente con lo que quieres.
Lleva desde los 13 años luchando por hacer realidad su sueño, seguir formándose en la danza para llegar a ser bailarina profesional. Esta canaria está dispuesta a todo para demostrar que su fuerza y energía son directamente proporcionales a la intensidad del azul de sus ojos.

Sí, efectivamente, son todos el mismo personaje con sutiles variaciones de sexo, edad y geografía. Pero en general, en este grupo, son todos super tenaces, se les va cayendo el carisma de los bolsillos, idealistas, amigos de sus amigos, desean triunfar y superar las adversidades y todo eso pagándose las clases de baile ellos mismos. Cómo no, también son perfeccionistas, y con un toque de rebeldía, lo justo, no vaya a ser que se pasen y se conviertan en unos marginados. Lo de la intensidad del azul de sus ojos me ha matado, y creo que debería estar prohibido redactar cosas así y pensar que encima se está haciendo un buen trabajo. Pero igual soy solo yo, que mi picajosidad es directamente proporcional a las pecas que tengo en los brazos.

Tanto crear personajes como acertar en su descripción son tareas que requieren cierta pericia. Convertir a una persona en un personaje es una habilidad distinta, pero en estos casos se hace tan burdamente que yo paso. Y eso que me encanta la gente que tiene talento, sobre todo para bailar. Me quieren vender a estos personajes, que encima son “reales” y se les ve todo el cartón. No compro.

En cambio, sí me quedo con los Jabbawockeez. Para quien no los conozca, son un grupo de baile que se hizo célebre gracias a su talento y a ocultar sus rostros bajo unas máscaras. Lo hicieron así para, según decían, lograr que el baile se percibiera por encima de las individualidades. Así, la negación de su identidad demostró su calidad, su originalidad y una personalidad inmune a la manipulación.


.

12 thoughts on “Estás hecho un personaje

  1. Cómo molan los llabaguoquis!!!!!!!!
    Respecto a Belén Esteban, no me da ninguna pena. Estoy harta de verla llorar porque la han plantao, porque ha pasado una mala separación, porque le ha subido el azúcar o porque la hayan vuelto a plantar. Ni que fuera la única persona en el mundo que sufre. Eso sí, debe ser la única a la que la diabetes la deja igual que a un cocainómano.

  2. Flipo con que halla gente en el mundo capaz de moverse asín. Claro, que lo dice alguien que fué expulsada de una clase de aerobic porque su falta de coordinación hizo que se perdiera hasta el monitor. Les envidio profundamente…

    Lo de la Esteban… estoy con Esti. Es un coñazo que nos retransmitan (o nos retransmita ella misma) su vida a tiempo real. Nos la sudaaaaaa!! Y que se compre ya un tabique de platino, podios. Que da grimilla esa no-nariz…

  3. Excelente blog Doña Angela!

    Me ha dado usted un material exquisito para leer durante mucho tiempo, así que pensé en agradecérselo con un comentario.
    ¿Que más decir? No suelo expresarme fácilmente, seguiré el estilo directo y populista de nuestra gran comunicadora: ” Arriba la Armero.” uy, esta técnica solo le queda bien a la esteban.

  4. Me temo, estimada Ángela, que ya hemos sobrepasado la categoría de “personaje” para zambullirnos en (la mierda de) las “caricaturas”. Si el Maestro Valle Inclán volviera cual Manuel Fraga de entre los muertos, montaría un consultorio astral por su capacidad profética: ahora sí que estamos en la España de los Esperpentos. Lo terrible es que las imágenes deformadas no se deben a los espejos de la calle del Gato – si no recuerdo mal – sino a un excesivo consumo de opiáceos y un cirujano estético borracho…

    Que conste que Belén Esteban no es el problema (al fin y al cabo, lo fácil es matar al mensajero), sino los desalmados hijoslagranputa que exhiben a una ignorante superlativa con los modales de un camionero aquejado de Síndrome de Tourette. Carnaza, estimados señores, carne fresca para un rebaño de borregos que, la naturaleza da estas sorpresas, devoran visceras para no tener que tragar con su propia vida de mierda.

    Tal y como dije en su día, lo ideal sería que esta zopenca extrema se matara un día en la M-30 mientras fuera perseguida por enjambres de paparazzis: así se convertirá en la verdadera “Princesa del Pueblo”… ante lo cual yo gritaría: “Viva la República!”

    “¡Y la Campanario! “

  5. Por muy (sub)producto que sea, hay que reconocerle el mérito a la (buena) señora. Ante la profusión de personajes, personajillos y esbozos de personaje de la que vivimos rodeados, creo que consolidar el propio tiene gran mérito. Probablemente no será suyo (dentro Teoría de la Conspiración, Spanish Connection), pero lo tiene. Once generaciones de triunfitos, no sé cuántas de supervivientes, de hoteles de famosos, de caravanas del amoooourrr o del “vasco más matxote del fin mundo” después, y La Esteban sigue en el candelabro, adelantando por la derecha al conejito de duracell…

  6. El país va mal y sus reflejos son demoledores, yo lo que me estoy temiendo es que en este patio de vecindad, o mejor dicho ésta corrala que es España, un día vamos a tener un disgusto gordo con un subidón de azúcar de la Esteban o de la noticia que nos anuncie el suicidio de los hermanos Matamoros. Esto se ve venir. Hay que joderse. Si lo sé no vengo.

  7. A mí me dan ganas de emigrar cuando veo a la diabética por la tele, pero es lo que hay, como decía el otro. A mí me hubier gustado que Katherine Deneuve fuera española y la novia de España, pero no tengo más que avergonzarme de ser español (como decía Dragó) cuando veo a Loles León, A.R.Q y demás acaparadores del ocio de esta España de pipas, mesa camilla y café con leche, defendiendo y reforzando el personaje de las perlitas dialécticas y la chulería poligonera. Y sí, me gusta lo fino, y el buen gusto, y lo bohemio, y lo chic, y la tontería, y el diseño…

  8. Por favor que Paco Plaza Y Balagueró llamen a la Esteban para REC3 sería un comeback de la persona que no del “personaje”

  9. Yo no la llamaría ni mucho menos la novia de España, pues lo de “novia de” tiene otras connotaciones. Ahora bien, si fuera “la choni de España” o “la maruja de España”, fijo.

  10. Perdonad que os diga pero no tenéis ni idea; esta santa señora ha provocado que durante las 24 horas que tiene el día haya unos cuantos periodistas (qué tristeza haber estudiado para esto, ¿verdad?) en la puerta de su casa (y ya me jode, porque yo vivía entre la princesa de españa – letizia – y la novia de españa – la esteban -, y ya me han levantado a una). Bueno, el caso es que ella sola con su jeta (la diabetes dice) da empleo a seis o siete y a turnos, con sus pluses de peligrosidad (tiene que morder que da gusto) y de nocturnidad (“cómo me pica la nariz…”)…y tal y como está la situación económica mundial, cuanto menos paro mejor…
    Dicen que la felicidad de los demás entristece; ¿eso significa que la tristeza de los demás debe alegrarnos? no lo creo, pero a muchos les está llenando los bolsillos (a ella la primera)…a mí me da igual…
    Hoy cuando salga a correr pasaré por su portal a ver si me caen unos duros…
    Un saludo…
    Ángela, leerte es una pequeña liberación, gracias.

  11. Esti, vete a la tele a decir malignidades. Lo haces mucho mejor que la mayoría. Me ha encantado la fina ironía del final.

    Reba, financiemos un tabique de platino para la Esteban. O bueno, que se lo financie ella, que le sale el dinero por las orejas (y según dicen, le entra por la nariz.)

    Estimado Sveirl, no me opongo a la consigna “¡Viva la Armero!”. Gracias por sus palabras.

    Querido Grom, no porque la Esteban sea detestable la Campanario lo es menos. Es la peor especie de submaruja wannabe que aparte de estar perseguida por la justicia no se le cae de la boca su marido, fin y principio de todas las cosas. La Esteban por lo menos tiene la simpatía loser.

    Donald, la Esteban es en el fondo un t-1000 fabricada en una aleación de rodio y titanio, tejido vivo sobre un esqueleto de metal que se alimenta de actimeles y tiene la capacidad auditiva de 20 whisper XL. Cuidado con ella.

    Carpanta, no conjure esa posibilidad, ¡sería el hundimiento del mundo tal y como lo conocemos!

    Javier, tendremos que esforzarnos por tener un país más fino. Por lo menos nuestra “primera dama” no está como un cencerro.

    Ele, la verdad es que un Rec con Belén Esteban sería grande. Lo que se ahorrarían en caracterización.

    Naivalle, pues sí, esta mujer da más trabajo que una fábrica de coches. Desde el angulo económico es muy buena persona y muy necesaria para esa gente que se gana la vida haciendo preguntas sin respuesta, y no son pensadores, sino becarios paparazzis.

    Gracias, chicas y maestras del sushi. Yo también os leeré. Un besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.