Tócate los cojones, Mariloles

Me encuentro con mucha gente muy interesada en saber cómo trabajamos los guionistas, en conocer qué tipo de actividades llevamos a cabo, cómo repartimos nuestro tiempo en las salas de trabajo. Pues bien. Esto es lo que hacemos.

Todos nuestros esfuerzos persiguen el mismo objetivo: diseccionar las profundidades del alma humana.

7 thoughts on “Tócate los cojones, Mariloles

  1. Así que todo era fallado bajo la misma excusa, cuando esta estaba.
    Nada, Ángela. Sin cejar.

    Un abrazo. Y gracias, por cierto. Ayer, por aparecer tú, me libré del contingente de todo un viaje métrico entrometido en la posibilidad de una laguna intelectiva -que me tocó luego, igual- pero, hurriales, que te vi un ratejo.

  2. “Esa hija de una hiena”.
    Profundo…

    Lo del palo me ha llegado al alma. Y las risas de los demás en el cuarto de al lado, más.

  3. A mi lo que más me gusta es “podría haber sido elegante, decir “Estoy cansada” o “No me gusta este juego” … j.j.j.j.j.

  4. Pues a mí me parece un joven muy sexy. Yo le hubiera dado varios cochinos besos (sin cerdos en la habitación, a poder ser.)

  5. Qué bien expresado, Ang.
    Efectivamente, NADA DE LO HUMANO NOS ES AJENO.
    Tocate los cojones, MariLoles.

  6. efectivamente, Teacher Pretty. Nada de lo humano no es es ajeno. Y te diría más: nada de lo sobrehumano nos es ajeno tampoco. Besito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.