Get Off My Lawn

Después de “El dingo se comió a mi bebé” y “Say Hello to my little friends!” llega “Get Off My Lawn”, otra de esas grandes frases que nos brinda el séptimo arte. La frase, pronunciada por Walt Kowalski (Clint Eastwood) en “Gran Torino”, viene a decir “Fuera de mi césped”.

No es una frase tan célebre como las anteriores, pero creo que está llamada a serlo: es un clásico moderno, si es que alguien es capaz de tomarse en serio esta expresión. Pocas cosas tan estremecedoras como Clint, con esa cara de calavera, esa voz quebrada y amenazante, y esos ojillos como de Terminator de desguace que se le ponen.

Cuando alguien se te cuela en el supermercado, “Get Off My Lawn”, cuando te pisan, “Get off My Lawn”, cuando alguien se cree muy gracioso, “Get Off My Lawn”, e incluso, oye, cuando alguien pisa tu césped… todos juntos: “Get Off My Lawn.”

Ayer ví “Gran Torino” y he de admitir que me esperaba más. Ese es el peaje de los tardones; que dejamos que la expectación hierva durante demasiado tiempo y luego casi todo nos parece poco. Sea como fuere, es una peli buena y muy recomendable, y sobre todo me quedo con Walt Kowalski, ese personaje amargado, nihilista, cínico y duro, aunque también vulnerable y a veces -y sin traicionar su mezquindad- tierno. Todo lo demás, el desarrollo del argumento, la historia en sí, me parece más prescindible, muy alejado de la profundidad de “Mystic River” o “Million Dollar Baby”.

Además, me pasa algo similar a lo que me ocurría años ha con el arroz con leche, que no sé si me gusta o si me da asco. Si sé que la peli me gusta, pero la similitud es que no sé si Gran Torino es un canto a la tolerancia o una apología de la xenofobia. Es verdad que Kowalski acaba haciéndose amigo de los Hmongs y superando sus prejuicios, pero su forma de resolver los problemas no es precisamente de Premio Nobel de la Paz.

Al principio me sentí algo decepcionada con el final, pero después de pensarlo un poco me he dado cuenta de que es el único posible, y por lo tanto, me gusta.

¿La habéis visto? ¿Qué os parece?

12 thoughts on “Get Off My Lawn

  1. No he visto la peli, pero yo últimamente, en lo que a grandes frases se refiere, me quedo con una de mi guionista favorita: “la dignidad está sobrevalorada”

    Y lo peor es que en los últimos días la he llevado a la práctica en demasiadas ocasiones :S

    Besetes cariñosones

  2. A mí me dejo frío y de hecho me aburrí.

    Sí, el personaje de Clint está bien y el dirige de puta madre, pero la historia no hay por donde cojerla. Esas escenas eternas y que no van a ningún lado en la casa de los orientales… Uff…

    De hecho creo que se salta un punto básico de todo buen guión: que una escena por reacción, te lleve a la siguiente. Aquí las escenas se suceden y no parecen tener relación unas con otras.

    Vamos, que no me acabó.

  3. A mí no me gustó nada, pero nada, nada. Soy una exagerada de tomo y lomo así que salí del cine más cabreada que una mona, pero se me pasó enseguida, que conste. No me enganché a los personajes ni a la historia y sobre todo es por el tono. Me pasa como a ti, no sé bien cuál es el discurso de la película y en este tipo de temas exijo claridad meridiana en el tono. Que no digo que sea una mala peli, “Dior” me libre, sólo digo que me dejó de pasta de boniato. A cuadros, vamos.

  4. Yo la he visto esta tarde y confieso que me ha encantado. Había conseguido llegar casi virgen (como el cura), argumentalmente hablando, y sólo sabía lo que me había destripado un artículo de Maruja Torres.

    No creo que se trate de un canto ni una apología de nada. Algo racista puede que sí sea, sobre todo por lo mal que deja a los blancos. La familia de Kowalski es casi tan tonta (y caricaturesca) como la de la chica de ‘Million dollar baby’.

    Y el final me parece muy grande.

    Por cierto, no he podido evitar acordarme del señor Wilson de ‘Daniel el travieso’. Afortunadamente, enseguida se me ha pasado.

  5. Amigos del Rencor, así como la dignidad está sobrevalorada, creo que el rencor es un valor en alza. Occidente está equivocado. Un beso bien grande.

    Yusted, totalmente de acuerdo en lo que comentas de acción-consecuencia. A ratos parecía yo que sé, una peli… española (insertar risa maléfica aquí.)

    Ruth, creo que en tu vehemencia está la clave de tu éxito (y en lo mucho que te lo curras, claro.) Un abrazo.

    Al, entiendo que te entusiasme, pero por lo que sea no me pasó lo mismo. Muy grande la descripción del cura, eso hay que admitírselo.

  6. La vi el dia de mi cumple y fue el mejor regalo.
    Me sorprendió cuanto se parece a Million dollar baby, y no solo por lo que menciona al, sino por la temática. Un personaje al final del camino con muchas decepciones que purgar. Que de repente recupera la ilusión gracias a un personaje más joven. Pero la vida se encarga de enterrarle con mierda de nuevo. Al menos, en Gran Torino el personaje alcanza la redención y su sacrificio no es en vano. Posiblemente por eso te parezca una peli menos profunda. Injusto… cuanto más dramático se pone el tema más profundo nos parece. Pues no estoy de acuerdo, oiga. Billy Wilder era profundo, que no un amargao.
    Que una secuencia no lleva a otra? Y qué? Menudo coñazo si fuera así… Que esto no son matemáticas, señores.
    Xenofoba? Estás de broma.
    Acertará más o menos pero el viejo y sucio Harry siempre se arremanga para hablar de las miserias y grandezas del ser humano. Y yo le quiero por eso.
    Get on my lawn!

  7. Profesor Cutie, me parece muy interesante tu análisis y lógicamente discrepo en un par de cosas. De cualquier forma, sí me parece imprescindible la acción-consecuencia, y de paso comento que odio Blow Up y toda la basura estática de Antonioni. Con todo y como digo, me parece una buena peli.
    Get on it!

  8. Por supuesto, muera Antonioni y toda la patulea intelectual. Buajjjjjjj
    Pero insisto, cuando tienes un guión con varias tramas una secuencia no lleva NECESARIAMENTE a la siguiente.
    Y con trama única a veces para colar TAMPOCO conviene, es mejor meter cosas en medio que distraigan la atención del espectador.
    Y más casos que habrá…
    Saludos

  9. No se preocupe usted, hermosa, yo la vi en el estreno y también me quedé con una cierta sensación de vacío. He aprendido a responder un “sí, la verdad es que esta bien” cuando alguien, con apasionamiento, me pregunta si la he visto. No me apetece liarme a dar explicaciones. Estoy algo cansado…

    Besos de los mejores.

    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.