¿Quieres deshacerte de tus seres queridos?

¿Eres un tío o una tía antipático? ¿Vivirías en Marte con tal de no escuchar los graznidos de tu suegra? ¿Te fastidia preguntar direcciones en la calle, o dónde están los servicios? ¿Te vas a comprar al lejano supermercado, sólo por el privilegio de conseguir víveres sin desplegar los labios? ¿Te da pereza llamar al personal en los cumpleaños, dar pésames y asistir a eventos sociales? ¿Felicitar las Navidades te da casi tanta úlcera como tener conversaciones triviales con los vecinos? ¿Decirle a tu novia que la quieres te supone un reflujo esofágico? ¿Te irías a la guerra antes que a una boda? ¿Envidias la orfandad de Oliver Twist? ¿La soledad del Conde de Montecristo? ¿Tu película favorita es “Tira a Mamá del tren” y te encanta jugar al solitario? ¿Odias profundamente al ser humano?

Si hay predominio de respuestas afirmativas, estás de suerte. “El Juego de tu vida” es la respuesta a todos tus problemas. Con sólo dedicarle unas horas de tu vida a este concurso podrás convertirte en el kamikaze social que siempre soñarte ser, deshacerte de tu engorrosa familia, amigos y seres queridos y además, ganarte un buen dinero. Puede ser que en el camino les humilles un poco, pero eso es lo de menos. Y en cuanto al mal rato que (quizá) puedas pasar admitiendo tus pecadillos, cualquier castigo es ínfimo comparado con la tortura constante de vivir en sociedad.

Llama ahora. Quién les necesita.

Por si fuera poco, cada pregunta está realizada como un western moderno. Se nota la influencia de Sergio Leone en el montaje, en la intensidad de los primeros planos, y alternancia de rostros repletos de tensión, ira y desconcierto. Y para culminar, un top ten de las diez mejores preguntas comentadas en el programa de Arús. Yo me quedo con la de quedar con tus amigos para masturbarte en una caseta de perro. Imprescindible.

¿Qué opinión os merece el programa?

10 thoughts on “¿Quieres deshacerte de tus seres queridos?

  1. A mí me parece un programa muy bonito.

    Yo les preguntaría a estos memos:

    ¿Alguna vez te has tocado pensando en Emma García?
    En caso de que sí, ¿Dentro o fuera de la caseta del perro?

  2. Yendo un paso atrás, este programa desvela lo más miserable de la condición humana pero por el hecho de fornicar en un cementerio o introducir al hamster en el maravillloso mundo del onanismo con el hamster. Creo que si sólo fuera eso tendría arreglo.

    Lo realmente preocupante es que estamos desarrollando la capacidad de mentirnos a nosotros mismos hasta tal punto que ni la avaricia, probablemente el más poderoso y bajo de nuestros instintos, puede sacarnos del engaño. La mayoría de los concursantes no se lleva un real no porque no sean capaces de decir la verdad en público sino porque no son capaces de aceptarla ellos mismos. Las preguntas que tienden a fallar los concursantes nunca son del tipo “¿Has sido infiel repetidas veces desde tu matrimonio?” o “¿Has mantenido relaciones con la prima de tu mujer?” sino “¿Quieres a tu esposa?” o “¿Valoras a tus hijos más que al dinero?” ?so es lo realmente triste, que estamos perdiendo la honestidad interior. Esa honestidad de la cual no tenemos que dar cuentas a nadie. ?sa que nos ayuda a no justificar la barbarie . ?sa que evita el relativismo moral. ?sa que, en definitiva, distingue a las buenas personas de las que no lo son.

    Este programa debe seguir existiendo por la misma razón que siguen en pie Auschwitz o Dachau: para que seamos capaces de enfrentarnos a lo que realmente somos y quizás, sólo quizás, mejorar.

  3. Yo creo que este programa habla de que la verdad (n)os hará libres… en plan mal.

  4. El programa se mantiene en parrilla… por algo será. Lo único que sé es que hay muchísimos programas de calidad de los que apenas se habla y que, aunque no tienen una audiencia abrumadora, dejan posos en los espectadores y les hacen reflexionar. Lo mejor: dar voz a los sin voz e ignorar a los que no aportan nada.

    Un saludo

  5. Yo tengo una pregunta digna de este “pograma” pero que es verídica. Me la hizo a mí mismo el médico un día que fuí porque me dolía la tripica. Me dijo:

    “¿Te arrancas mechones de pelo, consciente o inconscientemente, y te los comes?”

    Lo juro.
    Hasta ese momento no lo había hecho. Pero me dieron ganicas… De eso y de llamar a alguien para que trataran de lo suyo al doctor, claro.

  6. totalmente de acuerdo con DDraper. Este programa es una verguenza y al caradura de Vasile se le debería caer la cara de verguenza

  7. La única vez que vi este programa descubrí dos cosas:

    – que cuando estás griposo, con 38 y medio de fiebre, te tragas cualquier cosa;

    – y que el público presente en el plató ve con buenos ojos que un concursante utilice sus conocimientos de mecánica para robar un coche. El modélico ciudadano se llevó el premio de 100.000,00 euracos de vellón, mientras los borregos asistentes apludían a rabiar porque tal felonía se pagara con un premio en metálico tan elevado.

    Desde entonces, me dedico única y exclusivamente a joder al prójimo para conseguir su reconocimiento.

  8. a mi me gusta que se diga “eso es mmmmmmmmmmerdad” o lo contrario “esto es veeeeeentira! Así te marean un poco.
    A la mierda esta basura!
    pa tí besetes, ángela.

  9. A mí lo que no me gusta es que lo revistan de esa seriedad y que despida ese tufo “cientifista”. El programa no me gustaría de todas formas, pero si al menos reconociesen que todo es una pantomima y un montaje me parecería, por lo menos, honesto.

  10. Marisilla, eres una people’s person, está claro.

    DDraper, yo creo que el engañarse a uno mismo, igual que el carácter selectivo de la memoria son armas de conservación y autoprotección. No creo que tenga mucho que ver con ser mala persona engañarse a uno mismo (no es un acto tan simple, es bastante sofisticado ese proceso) pero sí vender a toda tu gente por dos céntimos de euro. Me parece que para ir a ese programa hay que ser muy ingenuo o muy malvado, y para verlo… pues no sé. Despierta la parte peor del espectador. Y todos la tenemos, yo la primera.

    Adi, si, los elogios a la sinceridad son estupendos desde un plano teórico, pero mal aplicados en el práctico son una cosa tremendamente mala…

    Nalda, está muy bien dar voz a los sin voz pero paradójicamente en la tele sólo se queda el que se hace un grupito de oyentes. ¿Cómo se come eso?

    Chorli, vaya pedazo de doctor. Seguro que mira el reloj y dice que se le ha parado el pelo, como en el sketch de Martes y Trece.

    Bamako, lo es.

    Grom, no conocía lo de ese premio pero esto de “Apología del Afane” me parece lamentabilísimo.

    Eola jajajaja “mmmmmmerdad”, creo que eso nos fascina a muchos, la liturgia chunga esa de “vvveeeentira.”Besetes pa ti también, guapix.

    Ruth, es una patochada total. Pero es lo que dicen, cuanto más gorda la trola, más fácil de creer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.