Watchmen: raro, raro

Un superhéroe azul que va desnudo y cambia de tamaño y lleva una diana en la frente.

Un comediante malvado.

Un fulano que tiene una máscara con las formas cambiantes de un test de Rorscharch.

Una superheroína que va vestida de prostituta ochentera.

Un mazas venido a menos que viaja en un huevo.

Un superhéroe que es un cruce entre David Bowie y Terence Stamp.

Han pasado un par de días y todavía no estoy muy segura de qué pienso de Watchmen. Advierto: yo no he leído nada del cómic, y la verdad es que me esperaba algo bastante más clásico, y por qué no decirlo, bastante más entretenido. Todo en Watchmen es excesivo: su metraje, sus pretensiones, sus excentricidad.

¿Qué me gusta de Watchmen?

El reparto. La mayoría de los diálogos. Las charlas taxidriverescas del diario de Kovacs. El caractér melancólico de Dr. Manhattan. La agresividad sin ambages de Rorscharch. La elegancia suficiente de Ozymandias. La soledad de los superhéroes. La audacia de mostrarlos “humanizados”, viviendo existencias llenas de miserias y mediocridades, la valentía de presentarlos como seres crueles, ambiciosos y veleidosos. La intención de hacer una peli de personajes y sentimientos de superhéroes. (Me imagino que eso estaría en el cómic.)

¿Qué no me gusta?

El metraje. Las continuas digresiones del relato principal, tan frecuentes y tan largas que te pasas la mitad de la peli pensando en qué estás viendo, de dónde viene, adónde va, si existe Dios, si Dr. Manhattan compra condones de colores. El rollo sentimental en ocasiones cae en el ridículo, como por ejemplo el sexo en la nave de Dreiberg, con el Allelujah de Cohen de fondo. Las canciones, aunque son temazos, como bien dice Josmachine en este post que os recomiendo, distraen mucho y le quieren conferir un status de seriedad acorde con la intención de la peli, es decir, hacer cine de autor con los mimbres de una cinta de superhéroes. Estéticamente, y sin conocer el cómic, no me acaba de convencer, y las charlas trascendentales en Marte, aparte de que bordean la grandilocuencia más plasta, recuerdan a las cuadros horteras dibujados con aerógrafo que se venden en las playas. El personaje de Laurie Akerman/Silk Spectre II parece un anuncio de Pantene de mal rollo, puesto que se pasa la peli dando patadas y paseando su melena a cámara lenta en plan “En diez días me cargo a un huevo de villanos y además el pelo me brilla que es un lujo.”

En definitiva, lo que más me gusta de Watchmen (su intención de hacer una película de superhéroes basándose en los personajes y en las relaciones entre ellos) es también lo que me provoca rechazo porque creo que no lo consigue, ni es cine de autor ni es cine comercial. Es una apuesta arriesgada, pero algo fallida, al menos para mí. Por supuesto, es una peli interesante, pero el relato es muy largo, muy desequilibrado, muy disperso, y sí, amigos, raro, raro.

10 thoughts on “Watchmen: raro, raro

  1. A mí me apetecía verla. Pero entre lo del anuncio de Pantene y el dibujo de aerógrafo de chiringuito playero, se me están pasando las ganas.
    No más pelis larguísimas, por dios. El otro día casi me da un parraque viendo “el extraño caso de Benjamin Button”. Como dijo el señor que tenía sentado en la fila de atrás: “a esta película le sobran dos horas y media”.
    Pues sí.

  2. A mi me parece un peliculón. Y la pichilla azul de Dr. Manhatan me parece lo más. Y encima luego el tío se puede poner en plan godzilla de alto… y hasta aquí puedo leer. ¿Dónde me he dejado las pastillas?

  3. En efecto los títulos de créditos son grandiosos y la película vale que no va para peliculón pero está muy lograda respecto al cómic. Yo diría que le es fiel al 99% y eso es muy difícil. A mí me gusto pero también tengo que decir que me había leído el cómic cuando supe que este proyecto se iba a llevar a cabo.

    Hay que recordar que este es un cómic de culto y según los amantes a este tipo de lectura puede ser el mejor de todos los tiempos.

    La película sin encambio es excesivamente larga, aunque si no se dejaría muchas cosas en el tintero. Eso sí, habrá una versión extendida cuando salga el Dvd.

    De todas formas Watchmen no ha cumplido las expectativas creadas y todavía no ha recuadado en todo el mundo lo que costó, 150 millones de dólares. Eso es un gran fracaso.

    Aunque no creo que sea rara, las hay mucho más raras y muy muy buenas. Las carreteras que llevan a Lynch son infinitas.

  4. Pues a mi? me gustó pero me dejó frio. Ya lo comento en MI blog (he venido a hablar de mi libro!) donde, además, también hice un postecito sobre el cómic y el autor, pero vamos, que sí: todo lo que comentas positivo, está en el cómic. Lo que comentas negativo, no lo está o no es negativo al tratarse de un formato distinto de expresión, con sus ventajas (textos más densos, etc?) para narrar.

    Ah, y el Dr. Manhattan no lleva una diana, lleva un esquema de un átomo de hidrógeno (un nucleo y un electrón). Se lo puso porque los encargados de ??Marketing? del gobierno le pidieron algún simbolito, logo o emblema y él decidió ponerse algo digno, con sentido para él. Jeje. Frikadas?

  5. Entre Papá Pitufo en bolas antes de encoger meditando en Marte y el polvo “Take Your Breath Away” pero con el “Hallelujah” ralentizado dentro de y sin Kelly McGillis en como para pensárselo.

    Que Watchmen sea un comic ochentero no debería obligar a que la película se regodee en todos los clichés antiestéticos de esa antiestética década. Habría que ver dónde nos lleva está lógica aplicada “a fortiori” a las pelis de romanos…

  6. Estíbaliz, gracias por el aviso. Creo que Button, como mucho, me la dormiré a alguna hora intempestiva. Fincher, ¿qué te ha pasado? Antes eras un tío divertido. (Sé que Deivid nos lee.)

    Marisilla, creo que tus pastillas las tengo yo. ¡¡Qué hombre!! ¡Dan ganas de ponerse morada! 😉

    Chorli, serán cojonudos pero son más largos que un día sin pan. En lo que duran han nacido y han muerto miles de mariposas, que primero vinieron como orugas, tejieron el capullo y todo eso… vamos, que son muy molones, pero ya te dan una idea del ritmo de todo lo demás.

    Neocine, pienso en la versión extendida y me quedo dormida en el asiento. Yo tampoco creo que las pelis raras estén reñidas con la calidad, sino que hay algunas pelis a las que la mezcla de géneros e intenciones no les sale del todo bien.

    Toni Nievas, es verdad que la trompa al viento es todo un icono (de las trompas al viento.)

    Escri darling, ya sabes que te adoro, pero para mí lo que es negativo, es negativo, me da igual el origen, el resultado es el que es, al menos en mi humble opinion, como si intentasen adaptar la piedra Rosetta, el material original es independiente de la calidad de la peli. Digo yo. Y ya puestos a chinchar, si Manhattan es tan memo de ponerse mongoladas en la frente, qué más da lo que sea?

    DDraper, hablas como un sabio.

  7. Eeey, que al decirte eso no quería defender la peli. Defendía el cómic. A mi la peli me parece floja por lo mismo.

    Y para Manhattan ponerse eso es como si le piden que se ponga un taparrabos. Que bueno, que si hay que hacerlo, se hace, pero por él…

    😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.