BAILAR POR EL TECHO

Lo peor de las crisis prolongadas es la sensación de escepticismo y de impotencia que flota en el aire como una nube de polución que no se marcha nunca. En estas épocas un pelete siniestras es muy difícil mantener la ilusión y pensar que somos capaces de cualquier cosa, incluso de caminar por el techo. Pero se puede. Se podía en 1951, en la película “Bodas Reales”:

Y también se podía en este videoclip de Lionel Ritchie, de la canción “Dancing in the ceiling”, de 1986, incluida en su tercer álbum de estudio, llamado igual que la canción. Imposible no verlo y sentirse muy bien.

A día de hoy los paseítos de Fred o Lionel pueden parecer bastante tontorrones, ingenuos o pasados de moda, pero quizá se pueda buscar una nueva forma de materializar lo imposible: haciéndolo posible, y de paso crear algo que inspire a los demás a hacer otras cosas asombrosas, como ésta.

Jabbawockeez, 2011.

¿Y a vosotros? ¿Qué trabajos os inspiran?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.