LETIZIA NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

He leído con mucho interés el libro “Las Dudas de Hamlet, Letizia Ortiz y la transformación de la monarquía española”, de Miguel Roig, publicado por Ed. Península.

Es un ensayo sobre el significado de la figura de la princesa y del porvenir de la monarquía no tanto a partir de la realidad o del relato oficial que envuelve a la pareja real sino de la identidad de Letizia Ortiz, creada a partir de las múltiples historias, enfoques o “cuentos” que la envuelven. Es también una reflexión sobre el valor de las historias como técnica infalible para vender cualquier cosa, instituciones, personas, coches. Como cuenta el autor de “Storytelling” Christian Salmon en su estupendo prólogo: “La “novela” de Letizia Ortiz no se reduce, por tanto, a un cuento de hadas de una cenicienta ennoblecida por la magia del amor de un príncipe; la experiodista accede ciertamente al estatus de princesa por su matrimonio, pero aportándole una notoriedad adquirida en las pantallas de televisión, hace que la monarquía acceda a la modernidad mediática. Redora el blasón que envejecía. El matrimonio principesco resulta ser una sorprendente operación de rebranding.”

Roig reflexiona sobre esa imagen caleidoscópica de la princesa y la familia Real; el origen a la vez plebeyo pero también mediático tiene el poder de transformar la imagen de la Monarquía, de unir al pueblo con las élites, aunque a ciencia cierta no se sepa si esa potencialidad será ejercida o no. Cuenta que “el perfil de Letizia Ortiz se va articulando sobre los relatos que se acumulan para quedarse de momento en la historia y desde allí prodigarse, en el que cada uno de nosotros podamos construir sobre ella.” Plantea que la princesa es como “el personaje de una novela moderna y lo que más nos interesa de ella es lo que aún no está escrito”.

Fantástico libro jalonado de pensamientos brillantes, con múltiples referencias culturales de todo tipo, desde las más clásicas a las más recientes, “Las Dudas de Hamlet” es una extraordinaria indagación sobre la transformación de la monarquía a través del tiempo, la economía y la multiplicidad de puntos de vista del mundo digital, protagonizada por Letizia Ortiz, presentada como un misterioso personaje perdido en su destino a la que el autor supone “en busca de autor”.

Aquí podéis leer el primer capítulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.