La nieve en mi ventana

Esto es lo que se ve ahora mismo en mi ventana.

No sé qué tiene la nieve que cada vez que la ves es como si fuera la primera. Quizá por eso te hace sentirte inconsistentemente feliz y optimista, como cuando eras niña.

Ademas, la nieve tiene la particularidad de que cuando la ves, haces una pausa, como si pasara un ángel.

La infancia también tiene momentos duros. Recuerdo perfectamente que una vez me puse a llorar en medio de educación física porque no sabía atarme los cordones de las zapatillas. Y recuerdo otra ocasión en la que me puse una batidora en la cabeza, y otra en la que casi me atraganto con una cucharada bien colmada de cola cao en plan comando, sin leche ni agua ni nada. Estuve lanzando nubes de polvo marrón hasta que mi amiga A. me dió un vaso de agua. A A. le debo mucho, ya que también desenchufó la batidora. (Que conste que ocurrió en dos días distintos.) Otra gran hazaña de mi niñez fue hacer un Hi 5 espectacular con una plancha. Mi madre me metió la mano en hielo y no pasó nada.

La primera vez que vi la nieve estaba en la guardería. Los niños nos peléabamos por ocupar unos cajones de plástico azul con los que deslizarnos por el patio.

En aquel momento, la nieve bastaba para hacerme feliz.
Ahora la nieve, no se por qué, me inspira una especie de esperanza traicionera que no sé ni de dónde viene.
Desde arriba, eso seguro.

12 thoughts on “La nieve en mi ventana

  1. Qué lindo! A mí me gusta mucho el olor y la sensación de pureza que queda en el aire después de la nevada. Es como transitar un mundo nuevo… Hace un año y pico nevó en pleno buenos aires, fue toda una rareza!
    Ni te cuento cómo disfrutaron los chicos, entre ellos mi hijo, por ese regalo tan inesperado de la naturaleza
    besos
    Gaby

  2. la nieve mola porque además cae despacito.
    no hay trombas, ni rayos ni truenos.
    es un fenómeno meteorológico muy pacífico
    … aunque a lo mejor los que tuvieran un vuelo hoy desde barajas se cagan en mi comentario, …

  3. Qué envidia me da esa imagen. Aquí nevó en esas condiciones hace casi treinta años, y ¡quiero que se repita!

  4. Pues es gracioso, esta manhana hacia un sol en Londres que era maravilloso (perdon por los acentos y demas, no tengo mi ordenador aqui).
    Nieve no hay, pero si series de tv bastante baratas en HMV, te he mandado un correo desde el movil, pero como no se si te ha llegado, he visto “el ala oeste de la casa blanca” por 70 libras, todas las temporadas. No se si voy a facturar algo a la vuelta, si lo hago, puede que me quepa en la bolsa.

  5. Tu experiencia asfixiante con el cola cao debe de ser la causa de que te guste tanto Palaniuk. 😉

  6. Comparto contigo lo del estado de ánimo especial que inspira la nieve. A mi me da la sensación de que embellece todo lo que toca. Me he puesto a hacer fotos con el móvil y a mandarlas a mis amigos que viven en sitios en los que la nieve se deja ver poco.

    Hoy me he puesto de buen humor nada más levantarme. (Claro que no he sufrido los atascos y todo lo demás. ¡Ventajas de trabajar en casa!)

  7. Hola Angela!!!

    No he visto ningún e-mail tuyo para poder mandarte este vídeo, así que te lo dejo aquí en los comentarios de este post aunque no venga al caso.

    Buscando versiones en YouTube sobre la gran canción Sweet Child O’ Mine de Guns N’ Roses, encuentro a tu gran amigo Nacho Vigalondo interpretando dicha canción en un karaoke. No tiene desperdicio. Al final yo creo que se le sube jajaja.

    Saludos.

    http://es.youtube.com/watch?v=a27amfd_L8w

  8. Yo comía queso rallado directamente de la bolsa. Y lo del cola cao a cucharadas es un gran error, ese tipo de guarrada sólo se puede hacer bien y sin peligro con el Nesquick.

    Lo digo por si quieres volver a intentarlo…

  9. Me alegro, Gaby. ¡Un besote!

    She’s freaky, es verdad. Va como a mitad de velocidad. Es jolí. O mejor aún es boní.

    Ruth, ¡vente!

    Fede, qué envidia. En el extranjero y de compras. Rrrr…

    Al, tú lo has dicho. Vaya novelón más bueno. Bueno, bueno.

    Julie, me gusta que ver que los side effects de la nieve te llegan a ti también. Un beso.

    Neocine, el vídeo es buenísimo. Cuando Nacho lo da todo… es mucho. Gracias.

    Esti, dancing, si vuelvo a intentarlo no será gratis ni fuera del contexto de una apuesta… ni sin un médico.

  10. Increible!!! Yo pensaba que mi esposa era la unica persona que se habia metido una batidora en la cabeza!!! (ella se quizo rascar, y se equivoco de mano :-p, vos como lo hiciste?) Tb la del cacao, pero no llego a la plancha.. aunque ella se callo en una fuente publica (llena de agua por supuesto…)

    Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.