¿SE PAS? RICKY EN LOS GLOBOS DE ORO?

Todavía estamos terminando de creernos las barbaridades que dijo Ricky Gervais en la entrega de Los Globos de Oro, que tuvieron lugar en la noche del domingo al lunes. Para quien se lo perdiera, he aquí el vídeo de lo mejor en español. (Con la “increíble” risa de Natalie Portman, digna de la mejor empollona de Harvard, de postre.)

Hasta el diario El País se hace eco del asunto con todo detalle de referencias y pone en su titular que “Gervais no volverá a los globos de Oro”. Su repertorio, que incluyó mofas a mujeres, cienciológos gays, solo gays, borrachos y ex convictos, a Cher, a las películas, a Tim Allen, a Ashton Kutcher, a la misma organización de la prensa extranjera que concede los premios, a Hugh Hefner y su joven prometida, condensó en pocos minutos una cantidad alucinante de chistes realmente crueles y en mi opinión, algo reaccionarios.

Por gracioso que resulte (y me encanta Gervais) abochornar a la gente por su religión (nos guste o no, cada uno tiene sus creencias y su derecho a expresarlas), por ser un borracho como Martin Sheen, por haberlo sido como Robert Downey Jr. o por las supuestas tendencias gays de Tom Cruise o John Travolta, es decir, reírse de la gente por su credo, por sus problemas de adicciones o por su orientación sexual son la clase de chistes que a la mayoría nos generaría vergüenza ajena oír en un lugar público. En mi opinión, la plataforma glamourosa de los Globos de Oro sólo magnifica la pifia.

No estoy diciendo que no se puedan hacer chistes de todo, pero creo que a Gervais se le ha ido la mano y que como casi todo es una cuestión de medida. Como ha dicho Buenafuente en su twitter,

“No estoy de acuerdo con lo de Gervais en los globo. No puedes ir a reventar, a morder, agrio y desagradable. Si odias al cliente, renúncia.”

Paradójicamente, a quienes más ha gustado ha sido a algunos miembros de la derecha americana, como cuenta el Hollywood Reporter. Mientras, Ricky dice en su blog que algunas reacciones casi le hicieron creer que había ido demasiado lejos, pero que gracias a sus fans sabe que no fue así y está muy orgulloso de su trabajo. También ha dicho que no piensa volver a hacerlo, que con dos veces ya basta. No creo que le inviten a tripitir, la verdad.

Independientemente de sí a uno le gusta o le parece adecuado o no hacer según qué chistes sobre según qué temas, ha habido varios humoristas que se han ido a pique por bocazas. Es el caso de Andrew Dice Clay, el mítico Ford Fairlane, que vio como su carrera se hundía después de intervenciones tan brillantes como ésta en CNN.

Otro contratiempo fueron este cruce de insultos racistas entre Michael Richards (Cosmo Kramer) y su público. Es un vídeo bastante lamentable, sobre todo para un cómico tan grande como él.

No quiero comparar estos dos casos con el de Gervais porque sólo tienen que ver el grado de incorrección política (llevado al límite en los casos de Richards y Clay): además estos dos vídeos no son monólogos guionizados, simplemente son idas de la olla que han perjudicado la carrera de Clay y Richards; sólo el tiempo dirá si el Ciudadano Gervais frecuentará con la misma frecuencia que hasta ahora Estados Unidos o si ha llegado demasiado lejos con sus chanzas. Lo que para mí sí es bastante evidente es que en EEUU cuando tachan a alguien lo hacen con ganas y eso podrían tener los tres en común si los cineastas de Hollywood no olvidan el  rechazo generalizado que ahora sienten por su actuación.

¿Qué opináis? ¿Vale todo? ¿Se ha pasado? ¿El humor no tiene límites? Amenazo con una segunda parte, en la que cómo ya ha hecho mi amiga Esti en este post, pondré algunas fotos de las mejor y peor vestidas de la noche.

12 thoughts on “¿SE PAS? RICKY EN LOS GLOBOS DE ORO?

  1. Dices: “abochornar a la gente por su religión (nos guste o no, cada uno tiene sus creencias y su derecho a expresarlas), por ser un borracho como Martin Sheen, por haberlo sido como Robert Downey Jr. o por las supuestas tendencias gays de Tom Cruise o John Travolta”

    Bueno: ¿Es la cienciología una religión? Ehm… Aun así, no se burlaba de la cienciología. Se burlaba de “2 famosos cienciólogos”. Y no se burlaba de que fueran gays, si no de que intentan aparentar que son heterosexuales. Se burla de la hipocresía, con la comparación de la película “I love you Phillip Morris”.

    Lo de Charlie Sheen fue un chistecito de entrada y en fin, es como los 500 que hace cualquier cómico cada día, sea Conan O’Brian, sea Jay Leno, sea Buenafuente. Con Melendi se hicieron 300 millones. Y que coño, a Charlie seguro que hasta le hizo gracia.

    A mi lo que me pareció más heavy es lo de meterse tan a saco con The Tourist. Más heavy en el sentido empresarial: es tirarse piedras al propio tejado y eso no lo he visto NUNCA en una gala: insultar a una obra del gremio. Flipante. Esa parte, aunque a mi me hizo gracia porque comparto la opinión y me pilla lejos, me parece abrir una puerta peligrosa: las galas son para potenciar la industria, no para joder a un producto de compañeros.

    Pero vamos, que me parece a mi que la gente enseguida se rasga las vestiduras por unos chistacos (a mi ver a Baldwin y a De Niro llorando de risa me pareció grande y soy Gervais y ya con eso, me voy a casa contento) que la semana que viene, más o menos, ya se habrán olvidado. Eso sí, dudo que vaya a presentar de nuevo Gervais, pero más que por los chistes que dices, por haberse metido con el comité de selección, con los sobornos y el caso The Tourist y Burlesque (y eso que me da que lo que más jode, es que tenía razón en lo que dijo).

  2. Yo no creo que valga todo, pero el humor se basa en reírse de lo que nos hace sentirnos incómodos: la muerte, el sexo y también las creencias, el racismo, los rumores… Gervais jugó al límite y entiendo que muchos piensen que se ha pasado. A mí, me gustó y me hizo reír. Y también me hizo reír ver a los invitados glamourosos incómodos.
    Ahora bien, los chistes sobre cienciólogos, si Tom Cruise es gay, la edad de las protas de Sexo en N.Y. …se han hecho montones de veces, son típicos de cada entrega de premios. Si Gervais se ha pasado no ha sido tanto por incorrección, sino por cantidad.

  3. Toni:

    Si tu te ríes de alguien que quiere hacerse pasar por heterosexual, es decir, que quiere ocultar su homosexualidad, es que ímplicitamente piensas que una orientación sexual distinta es algo que es lógico ocultar.

    Lo de los chistes de los cienciólogos es más viejo que el viento, y yo no entro a valorar si ser budista o cristiano es muy diferente a ser cienciólogo, pero estoy con Esti en que se ha pasado por cantidad más que por el contenido de sus chistes. Individualmente son pasables y los hemos oído parecidos cientos de veces; lo malo es cuando todos son hirientes y en ocasiones de mal gusto.

    Y no puedo estar más en desacuerdo contigo, porque lo que me parece valiente y necesario es que diga que The Tourist es un truño. No creo que la credibilidad de Johnny Depp y Angelina Jolie ni la de la productora se vayan a resentir por lo que dice, que por otro lado es un secreto a voces. (Las críticas lo confirman.)

    O sea, que a mi no me parece mal cuando se mete con las empresas, pero me parece que hay un límite en lo de reírse de las personas. Pero si a tí te parece que la reputación de una multinacional merece un respeto que las personas y sus familias no merecen pues lo siento amigo, no me conveces, dicho con todo el cariño que ya sabes que es un montón.

  4. En mi opinión Gervais se pasó de la raya. Y no sólo con las burlas personales, sino también con las profesionales. Que recuerde ahora, la comparación de la carrera de Tim Allen con la de Tom Hanks, o las críticas a The Tourist. Creo que todos nos preguntábamos por qué esa película tenía tres nominaciones, pero el presentador de la gala no es quién debe entrar a cuestionarlo y menos de esa forma.

    Lo de Gervais no fueron chistes, fueron faltas de respeto. En cualquier caso, él ya había advertido que no le volverían a invitar y la organización asumió el riesgo.

  5. Ey, no soy Toni, soy Galahan! 😛

    Pero no, no me reiría de alguien que oculta su orientación sexual, porque no es problema de nadie. Lo que me reiría es de un tío que SE ESFUERZA patéticamente en intentar demostrar que es lo que no es y monta numeritos tipo el Show de Ophra o el jaleo con sus novias y su hija. Vamos, alguien que considera bochornoso ser gay, si lo es, y se esfuerza en ocultarlo. De ese me reiría por su gilipollez. Como si es heterosexual y fingiera ser gay, vaya.

    En ese momento, en el que ocultas eso, igual que otros intentaban ocultar ser negros, es cuando me parece que faltan el respeto de lo que intentan “apartarse”.

    Así que sí, una coña (y tan velada, sin citar nombres siquiera) y más siendo personajes públicos que utilizan su posición social famosa para hacer apología de una secta, me parecen risibles.

    Por otra parte, lo de The Tourist. Comparto lo que dices y a mi el chiste me hizo mucha gracia. Pero que me parece que, en una gala así, puede abrir una puerta extraña. Otra cosa es decir que me parecen mal esos chistes: no!! Me encantan y deben hacerse, en todos lados, y hay mil programas, blogs, periódicos, revistas, radios que hacen eso. De hecho, ni siquiera me parece mal del todo que se haga en la gala, que narices. Pero sí que me parece… arriesgado, empresarialmente. Y me sorprendió.

    Y sí, todo merece mucho respeto en general, pero creo que no se ha hecho chiste de nadie que viva en secreto su vida y condiciones sin entrar en alardes o exposiciones, si no en gente que vive del exceso de esos factores. A mi, que digan “pobre Charlie Sheen, que tras mil oportunidades, se va con 3 actrices porno/prostis a un hotel de Las Vegas, todo pagado, propiedad de Hugh Hefner, en una convención porno, a liarla parda y emborracharse hasta las mil y armar un jaleo de 3 pares de cojones, sabiendo que la prensa está al acecho y eres un personaje famoso” pues… que si fuera un humilde señor familiar, no tendría a su alcance ese hotel, esas actrices, la pasta para esa fiesta ni nada de eso. Y sinceramente, no creo que oyera eso y se pusiera a llorar, destrozado. No por eso.

    Otra cosa es que se ponga a decir: “ey, mira, Colin Farrell, que es tan tonto que lleva un tatuaje en el brazo para distinguir la derecha de la izquierda”. Pues sí, lo vería fuera de lugar. Pero esto…

    Y todo esto dicho con… más cariño que tú! JA! 😀
    No, en serio, un besote!

  6. “Si tu te ríes de alguien que quiere hacerse pasar por heterosexual, es decir, que quiere ocultar su homosexualidad, es que ímplicitamente piensas que una orientación sexual distinta es algo que es lógico ocultar. ”

    ??

    ¿Y este pedazo de razonamiento? Me quedo a cuadros.

    Os veo muy mojigatos… no se si porque también sois de la “industria” o que… Puedo comprender que meterse con Tim Allen os pueda parecer pasarse, al fin y al cabo es una persona, pero que os escandaliceis por criticar que un mojón del calibre de THe Tourist esté nominado!!?? Como se os nota le plumero, amigos…

    “Las galas son para potenciar la industria, no para joder a un producto de compañeros.” Aquí se nota el típico corporativismo de la “industria” española…

    Es penoso… para una vez que llega un tio graciosisismo y dice cuatro verdades, hasta los pobreticos del cine español se escandalizan… ¿Nadie dice nada del chistecito de Robert DeNiro sobre la deportación de los periodistas… y de Javier Bardem? Ah, no, que es Robert De Niro…

  7. Pues lo de Robert De Niro fue desafortunado, pero no era el presentador de la gala. Gracias por lo de “mojigatos” y por lo de “Pobreticos del cine español” “como se os nota el plumero”, “es penoso” y por lo del “típico corporativismo de la “industria española”. Vaya, gracias por aportar al debate, así, en general.

  8. Llego tarde pero a mí me encantó lo de Ricky Gervais. No estoy para nada de acuerdo contigo, Angela. Creo que, fundamentalmente, el humor es pasarse de la raya. Siempre, el gran humor, siempre. Billy Wilder se pasó de la raya tres pueblos en Un, dos, tres, haciendo chistes anticomunistas y anticapitalistas poco antes de la erección del muro de Berlín, y en Con faldas y a lo loco, descojonándose del travestismo, etc, etc. Y en la que es, para muchos, la mejor comedia de la historia del cine, Ser o no ser, Lubitsh hizo una sátira formidable nada menos que con la invasión de Polonia. Reirse es molestar. ¿No os parece formidable?

  9. David, a mi me gusta su humor, pero sí que me parece que se pasó. Compararlo con la valentía esgrimida por Wilder (1,2,3 es una de mis pelis de cabecera) me parece un poco injusto, ya que no es lo mismo humillar al pobre Tim Allen frente a Tom Hanks que hacer una crítica demoledora de un marco político en un contexto histórico mucho más difícil. Y lo de Lubitsch también es igualmente brillante; pero no me parece muy adecuado que en una boda un humorista hiciera una charla diciendo que el novio se está quedando calvo y que la novia tiene halitosis. Todas las burlas a peliculas, empresas e instituciones me parecieron más que bien porque son valientes; hacer humor metiendose con los vicios, debilidades y tal de cada un no me parece que esté al mismo nivel. Y te lo digo aun habiendo disfrutado de su monólogo. Creo que él está en su derecho de ofender (como dice textualmente en el Hollywood Reporter a costa de una crítica de Judd Apatow) y que cualquiera está en su derecho de sentirse ofendido. A mí no me ofenden, claro, pero seguro que Tim Allen o Hugh Hefner están que trinan y tienen todo el derecho.

  10. Hombre, con Tim Allen puede ser. El tío no es ningún pobrecito de la vida, lo mismo que Tom Cruise. Pero a mí, desde luego, me ofende más la mera existencia de Hugh Heffner y su defensa de la prostitución encubierta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.