Apuntes de verano

Alba Alonso en el estreno de "Entrevista" en Madrid.

El estreno madrileño de “Entrevista” fue genial. Gracias a Córtate por la muestra, y sobre todo a los amigos y a la gente del equipo que estuvo conmigo, y también a los que no conocía de nada y aplaudieron el corto y el trabajo de todos. Fue una gran noche, uno de esos raros momentos en los que las piezas comienzan a encajar.

Afortunadamente, la sensación pasa rápido (modo ironía on.) Y vuelve la zozobra, la lucha, la incertidumbre. Y es que eso es este trabajo. Una sucesión de intentos, casi siempre fallidos, por conseguir algo. Quizá lo mismo que perseguimos todos, en todos los trabajos, en todas las situaciones: aceptación, reconocimiento, un modo de vida, algo de sentido.

El mes de Julio casi ha acabado y no puedo evitar hacer balance de esta temporada 10-11. Ha sido un año muy intenso para mí, ha habido casi de todo, estoy muy contenta por varias razones, aunque he de admitir que me siento exhausta, más emocional que físicamente, y que probablemente será cosa del verano y de la cercanía de las vacaciones, pero ahora mismo valoro más un buen libro o una cena en buena compañía que la posibilidad de rodar otro corto o pensar en una nueva serie. Espero que en septiembre tenga más energía.

Masai Mara.

Este año he dirigido y escrito “Entrevista”, con unos actores excepcionales y un equipo maravilloso al que siempre estaré agradecida. También me he implicado mucho en una serie que si todo va bien saldrá adelante en los siguientes meses. Además, he seguido con mis clases en el Hotel Kafka y he escrito mi segundo guión en inglés. Por otro lado, ha habido otros proyectos que se han quedado en nada, ideas que se han ido por el desagüe, decepciones y enfados variados, pero nada que no haya tenido un ángulo que me sirva para mejorar. Por supuesto, he cometido errores, y espero haber aprendido de ellos.

Myanmar.

Mi S.O. se queja de que soy una vaga porque me gusta mucho escribir en el sofá, pero creo que esta temporada me he esforzado bastante, y he hecho realidad el principio de Peter: “Todo el mundo asciende en las organizaciones hasta alcanzar su nivel de incompetencia.” No sé si lo he alcanzado, seguramente, pero sigo intentándolo.

Phuket, Tailandia.

También ha sido una temporada en la que hecho nuevos amigos, he tenido la suerte de conservar a los que ya tenía, he visto buenas series, he leído algunos libros, pero sobre todo y como decía anteriormente he llegado a valorar la tranquilidad y la armonía. Dedicarse a un trabajo vocacional es algo estupendo, pero lo más importante es vivir.

Confío en que cuando me vaya de vacaciones esta solemnidad me abandone y que regresen las ganas de meterme en nuevos fregaos, y que todos tengáis posibilidad de descansar y pasar buenos ratos.

Gracias por estar ahí y feliz verano.

(Las fotos son de sitios relajantes a los que no iré de vacaciones pero me hubiera gustado.)

La Gran Barrera de Coral, Australia.

ANGELA ARMERO, “ENTREVISTA”

Cartel de Cristóbal Garrido.

Así me llamo yo y y así se llama el último corto que he escrito y dirigido. Está protagonizado por Luis Callejo, Juan Díaz y Alba Alonso, y producido por Colosé Films. No se me ocurre mejor (ni peor) manera de promocionarlo que haciéndome una entrevista a mí misma. Como nadie me lo ha sugerido, me lo sugiero yo, porque me considero una persona muy sugerente. ¿Cuál es la razón de este comportamiento tan excéntrico?

Porque este jueves, 14 de Julio, a partir de las 22:00 se estrena “Entrevista” en el cine Capitol, Gran Vía 41, en la estupenda muestra C?RTATE.

La entrada vale dos euros (dos euros, con eso no te compras ni un café en el Starbucks) y luego te puedes tomar algo en la fiesta en el Larios Café. Vamos, que no os lo podéis perder, y los que os lo perdáis, no pasa nada, estar en una lista negra siempre da carisma. De aperitivo, ahí va el trailer:

“ENTREVISTA” Trailer from Angela Armero on Vimeo.

Y la entrevista.

P. Angela, dime, ¿Por qué haces cortos?

R. No lo sé. Siguiente pregunta.

P. En serio, no me puedes responder eso, tía.

R. Los hago porque soy un poco mema. Es una actividad horrible, estresante, cara, envejece, engorda.

P. Algo bueno tendrá. Vamos, digo yo.

R. Sí. Lo bueno de hacer cortos es que descubres lo a gusto que estás en casa escribiendo guiones con una taza de café y un gatito que ronronea.

P. ¿Qué ha sido lo mejor de la experiencia?

R. Trabajar con los actores y tener un equipo estupendo que me ha regalado su talento.

P. Esa respuesta suena un poco preparada.

R. Pues es lo que hay.

P. ¿Qué ha sido lo más difícil de hacer este corto?

R. Las noches del rodaje dormía cinco horas. Me iba al set con las sábanas marcadas en la cara. Eso fue realmente duro. En esos momentos, pensaba en Bear Grylls chupando tripas de camello y me decía “tú puedes. Tú puedes.”

P. Me imagino que ese horario es muy cansado para una guionista como tú, que trabaja lo justo.

R. Afortunadamente, llevaba una gorra Kangol de ésas modelo “director de cine” y me ponía frente al combo como si estuviera muy atenta. Así lograba descabezar una sueñecito o dos, mientras los demás temían interrumpirme porque pensaban que estaba muy concentrada.

P. ¿De qué va el corto?

R. Los cortos no son para hablar de ellos, son para verlos.

P. ¿Es un corto de cine social?

R. Pasapalabra.

P. No tiene nada de malo… si es que es cine social.

R. Pasa-palabra.

P. ¿Qué recomiendas para los que como tú quieran iniciarse en el mundo del corto?

R. Que les flasheen con la máquina de Men In Black y se metan a estudiar Derecho o Empresariales.

P. ¿Tienes unas palabras para el excelente reparto de tu corto?

R. Sí. “Se me han acabado los tickets para copas.”

P. ¿Por qué debería ver tu corto?

R. Porque si no lo ves tú, hijamía…

ENLACES

ENTREVISTA EN FACEBOOK

EL CORTO EN CORTATE

SÍGUEME EN TWITTER

Ahora más en serio, os dejo con un vídeo que muestra al excepcional equipo que me ha ayudado a convertir “Entrevista” en realidad. Gracias a todos y espero veros en el Capitol.

POR FIN JUNTOS

Ayer fui al cine y ví un trailer destinado a marcar un antes y un después en la historia del cine.

Todos sabemos que ahora básicamente el cine comercial es una especie de engrudo para las masas, una mezcla bastante aberrante de secuelas, precuelas, superhéroes, piratas, y cafeteras que se vuelven robots.

Aún así, el cine comercial sigue vendiéndose como siempre: cada película cuenta una historia, aunque detrás haya mil estudios de mercado y el merchandising tenga más trabajo que el guión, aunque se gaste en promoción más que en toda la película.

Pero por fin hay una peli que se deja de zarandajas y se vende como se vendería en una reunión de ejecutivos de una major. Es ésta:

Independence Day meets Unforgiven.
ET con un poco de El bueno, el feo y el malo.
La guerra de los mundos con Wild Wild West (espera, esto era la misma película, ¿no?)

-Una de vaqueros con marcianos.-dijo el ejecutivo.
-Compro-dijo el jefe del estudio.-¿Cómo la vamos a llamar?
-Cowboys y Aliens.
-Fantástico.

Ese es el trailer que vi ayer. Reconozco que el trailer es tentador, pero el título me hace ver la “venta” en vez de la historia y me siento como una cifra, no como una espectadora. Y por supuesto, la retahíla de nombres como Spielberg, Ron Howard y etc para ver si consiguen hacer la propuesta más respetable no hace sino alejarme más aún.

En vez de ir al cine, escribiré un guión para Hollywood.
“Mafiosos y Robots”, “Nazis y Oompaloompas”, o quizá “Piratas y Osos Panda”.

Va ser un clásico del futuro.

CORRECCI?N:

Como me han dicho Grom y Anomálo por diferentes vías, la peli está basada en un cómic. Mil perdones por no investigar a fondo los orígenes de la última peli de Jon “Iron Man” Favreau. Creo que eso no se menciona en el trailer. Así que mi ejemplo no es muy válido, después de todo.

Hablando de trailers, mañana el de “Entrevista” en este blog. No os perdáis la exclusiva.