ENTREVISTA SE ESTRENA EN MEDINA DEL CAMPO

Eran las seis de la mañana y la cosa no pintaba bien.

Por motivos de trabajo, habíamos salido de madrugada de Medina del Campo y poco antes de las seis se puso a chispear en el camino. De repente, sin saber muy bien cómo, aquelló se transformó en una nevada impresionante, con los copos de nieve volando en horizontal hacia el parabrisas, imposible ver por dónde iba el coche o si seguía la carretera delante de nosotros.

Pero eso no fue nada comparado con la emoción de volver al Festival de Medina del Campo a presentar nuestro corto “Entrevista”, algo que habíamos hecho unas horas antes. Habíamos llegado por la tarde, con el tiempo justo de tomar un café y meternos en el auditorio. Allí me encontré con David Temprano, el director de arte, y como no quiso subir Alba Alonso, Juan Díaz y yo presentamos al público el corto y la verdad es que nos encantó cómo reaccionaron a lo que vieron. Por supuesto, echamos de menos a Luis Callejo (que estaba rodando y no pudo venir) y al resto del equipo.

Como para fiarse de esta chica.

Fue un día de frío castellano, de alegría al reencontrarme con Emiliano y Eduardo, también fue una noche en la que cenamos estupendamente en el restaurante El Mortero y en el que celebramos por fin haber acabado el corto y también la satisfacción por el resultado.

Después comentamos nuestras impresiones con la prensa local.

Bueno, en realidad, no. Estábamos haciendo tiempo para despedirnos de Emiliano y nos pusimos a hacer el tonto en el photocall.

En definitiva, que nos quedamos encantados con el Festival y felices de haber compartido este momento juntos.

Y también estamos encantados de haber sobrevivido a la nieve.

“ENTREVISTA” SE ESTRENA EN MEDINA DEL CAMPO

Nuestro corto “Entrevista” se estrena el 22 de Marzo de 2011 a las 20:00 en el Auditorio Municipal de Medina del Campo, en la sección oficial del 19 Certamen Nacional de Cortometrajes de la Semana de Cine de Medina del Campo. ¿Qué puedo decir? Que es un honor volver a este pueblo y a este festival tan querido por mí, y que por fin, después de más de un año de entregado trabajo vamos a sentarnos a verlo y a cruzar los dedos, esperando que al público le guste. Así, el 22 de Marzo es el día en el que nuestro corto “nace” y para todo el equipo y para mí es un motivo para estar contentos. Porque nos ha costado un huevo hacerlo, ha sido largo, ha sido extenuante y lo hemos hecho lo mejor que hemos sabido. A partir de ahora, nuestro corto es tan vuestro como nuestro y esperamos que os guste y os entretenga. Seguiremos informando.

Entrevista, ?ltimo día

El último día empezó muy mal y acabó muy bien. Justo cuando comencé a disfrutar como una niña pequeña (quizá los niños de cuatro años deberían dirigir películas) se acabó la cosa. Una vez más no puedo contar mucho sin incurrir en spoilers, así que sólo os diré lo que llevo diciendo en todas estas crónicas, aún a riesgo de ser un tedio insoportable: que no hay nada como tener un equipo así de bueno y así de entregado. Espero que el tiempo que han invertido o más bien apostado en el proyecto les haya servido de algo, y si no ha sido así, que al menos hayan disfrutado algo.

Para mí, ha sido todo una experiencia. Recuerdo que me daba muchísimo miedo dar el ok al último plano de todos en tanto en cuanto suponía cerrar la puerta de una habitación en la que había estado varios meses, y no me refiero al rodaje sino a la preparación. Si tengo que pensar en conclusiones, diría que es estupendo ponerse en peligro de vez en cuando. No me refiero a atravesar la Castellana caminando por una cuerda sino a hacer algo cuyo resultado desconoces. Ese tipo de aventuras, como una declaración de amor, pueden hacerte avanzar o dejarte hundido en la miseria una temporada. Pero bueno, como todos los que estamos hartos de leer teoría de guiones sabemos, todas las historias avanzan a través del cambio. Con errores o con aciertos, buscar las limitaciones propias es algo que te hace sentir bien. Como decía Javier Bardem en una reciente entrevista, “?xito es irte a la cama pensando hice todo lo que pude y me siento orgulloso”. Con los horarios de los rodajes, también se puede decir que éxito es simplemente irse a al cama.

No puedo subir fotos porque mi perro se ha comido el router.

Entrevista, Día 2 y Día 3

Honestamente, cuando escribí este cortometraje pensé en hacer algo ultrasencillo y ultrabarato. No ha sido ni barato ni sencillo. María la jefa de producción y yo nos las vimos y nos las deseamos para encontrar una localización adecuada. Es un despacho donde sucede una entrevista de trabajo y acertar con ese espacio era una de las claves. María se vió unas cuantas docenas y yo con ella, y al final dimos con el sitio perfecto (perfecto después de pasar por el arte de David Temprano.) Se podría haber hecho en muchos sitios, pero la idoneidad de ese sitio se pagó. Trabajar en plan coste cero seguramente te da mucha libertad, pero personalmente prefiero pensar que todo lo que ha requerido este corto lo hemos tenido. Y eso ha sido un lujo que hay que agradecer a la productora. Y en cuanto a la sencillez de un decorado principal y pocos actores… pues digamos que no es fácil sostener quince páginas con las mismas personas en el mismo sitio. No hay nada fácil. O al menos para mí, no lo hay.

Una vez llegamos al hotel, nos pusimos enseguida a trabajar con Luis Callejo y Juan Díaz. No sé qué puedo decir de estos dos. Son unos actores fantásticos, y me lo pasé pipa viéndoles trabajar (¿está demodé lo de pasárselo pipa?), igual que en los ensayos. Es bastante marciano ver cómo lo que has escrito cobra vida, a veces de la forma que te imaginabas, a veces mucho mejor. Ignacio el director de foto consiguió una atmósfera a mi entender maravillosa y de forma práctica y ultraeficiente. Y empezamos a quemar páginas de guión y pasárnoslo muy bien. A la hora de la comida nos sorprendió la noticia del fallecimiento de Luis García Berlanga y nos hizo recordarle el resto del día.

El sábado por la noche llegué a casa y me puse a ver la Noria, actividad de la que soy consciente que no es muy bueno alardear pero que me suele relajar (a pesar de los berridos.) La combinación de haber dormido poco, el mogollón del rodaje y la tensión, la excitación y el darse cuenta con una mezcla de adrenalina y temor de que quedaban aún dos días más casaba muy mal con ver la Noria, con el ambiente de sábado que se respiraba en las calles. Es otro mundo, el tiempo se dilata y se contrae continuamente y la percepción del resto del mundo en esos días se me hizo extrañísima. Será la falta de costumbre; el caso es que me pareció rarísimo estar allí sentada viendo un debate absurdo, como si fuera algo que antes entendiera y ahora ya no.

El domingo fue el día más difícil, pero no puedo contar por qué sin incurrir en spoilers así que no lo haré. Suele suceder que los días más duros son los días en los que más se aprende, aunque idealmente a nadie le gustaría repetirlos. Supongo que hacer cortometrajes es una forma muy cara o muy sofisticada de aprender a contar historias y por ello es normal encontrar importantes lecciones en los errores que uno comete; yo al menos espero que si hago otro corto cometer unos nuevos, no los que he podido cometer en este. Creo que lo más difícil de dirigir es tener una visión y protegerla. Al tiempo es un trabajo en equipo y hay que escuchar todo aquello que pueda enriquecer o mejorar la puesta en escena porque con frecuencia es mucho mejor que lo que una ha pensado. Creo que lograr el equilibrio entre escuchar y conservar las propias intenciones es lo más difícil de todo. Además creo que la visión jamás puede surgir en el rodaje. Para eso está la preparación. Luego surgen problemas y hay que adaptarse a ellos, y eso también es muy complicado. Qué trabajo más difícil, caramba.

Así que el domingo llegué a casa derrotada. Los problemas surgidos a lo largo del día me dejaron agotada y me preguntaba si tendría energía o claridad mental para finalizar con éxito el rodaje, y lo que es igual de importante, si sería capaz de disfrutar de ese último día. No lo averigüe hasta el día siguiente, el lunes 15 de Noviembre.